Obsesion por el rojo por ranaverde87

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:21 pm

Entonces-contó con sus dedos-...esta será la numero 45?-asentí riendo-mmm pues...te ves hermosa hoy Lena-“46” leí en sus labios sin pronunciarlo.
-Sabes como tratarme, cierto?-dije sin parar de reír.
-No, tu sabes como hacer para saber como tratarte-me tomo de la cintura-...que bueno que decidiste festejar nuestro onceavo mes juntas...-
-Si-parando de reír al sentir su cercanía.
-Dios, no se si sea la luz de la luna, pero sin duda hoy te ves mil veces hermosa-dijo susurrando a unos milímetros de mi boca.
-No, tú te ves bellísima, en verdad tus 18 te favorecieron-reímos.
-Bien, las dos somos lindas...que nos declaren la pareja perfecta-
Mire sus azules ojos para buscarme, y me encontré justo al beso.
-Mmm...Yul-separándome de sus labios-...tenemos que controlarnos-
-Disculpa-dijo pasando sus dedos por su boca y quitarse el exceso de mi labial-mmm de fresa-sonreí.
-Y ahora que quieres hacer?-le pregunte tomando su mano.
-Sentarme, ya recorrimos este parque mas de 10 veces-
-Ay! Que floja eres!-
-Claro que no!-se detuvo de golpe y jalo mi brazo hasta acércame a ella y abrazarme.
-Que haces?-le pregunte divertida
-Te demuestro que no soy floja-puso sus manos en mi cintura y me alzo.
-Yulia!-mis piernas actuaron solas al enredarse en su cadera, mi Yulia se tambaleo un poco pero recupero el equilibrio.
-Ya vez, una floja no cargaría a su novia hasta el auto-
-Segura que me puedes?-
-Puf! Que pregunta es esa Elena, claro que te puedo-dijo con un poco de dificultad al caminar, enrede mis manos tras su nuca.
-Hey! Estas metiendo mano ahí...-
-Ups...-me pellizco-...ups otra vez...yo no soy-
-¬¬...-
-Perdón Lena, pero tu trasero es irresistible a mis manos, y pues...tienen que aprovecharse, lo siento Lenita-
-Bien como son tus manos las perdono-sonreímos. Junte mi frente a la suya-...sabes por donde vas?-le pregunte al ver sus ojos.
-No, pero no importa, me encanta perderme en el color de tu mirada-Tropezó, me abrace mas a ella pero no caímos-jejeje, ya...ya lo tenia previsto-
-Mejor me bajo ya-
-No!...así me gusta tenerte, además, mira a mis manos, están felices-
-Si, ya las sentí-
-XD...te amo sabes-
-Sip...-
El celular de Yulia comenzó a sonar, lo saque de su chaqueta y conteste. Era Lidia, así que lo puse en su oreja.
-Hola..., si aquí estoy con Lena,....en casa de Tania?...pues...-me miro, yo asentí con la cabeza-...claro, cuenta con ello, nos veremos en unos minutos, hasta luego-
-Iremos a casa de Tania?-quite su celular y lo guarde de nuevo en su chaqueta.
-Si...no quieres ir?-
-No, si, si quiero ir-
Llegamos al auto, baje mis piernas de la cadera de Yulia, mis manos aun continuaban tras su cuello.
-Entonces, no perdamos más tiempo- y me beso.

Al llegar a casa de Tania parecía vacía, a diferencia de las fiestas anteriores donde algunos están en el patio bebiendo.
-No hay nadie...-Yulia miro hacia atrás-...de donde habrá salido tanto auto?-rasco su cabeza.
-Ah...vamos amor, de seguro hay alguna reunión en la casa de enfrente-tome su brazo para caminar hasta la puerta.
-Si...tal vez...-no muy segura.
-Mmm...venir aquí me trae recuerdos-dije sin pensar, mire de reojo la parte lateral de la casa
-A si?....claro...aquí fue la primera vez que nos besamos...-
-Aja...-solté un suspiro-...la primera vez que nos besamos...-un poco nostálgica.
Y pronto cumpliremos un año.
Yulia toco el timbre, yo me solté de su brazo y me retire un poco.
-Que pasa?-
-Nada-camine hacia atrás.
Iba a decir algo pero su boca se cerró al abrirse la puerta de golpe. Confeti y globos fue lo que salio de la casa
-SORPRESA!-gritaron a coro, y la cara sorprendida de mi novia.
-Wow...es una fiesta? Para mi?-voltea a verme, yo asentí.
-Pasa, pasa...-Tania la tomo del brazo para que entrara a la casa, yo las seguí.
La sala estaba decorada con globos y serpentina. La mayoría de los asistentes eran de su salón, pero no tardaría en correrse la voz, apuesto que en menos de media hora la casa estará repleta de personas “no invitadas” (colados).
Pero que linda situación, su cara no deja de sonreír, sus ojos azules están abiertos y emocionados. Saludando a todos, sonriendo a todos. He de amarla mucho, si es feliz, entonces yo seré sumamente feliz.
La vi acercarse, su cabeza esta llena de confeti y tiene un poco de espuma.
-Ya sabias de esto, cierto?-tomando mi mano.
-Aja...y ha valido la pena, mira tu rostro-
-Si, me han tomado por sorpresa, de verdad no me lo esperaba....me siento como una actriz con pocas posibilidades de ganar un Oscar, mira, me lleve la estatuilla-comencé a reír, sus comentarios a veces están fuera de lugar.
-No se que dijiste, pero te amo a fin de cuentas-bese su mejilla.
-Mmm que privilegio...por cierto Lena,....-se acerco a mi oído-...te ves hermosa esta noche-sonreí, a su espalda mire como Ushka la tomaba del brazo para jalarla, Yulia voltea a verla y asiente con la cabeza. Regresa conmigo y dice sin pronunciar “47 veces”, sonreí.
Me tomo de la mano y me indico con su cabeza que fuéramos a bailar. Pero que boba, tiene mi aprobación para que se divierta con sus amigos y aun así quiere estar conmigo toda la noche...no me quejo...claro que no.
-Oye Lena, y Rubí?-me pregunto Livier, a su lado mire a un muchacho de cabello castaño, supuse que era Gilbert.
-No vino, dijo que tendría que trabajar-
-Hum...que mal, bueno...ah mira, te presento a mi novio, Gilbert-el estiro su mano.
-Mucho gusto-dije al estrecharla
-Ella es Lena, es amiga de Rubí-
-Oh si, si...ya te había visto antes-
-Ah?...-no lo recuerdo?
-Hola!...que tal?-dijo mi pelinegra al llegar a mi lado para interrumpir.
-Yulia! Te estas divirtiendo?-
-Huy si! Como nunca! Y solo llevo 15 minutos aquí XD-
-Jaja que bien!...-
Mire a Lidia y a Pavlov unirse a nuestra plática.
-Que onda, de que hablan? Yo soy bien metiche, díganme!-
-Pues, Livier me presentaba a su novio, y luego llego Yulia, y después tú llegaste-
-Ah...no, pues esta bien, Very Happy-
-Ya se puso happy u.u...-dijo Pavlov refiriéndose a que estaba un poco ebria-
-No, yo no me puse happy, me pusieron Lidia Very Happy-
-¬¬...-
Yulia comenzó a reír, tan fuerte que logro contagiarnos a todos.
-Que? De que se ríen?-dijo Lidia un poco confundida.
-De nada amor,...mira que linda la luz esa-Pavlov señalaba a un foco.
-Hey! Que hacen aquí parados! Vamos a bailar!-dijo Tania apareciendo de la nada.
-Pues vamos!-
Yulia hizo como que caminaba hacia enfrente pero en realidad estaba retrocediendo, me tomo del brazo para que no siguiera a los otros.
-Que pasa?-le dije al ver que sus amigos ya estaban en la ante sala bailando.
-No quiero bailar, no aun...-
-Oh...bien...-
-Quiero ir a...allá-
-Allá?-
-Si, mira...ven...vamos....-tomo mi mano.
Salimos por la puerta trasera de la casa, lo que me dio una idea hacia donde quería llevarme Yulia.
Y adivine, estábamos en la parte lateral de la casa, justo donde nos besamos por vez primera.
-Aun recuerdo ese día...festejábamos mi cumpleaños numero 17...tu estabas ebria, y yo estaba perdidamente enamorada de ti...cosa que no creía cuando me besaste...pensé que soñaba...pensé que era imposible que, Elena Katina amara a Yulia Volkova, fue un segundo el que me ilusione, fueron los próximos dos donde me desilusione. Culpe tu estado de ebriedad para justificar aquel beso. Y me tuviste en el borde del abismo los próximos días, como saber si recordarías todo...-
-Ni siquiera lo olvide-la mire a los ojos-...pero tenia miedo...-
-Lo se...-
-Entonces, necesitaba tocar esos labios de nuevo o si no moriría...necesitaba de ti, y no pude soportarlo...-
-Y nos volvimos novias...-sonreímos-al final de cuentas nos volvimos novias...ni tu ni yo pudimos evitarlo-eliminamos aquel espacio entre nosotras, me miro a los ojos y yo hice lo mismo, nos tomamos de las manos.
-Te juro que no me arrepiento de nada-
-Por que habría de arrepentirse?-
-Por las consecuencias, todo lo bueno siempre trae algo malo-
-Shhh...no digas nada eso...ahora es un momento bueno...-
-Pero...-me callo con un beso, paso sus manos alrededor de mi cintura y me abrazo contra ella, me deje llevar por sus calidos labios.
Pero es que debo contarle los planes que mi madre tiene para conmigo, y que en parte, yo también deseo ir. Ay Por que seré tan cobarde a veces!
Para que ir, para que si lo que más quiero esta aquí conmigo.
Definitivo, no me iré, me quedare con ella.
Should i stay?
i stay.
-Que pasa?-me dice al separar sus labios-...dejaste de besarme-
-Yo...lo siento-y me abrace hacia ella.
-Te sientes bien?-
-Si, solo que...pensaba en todo el fin de semana que no estaré contigo-
-Cuando te vallas con Alexander a Londres?-
-Si...-
-Jaja, vamos cariño, no pienses en eso, aun falta tiempo-
-Si, si...tienes razón-
-Vamos adentro, ya deben estar buscándome-
Me dio un último beso en nuestro pequeño lugar. Nos tomamos de la mano y entramos a la casa por donde salimos.
Cuanto tiempo estuvimos afuera? Ahora la casa luce mas llena, de donde salio toda esa gente.
-Valla...-voltea a verme-...no es genial?-dice sonriendo.
-Si...-
-Por cierto Lena...-sonreí, la número 48?-...invitaste a mis amigos del edificio?-
-Jajaja ya deja de decir...eh?-me desconcerté.
-A mis amigos, ya sabes...Kira, Karim, Rikki, Leo...-
-Em...ups...no, no se por que lo olvide-un golpe a mi frente.
-No los invitaste?!-
-No...-me hice chiquita
-Hum...bueno, no creo que se molesten...espero, aunque Karim es algo sensible...pero, nahhh. No se enojara-
-Em...si...lo siento de veras-
-Ya, ya...esta bien...-
Vika se acercaba, venia con su novio.
-Hola Yulia, acabo de llegar, te estaba buscando-
-Oh si, estaba afuera-
-Jajaja, y dime, te diviertes? Mira que nos costo mucho trabajo tratar de no soltar la sopa-reímos.
-Si, les salio perfecto, no sospeche nadita-
-Jajaja, oh...los demás dicen que vallas a bailar-
-Claro....-
-Y por cierto, mire a Elisa cuando llegue, no sabia que estaba aquí en Moscú-
-En serio?-Yulia voltea a verme, como si yo tuviera una explicación, y en verdad si la tenia.
-Le envié un correo mencionando lo de la fiesta sorpresa, y dijo que para esa semana estaría aquí...supongo que decidió venir-
-Oh que bien-
-Bueno pues vamos a bailar!-dijo Dante tomando a Vika de la cintura.
-Nos vemos por allá-y se alejaron al ritmo de la música.
Mire a Yulia a los ojos, ella me sonrió.
-Pues...-me tomo de la mano-...vamos a bailar!
-Correcto!-
Nos acercamos a la sala donde estaban los demás bailando. Aunque todos llevaban a su pareja bailaban entre todos, mire como Ushka dio vueltas y choco con Tania cayendo al suelo. Yulia y yo llegamos a su lado. No preguntaron nada y empezamos a movernos junto con ellos.
-Ea ea ea ea....-gritaba Katenca con las manos levantadas.
Fue un momento agradable, aunque Yulia no lo diga, se que le fascina bailar, cualquier tipo de música, claro, siempre y cuando estén sus amigos. Y yo.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:22 pm

-Ay estoy agotada-dijo mi pelinegra después de un par de canciones, o tal vez mas...no lo se, perdí la cuenta.
-Quieres ir a sentarte?-
-Si, quiero probar el ponche, Katenca lo hizo, cocina muy bien-
-Mejor que yo?-
-Lena, cocina muy bien, pero nadie como tu-me hizo sonreír.
-Te creo ahora...-
-No me creías antes?-
-Si, todo el tiempo...-mire a Elisa aproximarse, ya se había tardado en venir a saludar. No tengo nada en su contra, ahora hicimos las pases.
-Hola festejada-
-Elisa! Hola...-se saludaron de beso en la mejilla.
-Hola Lena-
-Hola, como estuvo tu viaje?-
-Mmm bien, pero ya llevo en Moscú casi tres días-
-Oh, no lo sabia-
-No importa, oye Yul-se voltea-...Anyn manda saludos, me menciono que piensa estudiar aquí la universidad-
-De verdad? Que bien!-
-Claro no es seguro todavía-
-Ay...no me hagas ilusiones...te imaginas Lena-voltea a verme-...em...bueno mejor no te imagines...-
Elisa es de mi agrado ahora, Anyn no tanto.
-Iban a sentarse?-
-Si, Yulia se ha cansado-
-Ay que mal...bueno, un gusto saludarte, nos veremos por aquí, yo iré a bailar y a saludar al resto del salón-
-Adelante-
Llegamos a la parte de las bebidas, Yulia tomo un vaso con ponche, su boca se puso roja. Me ofreció un poco y acepte. Mmm Katenca sabe cocinar...
-Hola bitch-
-Pavlovna...hola-Yulia dejo el vaso en la mesa.
-Hola Lena-
-Que tal-
-Siento llegar a esta hora, pero ya sabes como es mi vida de ocupada-reímos.
-Que alegría que hallas venido-
-Valla, les quedo bien...-Pavlovna recorría el lugar-mis felicitaciones a ti y sus amigos-
-Gracias-
-Por cierto Yulia, recuerdas al tipo que iba en nuestro salón, en primero, el que anduvo con Antonina-
-El de ojos verdes que parecía estar todo el tiempo drogado?-
-Si! Ese mismo-
Reí por su conversación, le dije a Yulia que iría a ver como estaba Lidia, le di un corto beso en la mejilla y me disculpe con Pavlovna. Camine con dirección al otro lado de la casa, unos chicos hacían competencia de vodka. Me detuve y regrese al pequeño alboroto, mire a Lidia gritando a coro con los estaban reunidos en circulo.
-Lidia! Que haces?-
-Mira como bebe ese tipo...wow...-
-Estas ebria?-
-No, solo un poco-
-Pero si lo estas?-
-Pues no se...-
-Hum...ven, vamos a buscar a tu novio-
-Pavlov?...esta allá platicando con los de su antiguo salón-
-Pues vamos con Livier o con Tania-la tome del brazo y la aleje del alboroto.
-Mira como sigue bebiendo *.* wow-
-Si, que emocionante-
En los sillones divise algunos sentados, al acercarme mire como Sasha y Ushka se besaban.
Livier, su novio (Gilbert), Tania, Rassim, Vika y Dante solo platicaban.
-Hola-dije dejando caer a Lidia a un lado de Livier.
-Mira como se besan *.*-dijo Lidia observando a Sasha y a Ushka.
-No tiene nada de emocionante-
-Wow...de quien será esa lengua?-
-Por favor Lidia!...-
-Huy...aunque, me pregunte si tu cuando te besas con Yu...-tape su boca y ella continuaba balbuceando.
-Con quien te besas?-pregunto Tania atenta.
-Con nadie...-quite mi mano.
-Perdón, prometí no decir nada, y no lo diré, aunque este ebria-
-Ves que si estas ebria u.u-
-Ya...puedes traerme un poco de ponche, del que Katenca hizo Very Happy-
-Si, ahora vuelvo...-
Donde estará Yulia? No la veo cerca de la mesa de las bebidas, bueno, siempre me encuentra o yo la encuentro.
-Hola Lena, quieres bailar?-
-Pavlov...toma-le di el ponche-mejor ve y cuida a tu novia-
-Lidia? Ah no, yo le dije que si bebía no iba a cuidarla esta vez-
-Pavlov! Que clase de novio eres-
-Uno muy comprensivo, además tengo ganas de bailar, y Lidia solo me dio permiso si bailaba con sus amigas, pero casi todas sus amigas tienen novio u.u y me pegan-
-Katenca no tiene-
-Katenca me bateo T.T-
-Jajaja, bien, bailare contigo, pero primero hay que llevarle este ponche a Lidia o si no comenzara a gritar-
-Tienes razón!-
Nos apresuramos a llegar al sillón, antes de acercarnos pude escuchara a Lidia gritar por su ponche.
-Lena! Lena donde estas!!?-
-Aquí estoy-
-Toma tu ponche-dijo Pavlov
-Gracias...oye donde estabas?-
-Em...platicando con mis amigos-
-Me dejaste mucho tiempo solita T.T-
-Perdón amor-
-Bien, te perdono Very Happy-
-Oye, no te molesta si bailo con Lena?-
-Con Lena?...no, por mi no hay problema, pero tienes que pedirle permiso a Yu...-de nuevo le tape la boca.
-Pedirle permiso a quien?-
-A nadie, jejeje....vamos a bailar-
-Como digas...-
Solté a Lidia y fui con Pavlov a bailar a la sala.
A el lo conozco desde hace mucho tiempo, es muy simpático. Cuando Lidia no quería bailar, y a mi me pasaba lo mismo con Troy o Román, terminábamos bailando los dos.
-Mira este paso Lena-movía sus manos con el dedo índice levantado, haciendo gestos, provoco que riera.
-Que payaso eres-
-Todo el tiempo-levantando su pie.
Mire a mi Yulia acercarse, imitaba a Pavlov.
-Hola-le dijo bailando.
-Que hay-
-Nada, te importa si me la llevo-
-Pues, era mi pareja de baile-
-Baila con ella-Yulia jalo a una chica.
-Mmm bueno...-
Pavlov y la chica se pusieron a bailar.
Yulia me tomo de la mano y no se detuvo hasta que subimos las escaleras.
Sus ojos recorrían todo la casa, la vi mirar hacia los lados, abrió una puerta y entramos.
Era el cuarto del hermano de Tania, lo supuse por la decoración del espacio.
-Que sucede amor?-
-Nada, pero el ponche tenía algo...-
-Algo como que?-
-Algo como que me dieron unas ganas inmensas de hacerte el amor-
-Yulia!...que directa *.*-
Mi temperatura subía, aun ni siquiera me tocaba, pero mis hormonas ya entraban en calor.
Con sus manos me tomo de la cintura empujándome contra la puerta, me beso con un poco de desesperación y deseo. Quito mi blusa, quito mis botas, quito mi pantalón, y mi ropa interior. En menos de 2 minutos yo ya estaba desnuda y jadeando por la excitación de su comportamiento.
Me acorralo contra la puerta, mis piernas se enredaron en su cadera y sus manos me sostenían por mi trasero.
Beso mi cuello y parte de mi pecho. Yo la despeinaba toda. Me alzo un poco mas quedando su boca a la altura de mis senos, no tardó en besarlos, provocando que mi respiración se acelerara. Deje su cabeza para tratar de desvestirla, logre quitarle lo de arriba.
Pero no me era suficiente, yo quería sentir su cuerpo completamente desnudo.
De un movimiento nos separamos de la puerta, dándose vuelta para dejarnos caer en la cama.
Soltamos unas risitas, Yulia desabrocho su pantalón, el cual no quería salir por los zapatos, le ayude a quitárselos para que el pantalón cediera.
-Listo...-dijo al bajar su pequeña braga y quedar las dos en las mismas condiciones.
Sonreí picaramente, retrocedí en la cama y Yulia se acercaba.
Tomo mi pierna y comenzó a besarla, subiendo sus besos para pasar por mi rodilla y parar en mi entrepierna. Sus manos me tomaron por mis muslos atrayéndome hacia si. Beso mi vientre dándome una pequeña mordida. Subió mas su cabeza, la escuche contar las pecas de mi pecho.
-Bésame ya-sonando un poco desesperada por tenerla.
Ella sonrió obedeciendo, tocando esos dulces y suaves labios que me tienen como una loca.
Sus manos masajeaban mis senos, su boca mordía mi boca y sus piernas buscaban su lugar.
Comenzó con el ritmo de su cadera, tal vez acelerada desde el principio, ocasionando un delicioso golpe a mi sexo. Deje de besar sus labios para morder su hombro. Abrí los ojos mirando hacia el techo. Yulia no detenía el movimiento de sus caderas, se acercaban y alejaban en un segundo, mi vientre chocaba con el suyo y mi excitación incrementaba más.
Comenzaba a sentir la tensión, Yulia friccionaba y de momentos su cadera quedaba pegada a la mía. El ritmo se hacia mas lento, yo daba pequeños saltitos e igual Yulia, abrí mi boca para dejar salir un gran gemido.
Aun después de sentir el orgasmo Yulia continuaba moviéndose, haciendo mas presión, estaba a punto de llevarme al borde del placer.
-Yuliaa, ah...ya detente...ah...yaa...ahhh...ahhh....ohh...ahh...Yuliaaaaaaa-
Pero no hacia caso, ni siquiera mi cuerpo me hacia caso, igual yo continuaba con esa fricción, el aire se me acababa. Sentí otro orgasmo.
-Lenaaa, no puedo, ahh...ah....yo...ahhh..ahh....Lenaaa....ahm...ahhh-
Yulia soltó un grito de placer, nuestro movimiento se detenía. Dejo caer su cabeza en mi pecho.
Su pelinegra cabeza subía y bajaba por mi honda respiración.
Sus dedos apretaron con fuerza mi piel, aun estaba excitada.
Bajo de mi cuerpo para recostarse a mi lado, se oía agitada.
-Yulia...-pase mi mano por su cabello. Ella sonrió.
Su mano empezó a recorrer mi cuerpo, acariciando de forma suave mi piel. Cerré los ojos para sentir su tacto-yo también quiero tocarte...-
-Shh...no te preocupes-
-Pero...yo quiero que sientas el mismo placer que tu me haces sentir...-
-Lena, con el hecho de besarte me conformo-acerco su boca-...además, no eres mi regalo de cumpleaños? Quiero disfrutarte-asentí.
Me recostó boca abajo y subió a mi espalda. Sus manos pasaron dando masaje a mi cuerpo. Esas manos se vuelven tan calidas como tiernas, y queman al mismo tiempo.
-Te amo-dijo besando mi oreja, deje salir una risita.
A que horas llegara el hermanito de Tania?
Creo que, hay que pagarle por rentar su habitación, hasta las 7:00 de la mañana XD.
***
Un año!!! Yulia y yo cumpliremos un año dentro de tres semanas!
Estoy tan emocionada como feliz y contenta.
Pero también están esas presiones, mama se ha molestado cuando le dije que no iría a Londres, el hecho de que no me insistiera más me preocupa, de seguro sacara algo de último minuto, la conozco.
Y se suma lo de la preparatoria, los preparativos de graduación son algo estresantes, a mi me toco buscar el salón para la fiesta, sencillo no?
u.u
Pero mi Yulia siempre esta allí para animarme, cuando estoy a punto de sufrir un colapso nervioso por presión, sus ojos azules me calman y me dice palabras dulces para hacerme sentir bien, entonces descanso y recupero mis energías. Es una bendición, no se que haría sin ella.
De hecho, ya no quería ir a Londres con Alexander, pero me convenció argumentando que seria una buena forma de relajarme, para que me olvidara de la preparatoria y la presión de mi madre. No me negué a su carita.
-Ay...-talle mis ojos-...ya no me duele la cabeza...-estire mi cuerpo, mi blusa se levanto del estomago. Al lado de la cama mi Yulia dormía en posición fetal, teníamos puesto el uniforme, pues nos quedamos dormidas después de estudiar para el segundo examen parcial-...amor, amor se hizo tarde...despierta...-
-ajskleja foiersk no quiero-
-Que?...no quieres despertarte?-
-Mno-dijo tapando su rostro con el dorso de su mano.
-Yul...-dije divertida acercándome-...Yul despierta-sacudiendo su hombro.
-No...-
Se dio vuelta dándome la espalda, creo que una vez su mama menciono que le puedes sacar información mientras duerme...mmm...
-Yulia...alguna vez te gusto Sergey?-
-No...-sonreí.
-Y Vladimir?-
-No...-volví a sonreír.
-Estuviste enamorada de Elisa?-
-Si...-fruncí el ceño.
-Me amas mas que a Elisa?-
-Si...-sonreí.
-Yul...me dejarías ir a Inglaterra?-
Se quedo callada, volví a preguntarle lo mismo.
-Depende-respondió.
Depende? De que?...
No hice mas preguntas y la abrace por la espalda, bese su cuello y le susurre en el oído.
-Te amo Yulia, y no me iré a ningún lado, por que mi corazón siempre lo tendrás tu-
Y es que es cierto, si me voy o si no me voy, si me quedo o si no me quedo, si estoy en mi casa y ella en su casa. Si ella esta aquí y yo allá. No importa, Yulia siempre tendrá mi corazón y será el amor de mi vida. Así sea el mismísimo abismo que nos separe.
-Te amo Lena-dijo entre sueños mi pelinegra, y me abrace más a ella.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:23 pm

Abismo 1.2

“Pasajeros, favor de abrochar sus cinturones, en 30 minutos estaremos aterrizando en el aeropuerto de Moscú, favor de abrochar sus cinturones, por su atención, gracias”
Dijo la azafata un poco cansada por el largo viaje, gracias a dios, su jornada terminaba justamente en Moscú.
Claro, que a diferencia de una pelirroja sentada al lado de la ventana, su aventura apenas comenzaba justamente en Moscú.
El señor Wong observaba a Lena dormir placidamente, no fue necesario despertarla, la pelirroja tenía puesto el cinturón desde hace varias horas. Como podría una chica como ella tener aquella fascinante historia?, se preguntaba.
Pues había escuchado durante el camino lo que la pelirroja le relato en las ultimas dos horas.
Lena balbuceaba el nombre de Yulia.
-No...Yulia...-
Para acomodarse y seguir durmiendo.
3 AÑOS ANTES....

Sexto semestre.

-Que es lo que has dicho Lena?...-interrumpió mi madre dejando caer un frasco de perfume
-Mama...-salio de mis labios, estaba algo absorta...esta no era la forma que yo quería para enterarse...deje caer el teléfono.
-Te escuche perfectamente Elena Katina...-ella se acercaba, yo me levante de la cama de golpe-“Y yo también te amo Yulia”...-imitándome-...Hice mal al creer que habías dejado esos extraños sentimientos respecto a las chicas...claro que lo creo...mi propia hija...mi única hija...lesbiana-su voz sonaba decepcionada, esperando el momento culminante para explotar-...pero, debes de tener tu motivo, si...-dijo con los ojos cristalinos-....fue por el incidente con ese chico, el que se aprovecho de ti, no es así Lena? Te asustaste, por eso dejaste de confiar en los hombres, pero tu eres normal...solo que tienes miedo, pero...pero se resuelve hija...-
-Mama...eso no tiene que ver...-mirando al suelo.
-Que?...pero si...-callo, como si reflexionara-...cierto,...eso sucedió antes de la situación con ese chico...antes...cuando leí tu diario...entonces...-sentí la presión de sus ojos puestos en mi, yo los evite....-No hay duda...realmente eres....-
-Si...y no me avergüenzo de nada...-
-Pero que dirán...un Katin...con esa clase de costumbres...no...tu no...fue ella no es así?! Yulia te contagio!!!-
-Claro que no mama!-
-SI!...ELLA FUE LA QUE TRATO DE ENREDARTE!!-
-No...-aun no me alteraba para elevar el tono de mi voz-...no entiendes mama...yo te dije que jamás me olvidaría de ella, que la seguiría amando toda mi vida...-
-Que? No entendió de qué hablas Lena...a menos que...no...Yulia es la chica de tu diario?-
-Si...y es mi novia...desde hace un año-
PLACK...mi madre me había abofeteado.
Puse mi mano en mi mejilla, la sentía calida por el golpe.
-COMO PUDISTE HACER ME ESTO! TE LO PROHIBI! ERES UNA ENFERMA! NO QUIERO QUE TE ACERQUES A YULIA! ME OISTE?....TE ALEJARE DE ELLA, TE IRAS A LONDRES.-
-Que? NO PUEDES OBLIGARME!-
-CLARO QUE PUEDO!-
-NO! NO IRE!-
-SI, Y NO VOLVERAS A VERLA!-
Mi madre me había tomado de las muñecas para sacudirme, me estaba lastimando, escuche la voz de mi padre acercarse.
-Que es lo que pasa aquí!?-dijo al ver la escena.
-Pasa! Pasa que tu hija es una depravada!-
-Que? Por que dices eso?-
-No lo ves?...tu hija es una lesbiana-
-Lena...-
-Ella y Yulia son novias...desde hace un año!-
-Pero...Elena, lo que dice tu madre es cierto?-dijo el desde el marco de la puerta.
-Si...-me separe de mi madre, ella camino por el cuarto algo desesperada.
-Se ira a Londres, en cuanto termine la preparatoria, no la volverá a ver!-
-No puedes hacer eso madre!-me exalte-...yo amo a Yulia! Y no van a separarme!-
Mi madre levanto su mano, cerré los ojos esperando otra bofetada.
-Inessa detente!-grito mi padre, al abrirlos mire como detenía el brazo de mi madre-que clase de padres somos si no apoyamos a nuestra hija-
-Que? Que quieres decir Sergey?-dijo mi madre algo desconcertada.
-Si Lena es feliz al lado de Yulia, no deberíamos entrometernos...-
-Pero estas loco?-
-No, y mas vale que dejes a Lena en paz...y no ira a Londres, se quedara aquí, con su familia si ella así lo quiere-
-Papa...-
-No! No lo apruebo!-
-No tienes de otra! Nadie en esta familia se entrometerá en las dediciones de Elena-
-Pero...-dijo mi madre atónita.
-Entendido!?-
-Si...-
-Papa...yo...gracias...-
-No te preocupes Lenita, nos costara un poco acostumbrarnos, pero si tu eres feliz con Yulia, no tenemos porque oponernos-
“Si tu eres feliz con Yulia”, era la palabra clave.
-Valla....ahora entiendo...-dije secando las lágrimas de mis ojos-...todo esto se trata de Yulia...no, se trata de tu **** dinero...no es así?-
-Por que me hablas así?-dijo el molesto.
-Tu sabes madre, quien es el dueño de la agencia Imation?-ella parecía molesta.
-No,...un tal Iván?-
-No, el dueño o mejor dicho la dueña de la agencia imation, es Yulia Volkova-
-Que?...estas loca, eso es una mentira, no es así Sergey?...Sergey?...-
-No...Lena dice la verdad-
-Pero...entonces...oh...-mama parecía que se desmayaría.
-Gracias por estar de acuerdo en mi relación con Yulia, padres...no saben como lo aprecio-dije con amargura saliendo de mi habitación.
No iba a llorar, no hasta que saliera de la mansión, ellos no me detuvieron. Dejaron que me fuera.
De haber sabido que su reacción seria así, les hubiera contado de lo mío con Yulia desde hace tiempo...JA!...
***

Solamente una persona ha escuchado de mis labios un “te amo”. Solamente a esa persona le entregado todo lo que soy. Y solamente ella tenía que ser la causa de todo lo que me rodea.
Yulia y yo sabíamos a que nos ateníamos desde un principio, las consecuencias de nuestros actos, que tarde o temprano vendrían para perjudicarnos e alterar nuestra vida en si.
Ahora, podría decirse que estamos bien, que estamos en paz. Pero mentiría al afirmarlo...se siente como...como cuando te paras en la orilla de lo mas alto de la superficie, y te das cuenta que hay una cavidad en el suelo que separa para llegar al otro lado, a ese lado que te es importantísimo llegar, y te mareas al mirar hacia abajo, hacia ese abismo negro, tan fondo, y tan desconocido. Y te asustas, te quedas inmóvil frente a lo profundo de ese agujero en la tierra. Y te dices que es imposible llegar al otro lado.
Pero aunque me sienta así, al mirar hacia arriba, te topas con el cielo, con ese cielo azul tan inmenso e infinito.
Entonces el abismo, ya no es tan tenebroso...
-Detente! A donde vas?!!!-le grite asustada.
-A escucharlo de sus labios...a cerciorarme que en verdad te ama...-
-Vladimir! No! Déjalo así!-corría tras el, pero no se detenía, subió a su auto y arranco con velocidad fuera de la mansión-Vladimir!!!-grite exasperada. Temerosa que le hiciera daño a Yulia. El es demasiado vengativo, y ahora que sabe la razón por el cual mi Yulia lo rechazo.
-Espera Lena, cálmate...-
-No! Que no ves que fue a buscar a Yulia!-dije tratando de subir al auto. Sergey me tomo de la cintura.
-Yo te llevo...-entrando por la parte del conductor, rodee a toda prisa el auto hasta entrar.
Salimos siguiendo a Vladimir, tratando de llegar a tiempo.
Minutos antes tuvimos una gran discusión, los tres hermanos Katin, por Yulia.
Ambos me culpan por que Yulia me eligió a mi, y no a ellos.
Me revelaron que trataron de conquistarla, que hasta creyeron que mi pelinegra les correspondía, pero ella solo trataba de ser cortes.
Entonces les dije, que no perdieran mas su tiempo, por que Yulia solo me ama a mí...eso detono el enojo de mis dos hermanos...
Mis hermanos...
Los comprendo, yo me sentiría igual si Yulia amara a cualquiera de los dos. Pero así no es, ella me ama y deben de entenderlo.
Al llegar al edificio subí las escaleras a toda prisa, pensando que estaba a tiempo de detener alguna atrocidad cometida por mi hermano, al irme acercando podía escuchar la voz de ambos discutiendo.
-Suéltala Vladimir!-grite a unos metros.
Mire como tenia a mi pelinegra acorralada en la pared, el se dio vuelta lentamente.
-Hermanita...viniste al rescate de tu princesa...-burlándose, escuche unos pasos a mi espalda, Sergey se aproximaba con nosotros-...valla, quien lo hubiera imaginado. También viniste a reclamar hermano?-
-No...-
-Y a que viniste entonces?-
Sergey no respondió, yo aproveche que Vladimir se había alejado de Yulia para acercarme y asegurarme que no le había hecho nada. Bese su frente y la abrace.
-Estas bien?-le pregunte acariciando su cabeza
-Claro…no paso nada-me dijo asintiendo.
Estaba asustada, trate de tranquilizarla recargando mi frente contra la suya y mirándola atenta a los ojos.
-…Recuerdas lo que dijimos Sergey…-decía Vladimir-…cuando pensamos que Yulia estaba enamorada de uno de nosotros…Ja! Pues acertamos, sus ojos estaban puestos en un Katin…-
-Vladimir…vamonos a casa-le dijo Sergey serio.
-Que? Permitiremos esto?!! Lena con una chica!!! Que no recuerdas lo que paso hace años!! Con el diario de Lena? Eh?!! Se te olvido!!!!-le reclamaba Vladimir a Sergey empujándolo-Si alguna vez Lena tenia relación alguna con una mujer, la mandaríamos lejos, recuerdas! Lejos!!!!!-
-No podemos hacer nada!!!-le grito Sergey-…o que? Piensas desaparecer a Yulia…eh?!!!...-
Vladimir callo…
-Parece que estas vez ganaste eh Lena-dijo Vladimir omitiendo su silencio-…por primera vez tienes algo que ni yo ni Sergey pudimos obtener…-nos lanzo una mirada de reproche a ambas, no le respondí, pero abrace a Yulia por la espalda para que se diera cuenta que las dos estamos juntas. Vladimir camino hacia la salida del edificio.
-Y? también piensas gritarnos?-le dije algo molesta a Sergey.
-No…yo no haría eso…solo…quiero decirles, que aunque no apruebo del todo su relación…tienen mi apoyo,…hasta luego…-Sergey se dio vuelta y mi Yulia hablo.
-Sergey…-el se detuvo-gracias….-
-Si…-dijo con una sonrisa parecida a una mueca y se dio vuelta para irse.
Yulia recargo su cabeza en mi hombro, y yo la abrace mas fuerte hacia a mi colocando mi mentón cerca de su cuello.
-Te sientes preparada para lo que viene?-le dije, ella alzo su cabeza y me miro a los ojos.
-Mientras estemos juntas…claro Lena-Sonriendo.
***
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:23 pm

---------------------

-Señorita Katina?...ya hemos llegado a Moscú...no es aquí su parada?-dijo el señor Wong con un buen ingles mientras sacudía del hombro a la pelirroja.
Esta aun somnolienta respondió que si, tallo sus ojos y estiro sus brazos.
-Gracias...ya...ya voy-tapando con su mano su boca abierta por el bostezo.
Entonces comprendió las palabras (en ingles) que dijo el hombre a su lado.
Se sobresalto y sorprendió al mismo tiempo.
Primero, se sobresalto por que al fin, después de casi un año y medio había vuelto a Moscú.
Y se sorprendió, por que el señor Wong le hablo en ingles.
-Sabe, mientras dormía estuve pensando en lo que me contó de su historia con esa chica...Yulia...-le dijo el hombre viéndola a los ojos, Lena no cabía en su asombro-...me parece algo curioso que hable así del abismo...-
-Por...por que?-dijo algo desconcertada
-Pues, en la Biblia, se define al abismo como la inmensidad de las aguas que rodean al globo terrestre antes de crearse la luz-
-Yo...no lo sabía...-Lena sonrió-...con ese concepto suena menos tenebroso a como lo pintan-
-Si-riendo-eso es cierto...-la risa ronca del señor Wong contagio a Lena.
-Pero...quiere decirme usted...que tengo esperanzas con Yulia, aun después de todo lo que ha pasado?-
-Si...mira que mis años de experiencia te aconsejan y no precisamente yo...-
-Si...sabe...tiene razón...ahora bajare del avión dispuesta a recuperar todo este tiempo perdido sin ella-
-Así se habla-
-Muchas gracias señor Wong-Lena estrecho su mano-no sabe lo mucho que significa para mi lo que usted acaba de decirme-
-De nada Lena-sonriendo mientras se paraba para darle paso a la pelirroja, esta tomo sus cosas y se despidió inclinando su cabeza, se dio vuelta y camino por el pasillo entre los demás pasajeros.
-Que le valla bien...-dijo la azafata de nombre Lynett.
-Gracias...-dijo Lena asintiendo y pasando por ese largo pasillo que conducía directo a las instalaciones del aeropuerto internacional de Moscú.
La pelirroja se sintió algo abrumada y ese pequeño túnel se le hizo eterno.
Las personas que caminaban junto a ella parecían que lo hacían en un tiempo sumamente lento, lo que llego a desesperarla.
-Por fin...ya estoy aquí...en Moscú-dijo al salir por el pasillo y ver el movimiento del enorme aeropuerto. Se alegro al ver por todas partes letreros en ruso, y a la mitad la traducción en ingles.
Al fin en casa...

------------------

Hace tanto tiempo que no tenía esta sensación...de felicidad.
Nuestras familias están aceptando más nuestra relación a fin de cuentas.
Y ahora la mayoría de la escuela sabe que somos novias.
Así que no tenemos por que ocultar mas nuestro amor ante el mundo.
Yulia había hecho el examen de la universidad y yo...bueno.
Yo he decidido irme a Londres.
No por que mama me obligara, o por que Yulia me presionara para que fuera ella la que se hace pasar por mi “héroe”. No, esa decisión la tome yo, solo que mi pelinegra me ayudo a decirme que si.
Así que acordamos, no recordar que en poco tiempo me iré, y disfrutaremos nuestro tiempo juntas como nunca.
-Ay...esta semana se siente tan eterna...todos los semestres han sido a si...-
-Ah ah...pero esta vez existe una enorme diferencia...-
-En serio?...cual?-
-Pues...que al termino de las vacaciones, no volveremos a esta preparatoria...-
-Mmm si...ay Lena!...ya me pusiste nostálgica u.u-
-Jajaja disculpa Rubi, esa no era la intención....-
-A no? Y cual era?-
-...recordar que ya somos grandes!!-
-Si!! Y lo mejor es que ya tengo mi credencial!!-
-Que bien!!...espera,...ya la tienes?-
-Si!!! Ya puedo votar!! Digo...ya puedo comprar licor y entrar a los antros!!-
-Genial!!-
Comenzamos a saltar como tontas.
-Bien...ya....ya Lena...-parando.
-u.u.-
Me senté en la masetera, Rubí y yo nos encontrábamos en el edificio D, esperaba a que Yulia saliera del examen semestral, hace 15 minutos que yo lo había terminado.
La puerta del salón 21 se abrió, pero era Lidia quien salía.
-Ay no estaba tan difícil!-dijo al acercarse.
-Si verdad, solo que las ultimas preguntas me confundieron-
-Aja! Pero yo por que esa tema no lo vi con el maestro-
-Hey, y a donde vamos a ir?-
-Por que?-
-No se....casi siempre salimos al termino del examen...es temprano...-
-Ah...-
Varios alumnos salían de las aulas, se empezaba a hacer ruido por las pláticas, así que el prefecto salio de la nada y nos pidió que nos saliéramos.
-ESPERENME!!-grito mi Yulia cuando caminábamos hacia la salida.
Me di vuelta y ella venia corriendo para alcanzarnos.
-Como te fue?-le pregunte.
-Bien,...pero las ultimas preguntas no me las supe-
-Por que no viste ese tema...-
-Aja....como lo sabes?-sorprendida.
-Ya te dije, yo se todo...-
-Mmm...-
Lidia, Rubí y yo reímos.
-Eres una ingenua Volkova-
-Ya lo se u.u...ahora me dicen por que se ríen?-
-De ti, me rió de ti-
-Valla que honor...-
-Amja...-tomo mi mano-...Te honrare con el titulo de payasa real...-
-Wow...que rango...todo con tal de hacerte reír, princesa Lena...-dijo haciendo reverencia.
Solté una risa por su actitud.
-¬¬...llegan a hacer tan cursis...-
-Ya se u.u...Hubiera preferido que se mantuvieran ocultas...-
Yulia y yo actuábamos como niñas, pues, mi pelinegra me hacia cosquillas alegando que como “payasa real” tenia que hacer todo lo que estuviera en sus manos para verme reír.
-Jajaja, ya...ya amor! Para...-
-No! No hasta que te hagas pipi de la risa!-
-Yulia!!-
-Perdón u.u...-
-Jajaja, eso si fue gracioso-dijo Lidia.
-Mmm...ya...no te regañe...ven...-le dije atrayéndola para abrazarla-...mi pobre bebe-besando su frente-
-^.^ si, si…abrázame-con sus manos alrededor de mi cintura.
En el pasillo, algunos voltearon a vernos, parece que todo el plantel ya esta enterado de que Yulia y yo somos novias, claro, a mi no me incomoda que nos vean cuando nos besamos o abrazamos, pero debemos cuidarnos de los maestros, pues, pueden llamarnos la atención.
-No crees que la tienes bastante chiqueada Lena?-
-Eh?-dije mientras le hacia cariñitos a Yulia
-No...yo no soy una chiqueada u.u-
-Ay quien la quiere, quien la quiere...-
-^.^...jejejeje...-respondió mi pelinegra.
-Ya vi que no ¬¬...-
-Oh vamos! Lo que pasa es que estas celosa por que Lena y yo tenemos el noviazgo perfecto-
-Que! Claro que no! No estoy celosa!-
-Si!-
-No!-
-Por dios! Compórtense!!...-
-Huy si la grande...-
-Lo que pasa es que ya tiene credencial-respondí.
-En serio???-
-Aja Very Happy-
-Wow Rubí...es grandioso...podrás comprar alcohol-
-O entrar a los antros-
-Sip Very Happy-
-*.* wow...-
-Pero...ustedes no la han sacado?-
-T.T...no...no hemos tenido tiempo...y cuando fuimos nos dijeron que tendríamos que esperar hasta junio u.u-
-Y eso?-
-No se...T.T-
-Em...pero ya es Junio...-
-En serio O.o?-
-Si...-
-Ah! Que esperamos!!! Vamos a sacarla XD!!-
-Si!!-
-Lena, Lena, puedo ir a sacar la credencial Very Happy?-
-Por que le pides permiso?-
-Eh...no lo se...Lena por que te pido permiso?-
-Mmm, por que te domestique a mi antojo-
-Oh...ya ves Lidia, por eso, Lena me tiene amaestrada-
-Oh...oye y como le hiciste, eh? Para usar lo mismo en Pavlov-
-Pues...-
-Jajaja...es broma, no?...-
-No...Mira....Yulia-
-Si?-
-Párate en dos pies-
-¬¬ muy graciosa...-
-Jajajajaja...-
-No es cierto mi monito hompy ponky...-me acerque a ella-ya sabes que te amo mucho, mucho-
-Si, ya se XD...-
Y nos dimos un pequeño pero riquísimo beso en los labios.

------------------------------------------
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:24 pm

La pelirroja se miro en el espejo, bajo su mirada a sus manos y las lavo. Regreso su vista a su reflejo. Aquel viaje había sido muy cansado, así que tenia que retocarse antes de ver a Yulia. Su corazón latía bastante rápido de solo pensar que en menos de lo que creía la volvería a ver, claro, eso si Yulia había leído la nota y si había decidido presentarse para recibirla
Lena se miro por última vez antes de salir del baño...
-Te gustare?...te seguiré gustando?-se dijo viendo su reflejo pero no para si misma.
Una anciana que escucho a Lena a su lado observo a la pelirroja, tan joven y ya habla sola, pensó.
Lena ignoro a la anciana, bueno, en realidad ni siquiera sabia lo que la rodeaba, su mente continuaba recordando.
Principalmente en aquella vez, cuando se despidieron en el aeropuerto, cuando hicieron su promesa.
-La promesa-...dijo mientras salía del baño para recoger su equipaje.
Lena recordaba la promesa, se dio cuenta que ella había cumplido su parte, se había convertido en una gran psicóloga a su corta carrera.
Para que recordar ese día, para que seguir recordando, ya no tiene caso...no ahora que estoy aquí, pensó mientras tomaba su maleta. (Lena había mandado el resto de su equipaje dos días antes, solo que en esa maleta llevaba lo indispensable para cambiarse por si se había adelantado antes que su equipaje)
♪ Siento que estando contigo y no estando es lo mismo, me clavo en tus ojos y veo un abismo y me pierdo en lo poco que queda entre tú y yo ♪.
Escucho esa canción ya algo vieja, lo que sin evitarlo le trajo un recuerdo, pero uno muy actual.
Recordó, su plática antes de irse de Londres, ese pequeño dialogo que tuvo con Emma...


-Emma…por favor…el tiempo es lo de menos, sabes que ella y yo tenemos una promesa…y si ella aun me…-
-Por dios Lena!!! Tres años es mucho! Contando que desde hace un año no sabes nada de ella-…Emma callo unos segundos, no quería discutir con Lena justo el día de su partida-…Ahora existe un abismo inmenso entre ustedes dos que las separa…y no me refiero a la distancia…-
Elena callo unos segundos, después soltó una sonrisa para responderle segura a su amiga
-Tal vez lo bueno de los abismos sea que se pueden hacer puentes para cruzarlos...-


El corazón de Elena Katina comenzó a latir bastante fuerte, su cuerpo se paralizo y por más que su cerebro mandaba ordenes, seguía sin moverse.
-Yulia...-dijo al ver a una chica de cabello corto pelinegra que le daba la espalda.
“Tal vez lo bueno de los abismos sea que se pueden hacer puentes para cruzarlos”
Pues, que esperas Lena Katina, olvídate del temor por ese abismo y cruza por el puente, aunque no se vea seguro, pero es tu única alternativa para llegar al otro lado.
-Yulia...estas aquí...-dijo Lena al tocar el hombro de la chica pelinegra, esta, se dio vuelta lentamente, las dos se miraron a los ojos.
CUARTA PARTE

Capitulo 29

A Media Noche

Aquella mañana de Julio, dos personas sin saberlo se encontraban por cuarta vez en aquella avenida, mientras que por otra calle, un niño sacaba a pasear a su perro, y a unas dos cuadras de esas dos avenidas, se encontraba el edificio “Luxe”. Y justamente en ese edificio, para ser preciso, en el piso 21, vivía una chica a quien, aquella mañana, se le había hecho tarde. Pero muy, muy tarde.
-Donde deje mi portafolio!? Donde deje mi...-miro hacia el piso y noto que ni siquiera tenia puesto los zapatos-...****!-exclamo dando vuelta y caminando hasta su habitación.-Ay! Y ahora donde están esos zapatos negros?-dijo al buscar por el enorme ropero, los encontró a un lado de los de color rojo.-Uf, aquí están...-tomando el par y retrocediendo para sentarse en su cama,-pero que...-se quejo al notar que estaba sentada sobre algo, alzo su mano y saco un portafolio negro-Mi portafolio...-con voz de alivio.
Termino de vestirse y salio apresurada hasta el elevador.
Hacia con mas prisa esa rutina de la cual ya estaba bastante acostumbrada.
Las puertas de metal se abrieron, sonríe frente a las dos personas que ya habitaban el elevador y entra para darles la espalda. Mira su reloj de pulso, después mira a los números que indican en su momento el piso 20, 19, 18, 17, 16, y al piso 15 la chica a su izquierda sale. Regresa el conteo, comienza a desesperarse y a preguntarse por que vive en un piso tan arriba o mejor, por que no hacen mas rápido estas cosas. La música que se escucha en vez de relajarla comienza a estresarla. Y justamente hoy, tenia que habérsele hecho tarde. Ultimo piso, al fin, sale incluso antes del chico a su derecha sin detenerse hasta el estacionamiento.
-Buenos días señorita Volkova-le dice el guardia.
-Buenos días...-le responde mientras entraba a su auto.
Con tanto dinero que tiene, por que manejara un carro como aquel?, se preguntaba el guardia, y de hecho, se preguntaban todos. Uno que otro sabía la respuesta, pero nadie más que Yulia sabía la verdadera razón. Minutos después de que el carro rojo arrancara, el guardia olvido mencionarle que apenas esta mañana lo habían traído del taller.
-Espero que no tenga problemas...-se dijo rascando su cabeza y acomodando su gorra.
El tráfico era terrible, ni por que era viernes.
-Muévanse!!!-gritaba la pelinegra junto con el sonido del claxon. Pero no ayudo en mucho para que avanzara.-Diablos!-golpeando el volante.
Y si pensaba que era un mal día, pues, cuando escucho un extraño ruidito procedente de su auto, las cosas no mejoraron.
-Que?....no, no...Tu no me defraudes....-decía mientras intentaba encender el auto-vamos!! Prende!!!-moviendo la llave-....arrrggg....-apenas si tuvo la oportunidad de orillarse.
Yulia no tuvo más remedio que llamar una grúa y un taxi.
Eran las 10:20am cuando la chica pelinegra arribo en su oficina.
-Señorita Volkova...-dijo su secretaria al verla entrar, se paro de su escritorio-ha llamado su madre, dos veces, la señorita Sancheva ha venido a buscarla y el señor Vladimir quiere saber si...-pero Yulia solo tomo los papeles que le entrego y se fue de largo.
-Esta preocupada...-dijo la secretaria al ver la figura de Yulia entrar a su oficina.
Pues no era común que Yulia no la saludara con ese típico “buenos días”, es mas, ni siquiera pregunto si su te estaba listo. Definitivamente algo le pasaba.
Pero como yo soy el narrador, tengo el poder para adentrarme dentro de la cabeza de Yulia Volkova. Véanla ahí, sentada detrás de su enorme escritorio mirando el monitor de su computadora (Que esta apagada) observando su propio pero opacado reflejo.
-Debí de haberme recogido el cabello-dijo moviendo su cabeza para ver su perfil derecho-o tal vez le guste así...-moviendo su cabeza para ver su perfil izquierdo-...que cosas dices Yulia-sacudiendo su cabeza pero lo que se movió fue su pelo. Tomo con ambas manos su frente y miro hacia el montón de papeles en su escritorio-mejor me concentro en el trabajo...-alzo su mano y tomo el primer fólder-...cuanto tiempo falta...-abriendo el fólder y mirando hacia el reloj que estaba enseguida de la foto familiar del año pasado- oh vamos!-dándose pequeñas palmaditas a sus mejillas- deja de pensar...deja de pensar...-moviendo su cabeza como si asintiera.
Tocaron a la puerta interrumpiendo sus confusos pensamientos, tres golpecitos para que después Yulia respondiera
-Adelante-la pelinegra alzo su vista para ver a la persona que se adentraba en su oficina.
-Señorita Volkova-dijo su secretaria acercándose frente a ella-...disculpe pero no me dio tiempo de recordarle la junta de las 12:00pm con la editorial Mare-
-Cual junta?-dijo algo perdida
-Em…la…la junta, no lo recuerda?-Yulia negó-... para promocionar al escritor ja...-
-Ah si! Claro!! Como pude olvidarlo-golpeando su frente- demonios...cuanto tiempo falta?-
-Una hora...-
-Si, si...mmm...-paso su mano por su cabeza-....en media hora me recuerdas para poder llegar a tiempo...-cerro sus ojos como si olvidara otra cosa-...sabes, pide un taxi-
-Su auto se descompuso de nuevo?-
-Eh...si...pero no se descompone tan seguido...no tienes que decirlo en ese tono...-dolida
-Lo...lo siento-mirando hacia el piso-...con su permiso-dándose vuelta.
-Adelante...ah, Miriam?-
-Si?-esta se dio vuelta-
-Mi te?-
-Ah claro, en un momento se lo traigo-saliendo de ahí.
Miriam, su secretaria, ya estaba bastante acostumbrada a la actitud fría de su jefa. Suele ser linda cuando quiere, se decía.
Yulia cerro el fólder, simplemente no podía concentrarse, ni siquiera el trabajo podía sacarle de la mente ah...
-Y precisamente hoy no puedo concentrarme-se dijo a si misma, pues, el trabajo era lo que obstruía algún pensamiento pelirrojo.
Pero simplemente hoy, justamente hoy que ella regresaba, ni siquiera su pasatiempo favorito (trabajar) la podía mantener ocupada.
Que es lo que teme Yulia Volkova?
Ahora la seguridad y confianza que tenia ayer comenzaba a desvanecerse para invadirla un poco de nerviosismo y...torpeza?
-Diablos!!-parándose de golpe al derramar su te (de limón) sobre algunos papeles en su escritorio-a que horas lo trajo!!-refiriéndose a que ni siquiera noto cuando su secretaria volvió a entrar para entregarle la taza de te-...esta frío...-por suerte no se mancho su traje de ejecutiva...que dolor.
Tocaron la puerta pero esta vez no esperaron a que Yulia contestara. Su secretaria abría para entrar.
-Señorita Volkova ya casi...-viendo el derrame de agua-…esta bien? No se quemo?-acercándose para ayudar a recoger el escritorio.
-Si, no, solo se mancharon algunos papales...no paso nada-
-Llamare al intendente...-
-Adelante...yo...valla no se que tengo en la cabeza hoy (a Lena)-riendo nerviosa por su tonto accidente
-No se preocupe...a todos nos pasa...-
-Si...-cruzo sus brazos sobre su vientre, y a punto de perderse en sus pensamientos por....sabe que vez (perdí la cuenta) aquella mañana alguien entro a su oficina para interrumpirla.
-Yulia?...-dijo la voz masculina
-Eh?...ah...Vladimir...que pasa?-
-Tu secretaria no te aviso?-moviendo la cabeza en forma negativa y acercándose a la pelinegra-
-Em...-no muy segura pero voltea a ver a Miriam-...no lo recuerdo-responde para verlo a su rostro.
-Hum...le dije a tu secretaria que te mencionara sobre la junta con la editorial-
-Ah si! Si me lo dijo...ya voy hacia el restaurante-
-Y también te dijo que yo iría-
-Eh...no...eso no lo dijo o...no lo se...no lo recuerdo-
-Hum...bien, pues yo voy hacia allá, nos vamos juntos o te vas en tu auto?-
-Si, yo me voy en mi...ah...no...Mejor me voy contigo-
-Correcto, ya estaré bajando, te espero en recepción-
-Claro...-viendo la figura de Vladimir salir por la puerta.
La relación de Yulia y Vladimir era buena en los negocios, pero si hablamos de alguna amistad o algo que se le pareciera, eso no existe. Solo por aclarar.
-Tenga-dijo su secretaria con el abrigo de Yulia y portafolio en mano, ya que al no verla moverse decidió ahorrarle tiempo.
-Oh...ah...gracias-dijo tomando sus cosas.
-Se encuentra bien? La noto algo distraída...-
-Que? Jajaja...no...no...para nada...-
-Mmm...pues...quiero decirle que se puso usted el abrigo al revés u.u-
-Eh O.o?-viéndose a si misma-...ups...em...jejeje....suele pasar-acomodándose bien el traje.
-Si...-
Yulia sonrió tontamente y tomo su portafolio para salir detrás de Vladimir.
-Nos vemos y cuida a...a...las plantas-
-Usted no tiene plantas-
-Ya lo se...debería de tener...-sonriendo-nos vemos...-
-Tenga cuidado-
Dijo por ultimo Miriam al ver pasar a la pelinegra por el pasillo hasta tomar el elevador.
Era por esas veces en que Yulia actuaba de forma gentil con ella, lo que la hacia quedarse y no renunciar. Además que también ya le tenía un poco de afecto aquella joven.
El celular de Yulia empezó a sonar cuando bajaba por el elevador.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:24 pm

-Diablos!-dejando su portafolio en el piso y buscando el susodicho teléfono por sus bolsas en el saco-ya voy, ya voy!-como si la persona del otro lado de la línea escuchara-...por aquí, por aquí...-pasando su mano en el bolsillo derecho del abrigo-aquí esta!-sacándolo. Miro en la pantalla y reconoció el numero-Bueno....ah....paso algo malo?....un ataque? Pero ya esta bien?-escuchando atenta-...no paso a mayores...-respiro aliviada-...si, gracias por avisar, cualquier cosa que ocurra no dude en llamarme-las puertas del elevador se abrieron en el ultimo piso-claro, muchas gracias...nos vemos-finalizo la llamada. Cerro sus ojos y respiro hondo.
Al momento de salir las puertas del elevador se cerraron para subir a los pisos de arriba- ahh! Detente! Quiero salir!!-golpeando las puertas de metal.
Vladimir esperaba algo exasperado a Yulia, miro su reloj de pulso, luego poso sus manos en el cinto del pantalón. A unos metros miro a la pelinegra acercarse.
-Siento la demora, pero el elevador se cerro y no me dejo salir-se excuso.
-Claro...-dándose vuelta para caminar hasta el estacionamiento.
El hermano mayor de Elena también se preguntaba en lo que pasaría a su regreso. Varias cosas cambiarían, de eso estaba seguro. Principalmente sobre la relación de Yulia con su hermana, pues el sabia que la pelinegra no salio con nadie durante ese tiempo que se distanciaron, claro que no pensaba contárselo a Lena, el no era un chismoso.
-No mire tu auto estacionado-dijo Vladimir, acaso hacia platica?
-Eh....-dudo Yulia al responder mirando por la ventana-...esta en el taller-
-De nuevo?-
-Mmm...no estado tantas veces...para que lo dices en ese tono...-
-Disculpa, pero si mal no recuerdo estaba en el taller la semana pasada-
-Si, pero son pequeñas fallas, pronto estará como nuevo-
Vladimir soltó una risa burlona, Yulia frunció el ceño.
-Perdón...-mordiendo sus labios para no reír.
-Disculpado...-
-Es que...no entiendo...puedes comprar el auto que quieras y sigues con esa...esa cosa-
-Oye!! Estas pasando la línea señor Katin...un comentario mas y lastimas mis sentimientos hacia mi auto-
-Ya ya...no digo nada si respondes mi pregunta...-
-Pues- Yulia miro hacia el tablero-...conoces la respuesta...no te hagas tonto-
Ahora el que frunció el ceño fue Vladimir. Y decía que no era metiche...
Al llegar al restaurante ya se encontraba el vicepresidente de la editorial Mare.
-Buenas tardes-dijo Yulia al estrechar su mano.
-Buenas tardes señorita Volkova-respondió este.
Los tres se sentaron en la mesa, bueno se sentaron en sillas pero...bueno ustedes entienden.
-Y bien...que ha decidido?-dijo Vladimir, no podía ser paciente.
-Pues...-el sujeto tomo su mentón con su mano- aun tengo una pequeña duda...vera, nuestro escritor es algo...reservado...no le gusta mucho hablar en publico, lo que será complicado para darle promoción a su nuevo libro-
-Oh...entiendo...pero eso no es problema...-
-A no?-
-No-Yulia negó con la cabeza-...aremos una publicidad a lo que yo llamo “curiositiva”-el hombre puso un gesto de interrogación-...ahora vea usted-dijo segura la pelinegra-....buscaremos tres de los programas con mas alta audiencia...uno por la mañana, uno por la tarde, y otro por la noche...para tratar de ir a todo publico y no volvernos algo selectivos-
-Correcto...y luego que-Yulia sonrió.
-Bien...aremos que en cada programa mencionen el libro...no es necesario que el que lo mencione lo halla leído...con que diga que es bueno...así...las personas detrás del televisor y las personas que les guste leer, de tanto escuchar sobre la mención del libro...aun si saber la trama...tendrán curiosidad por buscarlo...y entonces vendrá la pregunta de...quien lo escribió...y si como usted dice...a su escritor no le gusta aparecer en publico...lo hará mejor-
Vladimir y el señor miraban algo sorprendidos a Yulia.
De donde demonios saco eso? Publicidad “curiositiva”, se decía Vladimir.
-Eh...pues...claro...adelante...por mi esta bien-dijo el hombre estrechando la mano de Yulia-muchas gracias señorita Volkova-
-No hay de que...-
-Y los espero mañana en la fiesta de lanzamiento aquí en Rusia-
-Estará presente?-
-Disculpe?-
-El escritor...estará presente?-
-Ah si, si...justamente viene de un viaje largo...creo que hoy llega-sonriendo.
Y la concentración de Yulia desapareció... “hoy llega”, si...hoy llegaba.
-Em...correcto...-paso su mano por su cabeza.
-Te sientes bien? Te ves pálida-dijo Vladimir.
-Si, si...lo estoy...bien...-asintiendo.
-Oh, tenga...-el hombre saco algo de su maletín.
-Gracias-dijo Yulia al tomarlo.
-Es una copia...será una de las primeras personas en tenerlo en su edición en ruso-
Yulia leyó el titulo “Lo que esta en medio”.
-Y no hay uno para mi?-dijo Vladimir entre bromeando y serio.
-Oh discúlpeme señor Katin...pero no sabia que vendría-
-Ah no, no me crea...solo bromeo-
-Ah, ah...-el hombre y Vladimir comenzaron a reír.
Risas que para Yulia se escuchaban a lo lejos, pues la pelinegra se encontraba mas allá que acá pensando en...
-Yulia? Yulia?...-
-Eh?-
-Nos vamos ya?-
-Si,...disculpa...-miro hacia el frente, el vicepresidente ya se había retirado.
-Hace unos minutos que se fue...te despediste de el, no lo recuerdas?-
-Am...si...claro...si...le estreche la mano-no muy segura-...y a donde vamos?-
-Pues...yo voy a la empresa...no se si tú piensas ir algún lado...puedo llevarte-
-No, si...si iré a la empresa...debo de limpiar el te...y cuidar a mis plantas-
-Tú no tienes plantas-
-Oh si...debería de tener-
Vladimir frunció el ceño, el comportamiento de Yulia comenzaba a preocuparle.
Al llegar al edificio de la agencia imation, lo único que la pelinegra deseaba era poder sentarse en su cómoda y enorme silla.
-Uff...-soltó un suspiro de cansancio, que mas bien sonaba a enfado de aburrimiento, pero no estaba aburrida-...Lo que esta en medio...-volvió a leer el titulo de aquel libro color naranja, lo abrió hasta el principio...- No viene nada del autor...mas que su nombre...mmm...-dijo al ojearlo un poco. Comenzó a leer- “En la vida el ser humano hace y desase miles y miles de cosas. Actuando de forma conciente e inconciente frente a lo que lo rodea, dejándose llevar por las emociones y manipulaciones presentes, es cuando nunca, pero nunca notan lo que esta de por medio. Pero en este libro no hablaremos de eso, no. Utilizaremos el tema más trillado y común de todas las épocas, el cual, si lo sabes hacer bien te conviertes en héroe y si no lo sabes hacer bien te conviertes en un perdedor. A esta altura me supongo que ya tienen una ligera idea de lo que trato de hablarles...pero si aun no comprenden, lo revelare. Correcto...en este libro se hablara del amor. Ni más ni menos que el amor y todo lo demás que conlleva. Pero principalmente, lo que esta en medio de este”...-
-Volkova!!!!-grito Karim interrumpiendo precipitadamente en la oficina de Yulia, lo que hizo (hasta yo) que Yulia diera un brinco y cerrara de golpe el libro.
-Demonios!! Que no te enseñe a que toques antes de entrar!!!-grito algo molesta.
-Uy...perdón...que sensible...ah...pero es cierto, te perdono solo por tu estado-caminando y sentándose en la silla frente a Yulia.
-A que estado te refieres?-
-Pues a cual mas...al tuyo...con eso de que hoy Lena regresa...mmm-miro su reloj de pulso-exactamente en 6 horas...si no me equivoco-
-6 horas!!!!-
-Aja...seis ho...-
-Ya! Ya escuche...solo lo quise repetir...-
-Oh bien...mmm...que lees?-dijo viendo el libro naranja que minutos antes Yulia leía.
-Ah...es el libro que promocionaremos, el de la editorial Mare-
-Oh...si...-negando con la cabeza-...no, en realidad no se de que hablas...yo solo me encargo de las finanzas...-
-Mmm...-
-Pero en fin...y esta bueno? el libro-
-Pues...no lo se...estaba leyendo cuando me interrumpiste-
-¬¬ oh disculpa gran Volkova por interrumpir mientras leías, ahora mi corazón no podrá estar en paz conmigo misma-
-u.u que simple puedes llegar a ser-
-Ya lo se ^.^-
-De todos modos lo leeré después, aunque era la única cosa que me había hecho concentrarme-
-Ah...en serio la señorita Katina absorbió tu cerebro-
-Que...que dijiste?-
-Em...que la señorita Katina absorbió tu cerebro?-Yulia bajo su mirada hacia el piso-...dije algo malo?-
-No,...solo que eso solía decirlo...-sacudió su cabeza-...perdona, yo y mis cosas...ya me conoces-
-Si, valla que te conozco...digo...ser amigas desde el kinder no cualquiera lo presume-
-Si...tienes razón-sonriendo-pero dime...a que honra tu visita esta vez...-
-Oye...si no quieres no vengo a visitarte y punto-
-Ah no seas sensible Sancheva-
-Sensible tu abuela-
-Hey! Con mi abuela no te metas!!-
-Pues tu te metiste con mis sentimientos!-
-Bien! Me rindo...-
-Correcto...ah...si...-recuperando su humor-...venia a invitarte a almorzar-
-Oh...llegas tarde...ya vengo de almorzar en la junta con el de la editorial-
-Mmm...bien, iré a buscar a alguien que quiera estar conmigo-haciéndose la sufrida y parándose de la silla-
-Pues invita a Sergey entonces...-dijo Yulia observando unos papeles.
-Volkova! Te puedes ir al infierno por decir tan semejante pecado!-
-Cual pecado, es la verdad...o prefieres almorzar con Carolina-
-Puff! Mil veces preferiría salir con Sergey-
-Ah ya ves! Lo prefieres a el-
-No!...oh ya cállate vaca tonta-
-Ja! vaca tu!-
-Como sea! Me voy, o nunca terminaremos esta discusión-
-Discutimos?-
-Si...para mí esto es una discusión-asintiendo.
-Valla-Yulia soltó una risa
-Nos vemos Volkova-
-Hasta luego-observando a su amiga salir de su oficina-...se muere por Sergey-dijo entre risas.
Tratando de abrir el cajón derecho en su escritorio para guardar el libro, pero este parecía no ceder-...esta...atas...cado-dijo Yulia jalando el cajón-****! Abre!-como si al ofender al escritorio lo hicieras ceder u.u-...ahh!-exclamo al abrirse y darse un buen golpe a sus dedos. Las cosas en su escritorio se sacudieron un poco, provocando que algunas fotografías cayeran boca abajo. Yulia beso sus dedos y revoloteo su mano hacia los lados.-estupido escritorio!-detuvo su enojo, la única fotografía que no cayo boca abajo al escritorio, fue la de Lena. Esa donde Lena sonreía haciendo notar en exceso los hoyuelos en sus mejillas. Esa foto la cual Yulia tomo hace un año y medio.
-Lena...-dijo para cerrar los ojos y respirar hondo.
Entonces, viajemos un año atrás............

Yulia Volkova se encontraba en un club nocturno, sus compañeras de universidad la obligaron técnicamente a salir con ellas, pues, ya no querían ver a una Yulia afligida y triste por la traición. Ya que así se sentía, traicionada.
En ese momento de aquella noche, Yulia pensaba en demasiadas cosas al mismo tiempo, pero todas tenían un mismo nombre, Elena.
Así que molesta por no olvidar a dicha chica pelirroja, se abofeteo a si misma para recapacitar.
O simplemente para sentir aquel dolor físico que a comparación con el dolor que sentía, la estaba matando.
“Pero como pude ser tan tonta! Como llegue a creer que me seria totalmente fiel! Era lógico pensar que conocería algún chico apuesto, lo que no encontró en ninguno de su ex-novios, y te mandaría a volar Volkova! Así de fácil! Una vil patada en el cul*. Ay yay yay...pero que idiota eres...y sin embargo continuas amándola como siempre...si estas cegada! Si! Cegada por su culpa!...no, por tu culpa Volkova! Tuya y de nadie mas!” se dijo en su pensamiento, bebiendo un vaso de vodka de una sola vez.
-Quieres bailar?-se acerco una amiga suya, una amiga suya que de vez en cuando le coqueteaba...valla...que amiga...-
-No...Ahora no, gracias-
-Mmm...Bien-dijo la chica que no se resignaba. Se alejo de Yulia.
Mientras esta continuaba pensando en Lena.
“Y de que te sirve ofenderla...no calma nada, la sigues queriendo...continuas gritando su nombre todas las noches y pidiendo que le valla bien”
Entonces, una canción conocida por Yulia se escuchaba, y la letra le llego profundo.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:25 pm

♪Oh baby I know that I did you wrong, but I got lost along the way, and I never thought you’d walk away, but you did and I can’t cope with it ♪

Y la música electrónica que seguía siendo su favorita, en vez de energética, le resulto melancólica por vez primera.

♪ I’m alone and I don’t know what to do, with my feelings cause I’m still not over you. And I’m crying from the day you walk away and I miss you, I miss you….I miss you….♪

Claro, la canción tenía razón, se encontraba sola y no sabia que hacer con sus sentimientos ya que aun no terminaba de amar a Lena. Y si decía que la había olvidado, entonces que mentirosa resulto ser Yulia Volkova.
Y cada beat de la canción, ese sonido electro, lo sentía perforarle el alma.
Miro aquellas personas bailar felices, pero...esa canción no es una canción feliz, diablos no!...

♪ I tell my friends that I got over you, that I took your pictures of the wall, but I know there is another truth, that I miss you, that I need you…♪

Y la extraña…claro que la extraña...y por supuesto que la necesita.
-Diablos Lena! Para que mentir me...-dijo llorando por dentro la pelinegra.

....................


-Señorita...señorita Volkova?-
-Eh?...que sucede?-
-Venia a visarle que ya me retiro...-
-Como?-dijo algo sorprendida, la pelinegra miro hacia el reloj que marcaban las 6:00pm en punto.-Dios!...en una hora esta aquí!!-tomando con ambas manos su rostro.
-Disculpe?-
-Nada, claro...claro...adelante...nos vemos mañana-
-No...Hoy es viernes, recuerde...hasta el lunes-
-Ah si...si...viernes, hoy es viernes...hoy es...-
-Hum...si quiere puedo quedarme con usted...-
-Ah? No, no es de verdad muy necesario...de hecho yo voy de salida....y....-cerro sus ojos de golpe. Su auto estaba en el taller-diablos...-miro a su secretaria que aun continuaba de pie frente a su escritorio-...ya...ya puede retirarse...hasta mañana-
-Hasta lunes-
-Si...digo...hasta el lunes-su secretaria asintió y retrocedió para salir de la oficina de Yulia.
Que debía hacer?
Llamar un taxi por supuesto...pero no me refería a sus movimientos, bueno si...pero respecto a Lena, que debía hacer Yulia cuando viera a Lena...
Analicemos las cosas. No se han visto desde hace un año. Y no han sabido casi nada una de la otra desde hace un año. Ni siquiera saben si aun se aman. Después de todo, es un año!!! Pero vamos, que es realidad un miserable año, eh? 365 días? 12 meses? Em...muchas horas? Miles y miles de segundos?...eh...ja!...claro...casi nada.
-Gracias-dijo Yulia al taxista entregándole su cartera entera.
-Oiga! No necesito de su compasión, solo pague lo que debe-
-Eh?-
El taxista negó con la cabeza y saco la cantidad correcta de la cartera de Yulia.
-Tenga, esto es suyo-
-Oh,..-Yulia frunció el ceño-por que tiene mi cartera?-
-Que?...esta usted mal de la cabeza o que?-
-Em...yo...-
-Ja!-dijo el taxista arrancando.
Yulia se dio vuelta y miro la entrada del aeropuerto de Moscú.
Bien Yulia, ya estas aquí, se dijo a si misma. Camino hasta las puertas y se quedo observando su reflejo un momento.
-Cuidado! Que no es un espejo!-dijo un chico que traía bastantes maletas al abrir la puerta.
-Oh disculpe...pero debo verme bien para ella, hace un año que no nos vemos-
-Que? Y eso a mi que...-dijo el chico negando con la cabeza y caminando.
Yulia ignoro al chico y al darse vuelta las puertas eléctricas ya estaban cerradas.
-Upss-al casi chocar, pero se detuvo a tiempo y las puertas volvieron a abrirse-concéntrate Volkova-respirando hondo. Miro la hora en su reloj de pulso, ya eran las 7:00pm en punto.
Camino unos pasos dentro del aeropuerto y noto que estaba enorme, así que como demonios encontraría a Lena?
(Foco prendido) después de todo no estaba tan distraída y torpe. Yulia fue preguntar si algún vuelo de Londres había aterrizado ya.
-Buenas noches, en que puedo ayudarla?-dijo la empleada con esa sonrisa que te suelen dar los empleados. (Cuando están de buen humor)
-Eh...buenas noches, em...quisiera saber si el vuelo de Londres a llegado ya...-
-Como?-dijo algo confusa la chica.
-Si...no ha aterrizado algún vuelo que provenga de Londres?-
-Mmm, lo siento señorita, pero no hay ningún vuelo que provenga de Londres...-
-Que quiere decir?-
-Que no existe ningún vuelo que venga de Londres-
-Ah...ah no?...me engaño!...ah...que ingenua fui!...sabia que tenia a alguien...solo se burlo de mi T.T-
-Em...señorita...no se precipite así...lo que sucede es que es imposible que lleguen vuelos internacionales, ya que este es el aeropuerto nacio...-
-AH! PERO YO LO SABIA!! AH....-dijo Yulia algo nostálgica
-Eh...señorita...que no escucha, este es el aeropuerto nacio...-
-No!...ya...lo se...soy una tonta...no lo diga...de seguro esta en este momento en su fiesta sorpresa...si...tal vez...lo mejor será que valla directo allá...snif....-
La empleada no pudo decir nada más, ya que Yulia se alejo de ahí.
***


La chica pelirroja aun seguía sonrojada por aquel bochornoso incidente.
-No puedo creer que la haya confundido...-decía negando con la cabeza y mordiendo la punta de su dedo índice mientras recordaba lo sucedido hace unos minutos...

“-Yulia...estas aquí...-dijo Lena al tocar el hombro de la chica pelinegra, esta, se dio vuelta lentamente, las dos se miraron a los ojos.-oh....dis...disculpa...te confundí...creí que eras alguien que....yo...-sonrojándose.
-Descuida...no hay problema-dijo la chica que no se parecía en nada a Yulia a excepción de ese peinado corto.
-Yo...perdona-retrocediendo para alejar la vergüenza que sentía.”

-Debo de estar algo nerviosa que la veo en cada persona..u.u-se excusaba Lena.
Mientras observaba a cada chica con los rasgos de su pelinegra.
Miro el reloj de la enorme pantalla del aeropuerto internacional de Moscú.
-Las 7:30pm...mmm...debe de haber mucho trafico, si...no tardara en llegar-continuaba excusándose.
En tanto hacia tiempo para no pensar precisamente en eso, en el tiempo que pasaba y en el cual “su” Yulia no aparecía.
La pelirroja caminaba por los pasillos del aeropuerto, al ver los teléfonos públicos cruzo por su cabeza llamar a su familia e avisar que se encontraba en casa, pero rápido negó, la primera persona que deseaba ver era a Yulia.
Se detuvo frente a una vitrina de una librería, en el cual promocionaban el lanzamiento de un nuevo libro de su escritora favorita.
-Valla que bien...-dijo exclamando feliz.
Lena aun estaba molesta ya que no pudo asistir a la conferencia que hubo en Londres hace una semana, donde la escritora Mikami Hibikki hablo de su libro nuevo.
Más Lena no sabia que la versión en ruso saldría tan pronto.
-Mejor, así leerlo en mi lengua natal lo hará más especial-se dijo sonriendo.
Y continúo su camino recorriendo el aeropuerto.
Es momento de reflexionar, si...de poner palabras que al leerlas juntas dicen algo tal vez interesante y profundo...pero es que Lena, mírenla, empieza a desesperarse, ay...como me gustaría decirle lo que paso con Yulia. Pero no puedo, por algo soy el narrador.
Así que omitiré la parte medio filosófica....em...
-Sergey...hermano...-
-Elena...-
Los dos pelirrojos corrieron para eliminar los metros que los separaba, como si esos metros hubieran sido los días sin verse.
Sergey alzo a Lena como cuando chiquita y dio vueltas.
-Dios! Te extrañe a horrores...-dijo besando su mejilla.
-Y yo...ya no sabía a quien mas fastidiar-los dos rieron.
-Mmm que martirio...-
-Si...dime, como estuvo tu viaje?-tomando la maleta de Lena.
-Pues largo...pero de ahí en todo bien...supongo...-la pelirroja miro hacia el suelo.
-Oh...sabes, de seguro tuvo algún inconveniente...aunque no lo creas Yulia se ha vuelto muy puntual y bastante responsable-
-En serio?-
-Si...jamás falla a sus compromisos...por que crees que la agencia imation es una de las mejores...Yulia es el motor de la empresa-Elena sonrió.
-Gracias...-
-A lo mejor ya debe de estar allá en casa...digo...tal vez fue a...-
-Ya, se lo de la fiesta sorpresa...-
-Oh uff...que alivio...sabes que no soy bueno para mentir...em...espera...ya lo sabes?-
-Jaja si...papa me lo dijo...pero me haré la sorprendida, por mama-
-Bien...muy bien...-
Los dos pelirrojos salieron de aquel aeropuerto.

***
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:25 pm

Ya iban a ser las 8:30pm cuando Yulia Volkova arribo a la mansión de los Katin.
La fiesta de bienvenida de Lena seria en el enorme patio trasero. Donde los invitados ya comenzaban a disfrutar de dicha reunión. Yulia reconoció algunos compañeros de trabajo, y a varios amigos de Lena.
-Ojala que halla venido Lidia...-dijo para ser interrumpida por la secretaria de Vladimir.
-Hola Yulia...-dijo esta tomándola del brazo.
-Ah hola Carolina-
-Mmm que guapa se ve esta noche-
-Gracias...aun tengo puesta la ropa de la oficina...-
-Si...pero sin duda la luz de la luna hace que resplandezca-
-Oh la luz de la luna....mmm...-caminando hacia los demás invitados y dejando a Carolina hablando sola.
-Yulia!! Yulia!!-gritaba Karim desde el otro extremo acercándose a la pelinegra. Y pasando por varios invitados.-Dios! Dime como te fue Very Happy?-al llegar a ella.
-Mal T.T-
-Que Sad -
-Si...ni siquiera hubo un vuelo de Londres...me engaño-
-Como?-
-Estas sorda o que?-
-No...pero...hoy llega...por algo le hicieron la fiesta de bienvenida-mirando alrededor-...a menos que...mmm....Yulia Volkova a que aeropuerto fuiste?-
-Pues a cual mas...al aeropuerto de Moscú...dhu!-
-Dhu!? No seas tonta! Que no ves que existen dos aeropuertos! El nacional y el internacional!!-
-EN VERDAD O.O?-
-Si!!...Lena iba a llegar al internacional...a cual fuiste tu?-
-Pue...pues...al internacional?-soltó una risa nerviosa-...no lo se...el taxista me llevo u.u-
-Hum ¬¬ si serás imbecil...-
-No! Eso quiere decir que Elena me esta esperando!! Diablos! Préstame tu auto!-
-Y el tuyo?-
-En el taller-
-De nuevo?-
-Oye ¬¬...no siempre esta en el taller-
-Mmm si...-
-Me prestaras tus llaves si o no?-
-Pues...si ya que...todo por amor ^.^-
-Que? Me amas *.*?-
-Eh...no...no...bueno si, pero no así ehh...digo...todo por el amor que se tienen tu y Lena *.*-
-.......-ahora Yulia se puso seria.
-Digo...por el...oh...que tonta eres Karim...-golpeando su frente, saco sus llaves y se las dio a Yulia-suerte-
-Eh?..oh si...nos vemos...-reaccionando y saliendo de la mansión de los Katin.
***
Elena Katina bajaba del auto de su hermano, admirando la mansión de sus padres. Antes aborrecía aquella casa, pero ahora...con tanto tiempo que no tenía de verla, le pareció hermosa con sus jardines.
-Cuidado!!-grito Sergey a un auto deportivo que arrancaba a gran velocidad, grito que saco a Lena de su pensamiento.
-Que paso?-viendo como su hermano seguía con la vista al coche.
-Nada, solo que se marcho...de seguro tenia algo mas importante que hacer...-Lena frunció el ceño, como si la persona en ese auto fuera alguien de suma importancia para su hermano haciendo que su repentina partida lo lastimara.
-Lo conoces?-
-La conoces mejor dicho, es el auto de Karim...-
-Ah...Karim...-
-Si...y se ha ido...-
-Tal vez regrese después...-dijo Lena para alentar a su hermano.
-Si...ah! espera-Sergey la detuvo.
-Que sucede?-
-Nada, pero debo avisar que ya estas aquí...recuerda esto es “sorpresa”. Y papa menciono que no estarías aquí hasta las 10:00pm-
-Mmm...Comprendo-
-Así que espera aquí mientras todo se organiza, esta bien?-
-Mmja-asintiendo.
Viendo como su hermano entraba a la mansión y caminaba a la parte trasera de la casa.
Mientras Lena miraba a los alrededores del jardín. No había cambiado en mucho. Continuaban las mismas estatuas.
Entonces, mientras sus ojos recorrían el lugar su vista llego a toparse con el reflejo de la ventana. Apreciándose a si misma y los cambios que nacieron en ella.
Principalmente por su forma de vestir, empezando con esas botas de piel color café, “demasiado a la Londres”, luego por ese pantalón de mezclilla de diseñador, “demasiado a la Londres”, para remarcar aquel abrigo a cuadros que parecía haber sido tejido por mi abuelita, “demasiado a...”...si...a la Londres, lo sabemos...tal vez por que viene de Londres? Dhu..
Y su cabello...ese cabello pelirrojo donde los rizos habían desaparecido. Ahora era ondulado, para remarcar a aquel estilo demasiado a la Londres.
-Pero ahora estoy en Moscú...-se dijo a si misma.
Al sentir ese frió que recorrió sus huesos.
Era algo extraño, el aire de Moscú era muy diferente al que Lena respiraba allá en Londres. Puede que sea el mismo frió, pero aun así no hay mucha comparación.
-Elena....Lena?-dijo Sergey para tener la atención de su hermana.
-Mande?-algo desconcertada.
-Estas bien?-
-Si...la nostalgia...tu sabes...pero que pasa?-
-Ya esta todo listo...así que cierra los ojos y déjame ponerte esta venda-
-Mmm fue idea de mama, cierto?-Sergey empezó a reír.
-Si,...sigue siendo la misma-ambos rieron.
Lena le dio la espalda a Sergey para que este pudiera vendarle los ojos.
-Ya?-dijo la pelirroja.
-Si...voltéate-esta se volteo-...cuantos dedos son aquí?-dijo Sergey colocando tres dedos frente a Lena.
-3?-
-Tramposa estas viendo...-
-Que? Jajaja no...Claro que no...-
-Bien, bien...vamos...-Sergey se coloco tras Lena y puso ambas manos en los hombros de la pelirroja para guiarla hasta la fiesta-...cuidado, cuidado...-decía para asustarla cuando no había nada en el piso.
Lena reía por la emoción de ver a sus seres queridos después de tanto tiempo. Al irse acercando no escuchaba nada más que uno que otro murmullo, Sergey se detuvo y le quito la venda.
-BIENVENIDA!-gritaron los presentes, lo que produjo el asombro de la pelirroja (aunque ya sabia lo de la fiesta) y unas cuantas lagrimas brotaron de sus ojos.
-Mi niña, te extrañe tanto-dijo la señora Katina abrazando a Elena.
-Mama...-el señor Katin esperaba a que su esposa soltara a su hija.
-Oh vamos Inessa, es mi turno....yo también la extrañe-
-Ya voy, ya voy Sergey...-
Mientras que Elena Katina recibía la bienvenida de sus seres queridos, a unos cuantos metros Karim miraba a la pelirroja algo sorprendida.
-Diablos! Tengo que avisarle a Yulia!-sacando su celular para marcarle.

En alguna parte de Moscú
El celular de Yulia Volkova comenzaba a sonar.
-Allo?...si...soy yo...que sucede?....otro ataque? Uno peor!! Pero, pero...como es posible!....si, no se preocupe, ya voy enseguida...si, si! Traten de calmarla!...ya, ya...yo también me calmo...-tratando de finalizar la llamada pero por los nervios apago el celular.

En la bienvenida de Lena.
-Contesta Yulia, contesta!-pero era la operadora quien contestaba-...ah diablos!-dijo Karim molesta.
Miro a Sergey aproximarse, lo que hizo que sonriera bobamente para después ver como Carolina aparecía de la nada y evitaba que caminara. Lo que la hizo fruncir el ceño.
-Esa tonta de Carolina! Ay! Como la odio!!...-
-Eh...disculpa?-dijo una voz a su espalda.
-Que quieres?!-respondió Karim molesta dándose vuelta.
-Hola...soy...-
-Lena...em-sacudió su cabeza-...perdona es que...-sin saber que responder, Lena observo a la espalda de Karim como su hermano Sergey platicaba con una joven, lo que hizo suponer que eso era lo que miraba y produjo su enojo-...em...que sucede?-
-Bueno...yo...quería preguntarte si...bueno, sobre...-pero no dejaron terminar a la pelirroja.
-Elena! Dios como has estado!?-dijo la voz de una chica a un lado de ambas.
-Lidia! Wow!-dijo en un tono sorprendido y se lanzo a abrazarse con su amiga.
-No sabes como te extrañe-
-Igual yo...-
-Pero mírate...-dijo Lidia separándose para poder apreciarla mejor-...te ves genial, sin rizos pero sigues siendo esa sexy pelirroja jejeje..-
-Uy! No sabes lo que extrañaba que alguien me llamara pelirroja...en Londres no salía de chica petiza-
-Jajajaja, me imagino...-
Karim observa (sin querer) y escuchaba (de metiche) lo que Elena y su amiga decían hasta que alguien la tomo del brazo y la alejo de ahí unos metros.
-Oye, oye cuidadito...-al ver a la persona que la jalo.
-Donde esta Yulia?-dijo Sergey en voz baja.
-Pues...he ahí el dilema...-
-Disculpa?-
-La pregunta de los mil yenes-
-Karim...-dijo elevando el tono de su voz.
-Em...no lo se...le preste mi auto para que fuera por Lena al aeropuerto. Puedes creer que la tonta se equivoco?-Karim empezó a reír-...la boba fue a recogerla al aeropuerto nacional, al nacional! Jajajaja...-
-En verdad?-dijo Sergey también riendo.
-Si...jajaja...y cuando se lo dije la muy tonta me pidió mi auto para poder recogerla-
-Y su auto?-
-En el taller-
-De nuevo?-
-Verdad?-
-Eh...-Sergey paso una mano por su nuca, ambos estaban platicando bastante cerca. Karim se ruborizo y se alejo un poco-...entonces ella era la que salio a toda velocidad...-dijo Sergey para si mismo.
-Como?-
-Nada...pero-sacudió su cabeza-...ya le mencionaste que Lena esta aquí?-
-Eso intento, pero la tonta apago su celular-
-Hum...bien...yo tratare de localizarla-
-Si-asintió
-Mientras tú continúa marcando a su celular-
-Correcto-volviendo asentir.
-Deja de responder así u.u-
-Bien-asintiendo nuevamente.
-u.u...-

Sanatorio privado de Moscú
Yulia ya era algo conocida en ese hospital, lo que le permitió que no la detuvieran con preguntas tontas (a donde va? Que paciente busca? Etc.) de hecho la estaban esperando.
-Por favor cálmate!!-dijo una enfermera
-No! Déjeme ir!! Tengo que verla!! Ella me esta esperando!! Suéltenme!!-gritaba una joven que lucia un poco mayor que Yulia. La cual estaba amarrada a una cama.
-Por favor cálmese!-dijo otra enfermera.
-Pero que...-dijo Yulia entrando al cuarto-...suéltela! que no ve que la lastima!-quitando a las dos enfermeras-...shh...calma, yo estoy aquí...-la pelinegra trataba de tranquilizar a la joven pasando su mano por su frente.
-Donde esta, Yulia? Donde esta? Por que no ha venido por mi?-
-Shhh...ella vendrá pronto, ya te lo dije...pero ya la conoces, siempre ha sido una impuntual...-
-Pero quiero verla, tengo que verla-dijo en tono más tranquilo.
-Y la veras...no te desesperes...-abrazándola.
Una enfermera al ver que la paciente se tranquilizaba se acerca para poder inyectarle un calmante. Lo que había resultado imposible hace unas horas.
-No, no, no...-se quejo al sentir la aguja en su brazo.
-Shh...te sentirás mejor...-
-Pero eso no me deja moverme...Yulia...tengo que verla-dijo en voz débil ya que el calmante surtía efecto.
-Y la veras, no te preocupes...-tratando de levantarse.
-No! No te vallas...por favor...quédate un rato mas...-
-Claro, no te preocupes...sabes que me quedo siempre...-respondió mientras besaba su frente y veía como empezaba a dormir.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:25 pm

En la bienvenida de Lena
Casi se acercaban las 10:00pm de la noche, y Elena aun no veía a Yulia. Había hecho todo lo posible por no preguntar por ella, aunque ninguno de los presentes en esa fiesta tampoco la había mencionado.
Como si solo a ella le parecía importante su presencia, y por que suponerlo, no es así? A Elena le importa demasiado lo que pase con Yulia. Pues, después de todo la continua amando.
La pelirroja se tiro sobre su cama, solo quería sentir esa sensación de estar en casa.
Al cerrar los ojos aun podía escuchar el ruido de fuera, la fiesta seguía.
Pero ya añoraba visitar su habitación, así que se escabullo de la gente para escaparse tan siquiera 5 minutitos.
Cuando alzo su brazo arriba de su cabeza lo sintió estar arriba de algo.
-Pero que...-dijo al tomar aquel oso de peluche. Ese que Yulia le regalo el día del amor y la amistad.
Lo abrazo contra su pecho. Recordando aquella vez cuando por su mente cruzo la idea de olvidar a Yulia Volkova.
Entonces, viajemos un año atrás....

Elena estaba bastante deprimida al enterarse que Yulia salía con alguien mas en Moscú. Lo que convertía a la pelinegra en una infiel. Y lo que hizo romper el corazón de Elena en miles y miles de pedacitos, claro, pedacitos que Alexander y Emma estarían dispuestos a recoger.
Así que allí estaba la chica pelirroja, casi arrastrada por sus amigos para salir aquella noche en la ciudad de Londres a un club nocturno que estaba muy de moda.
-Vamos a bailar Lena-decía Alexander.
-No, no quiero, no aun...en verdad...solo déjame tomar mi bebida, si?-
-Y después vienes con nosotros?-dijo su amiga Emma esperanzada.
-Si, promesa-
-Bien, no se vale echarse para atrás-la amenazo Alexander.
Elena solo asintió sonriendo. (Sonreír ya era algo espontáneo por que felicidad no sentía).
Observo a sus dos amigos adentrarse dentro de la pista. Y pensó que ese tipo de música era la favorita de Yulia. Para después reprimirse por pensar en Ella.
-Ni siquiera merece que la maldiga...- se dijo bebiendo por el popote.
Una nueva canción se escuchaba, una que Elena reconoció en seguida
-Mmm…ahora me deprimiré mas...-dijo mordiendo sus labios.
Y puso sus cinco sentidos en escuchar la canción, por más que quiso evitarlo, pero la voz de la chica que cantaba se adentraba a sus oídos con cada segundo de la música.

♪Oh baby I know that I did you wrong, but I got lost along the way, and I never thought you’d walk away, but you did and I can’t cope with it ♪

Que fue lo que no funciono? La distancia?...o la falta de amor?
Lena no quería responderse, aun así por dentro sabia la respuesta. Y se hizo otra pregunta, una aun mucho más dolorosa.
Había valido la pena perder a Yulia, a costa de su sueño?
Ouch...

♪ I’m alone and I don’t know what to do, with my feelings cause I’m still not over you. And I’m crying from the day you walk away and I miss you, I miss you….I miss you….♪

Y definitivamente la había perdido?
O solo tal vez,....tal vez...lo que necesitan es tiempo, ambas. Pero eso no quita el hecho de que se extrañen...oh no.
Si que la extraña.

♪ I tell my friends that I got over you, that I took your pictures of the wall, but I know there is another truth, that I miss you, that I need you…♪

Para que lamentarse, la misma canción lo esta diciendo, no sirve mentir ni mucho menos mentirse a si mismo. (En pocas palabras)
-Yulia...que nos paso...-dijo la pelirroja.

...............................

-Elena...Elena estas aquí?-una voz familiar toco despacio la puerta de la habitación de la pelirroja.
Esta se había quedado dormida abrazando el oso de peluche.
La persona al no tener respuesta decidió entrar sin invitación.
-Lena...Lena?-dijo el chico entrando para mirar a su amiga recostada.-...valla....dormida o despierta y sigues pareciendo un angelito-sonriendo. Se sentó a su lado y empezó a sacudirla despacio-...Lena...Lena despierta...-
-Mmm...Alexander?-dijo con voz somnolienta.
-Aja, quien mas?-
-Mmm...ven acá-dijo aun medio dormida abrazando a su amigo.
-Hace tiempo que llegue...esperaba a que bajaras pero como no vi ninguna señal o intención de regresar a la fiesta mejor decidí venir por ti-
-Gracias...-separándose de su abrazo.
-Solo quería despedirme. Y darte la bienvenida-riendo-...ash es una lastima, quería que conocieras a Niko-
-Niko? Quien es Niko?-
-Pues...-sonriendo coqueto-...el amor de mi vida-
-El de verdad?-dijo Lena risueña.
-Oh! Vamos Lena! Yo se que tuve muchos amores de mi vida, pero créeme cuando te digo que este es el indicado-
-Jajaja, claro que te creo...y siento no poder conocerlo...de hecho...por que no pude conocerlo?-
-Pues, estaba aquí pero tuvo que irse, es diseñador de interiores ^,^-
-Oh...entonces espero conocerlo pronto-
-Y pronto lo conocerás....ah! pero que bobo soy-dijo dando una leve palmadita a su frente-...en realidad tenia otra razón para despertarte-
-A si, cual?-
-Yulia esta aquí-
-Que O.o!!???-parándose de golpe, no. Intentando pararse de golpe pero por la impresión su pie se enredo con la colcha y la pelirroja dio al suelo.
-Estas bien?-
-Esta aquí?-dijo Lena ahora si parándose de golpe...
-Eh si...estaba como no queriendo pero si queriendo preguntando por ti-
-En serio??-
-Si!!-asintiendo-...esta abajo, en el jardín...-
-Dios!!-prendió la luz de golpe.
-Ah mis ojitos!-se quejo Alexander.
Lena fue a verse en el espejo. Retocándose un poco o...mucho.
-Como me veo?-volviéndose para que su amigo la apreciara.
-Uy mejor que nunca, esa Yulia caerá a tus pies en un dos por cinco ;D-
-Eh...-sacudió su cabeza-...bien...como sea...-respiro hondo-...bien, bien...tu puedes hacerlo Elena.-saliendo de la habitación.
-Ay...el amor-dijo Alexander tirándose en la cama de su amiga, segundos después escucho como la puerta se abría.
-No, no puedo hacerlo!!-entro una exasperada pelirroja.
-Vamos-dijo su amigo poniéndose de pie-...no te preocupes Elena, lo que pase, pasara...o justamente ahora te acobardas?-
-No...No. Claro que no!-
-Eso!-tomando a Lena de los hombros para encaminarla fuera de la habitación.
-Iré a hablar con ella, que me diga lo que me diga, pero es hora de aclarar todo-
-Así se habla!-decía en forma alentadora mientras caminaban por el pasillo.
-Frente a frente con Volkova!-dijo la pelirroja chocando su puño cerrado contra la palma de su mano. Escucho como la puerta de su habitación se cerró. Al darse vuelta Alexander ya no estaba.-Ay! No, no puedo! Ábreme!!-dijo tocando a la puerta de su cuarto.
-No! Ya vete a hablar con ella-dijo del otro lado su amigo.
-Pero tengo miedo!-respondió Lena
-Miedo?...miedo de que?-
-De que no me ame...-
Alexander abrió para mirar a su amiga cabizbaja.
-Elena, si no hablas con ella, nunca lo sabrás...-
-Si...gracias...nos vemos...-
La pelirroja camino hacia las escaleras, para después volverse y mirar a Alexander.
-Como me...-
-Te ves divina ya! Anda!-respondió adivinando lo que preguntaría.
Lena asintió y bajo hasta la planta baja de la mansión.
Iba hablando sola cuando las campanadas del reloj la asustaron.
-Ay!-soltó un grito para poner su mano cerca de su corazón-...ya es media noche...-se dijo para cerrar los ojos. Dispuesta a ver a Yulia Volkova.
Salio al patio trasero, buscando a una chica pelinegra de cabello cortó.
Pero no la diviso por algún lado. Aun había invitados en las mesas platicando, de entre esas mesas observo a su familia.
Pero no a “su” Yulia.
-Tal vez ya se fue...-caminando sin darse cuenta a la parte lateral de la mansión. Mirando algo cabizbaja hacia el piso. Sintió un poco de frió y se abrazo a si misma. Se detuvo justo en la estatua de un ángel.
-Valla...ahora alucinas Volkova, y las estatuas cobran vida...jajaja-
Lena se paralizo por completo, no había duda, esa es la voz de Yulia.
Cerró los ojos lentamente para volverse.
Al abrirlos se topo con una imagen completamente diferente a la que estaba planteada en su cabeza.
-Yu...Yu...Yulia?-dijo con la boca abierta Elena.
-O.O POR DIOS NO ALUCINO!-dijo con los ojos sumamente abiertos Yulia.
Oh sorpresa, Lena se encontró con la mujer mas hermosa que halla visto jamás.
Empezando por su vestimenta, aquel traje de ejecutiva que resaltaba ese cuerpo con el que Lena había hecho maravillas. Ese saco que resaltaba su cintura y esa falda que dejaba a la vista sus piernas, y esos zapatos de tacón. Pero no fue la vestimenta en si lo que hizo que Lena se sorprendiera, no. Era más bien el peinado de Yulia. Si, su cabello no era corto, era largo hasta los hombros, con un pequeño fleco que resaltaba esos ojos azules que tanto le gustaban.
Y ahora si Lena, no sabia que hacer...
Por otra parte estaba Yulia, sacada de un chapuzón de sus pensamientos al ver a la pelirroja parada de espaldas junto a la estatua del ángel. Lo que le dijo Karim, (y lo que había escuchado de algunos hombres presentes en la fiesta) era sumamente cierto. Lena se miraba más hermosa que nunca, que cabe el año pasado cuando fue a verla sorpresivamente. Sin duda....aunque no miraba esos rizos tan lindos, pero los rizos eran lo de menos.
Ahí estaba ella, justo enfrente.
Unas campanadas las sacaron de ese trance donde se vieron a los ojos por unos cuantos minutos, el reloj situado en el centro del jardín marcaba las 12:00am en punto.
Algo retrasado para avisar que ya era la media noche, pues...pasaban de las doce
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:26 pm

CAPITULO 30

»-(¯`v´¯)-»

Silencio…era lo único que se escuchaba en el aire. Miradas y más miradas. No era eso una forma de comunicarse, no se lo dijo Lena un día, y no se lo reprocho Yulia?
“Yo no hablo con los ojos”.
Pues, parece que lo que bien se aprende nunca se olvida, y ese lenguaje aun no había sido olvidado.
-Pa...pasa de la media noche-dijo Yulia dejando salir un pequeño gallito.
-Si...y no tengo sueño...-
VAMOS! Hace un año que no se ven!! Y es lo mas inteligente que puede salir de la boca de ambas? Dios! Si siguen así voy a renunciar como narrador!!!
-Como...co...como estuvo tu viaje?-...mmm...mejor...es mas razonable, bien...sigo como narrador...
-Bien, algo cansado pero excelente...-
-Oh...-mirando hacia el suelo.
-Claro que...moría por regresar-
-Si...todos están felices por tu regreso...aunque...claro que...te debe doler un poco haber dejado a todas esas personas que conociste allá en Londres, como...tus compañeros de la universidad o...tu...tu novio...no se-....hey...buena jugada Volkova, jejejeje...esto se pone interesante...
-Mi novio?-dijo entendiendo el juego de la pelinegra, Lena levanto una ceja aceptando el reto-...pues...si...me supongo que me han de extrañar allá...-sin responder exactamente quien-...aunque...uff...mira la hora...no es algo tarde?...-
-Como?-dijo la pelinegra creyendo que Lena quería irse.
-Si...deseguro la persona que te esta esperando en tu departamento...sigue esperando...no se molestara?-
-Que persona?-dijo Yulia frunciendo el ceño.
-Que novio?-dijo Lena con el mismo tono e imitándola.
Ambas sonrieron tontamente al darse cuenta que ninguna salía, las dos continuaban siendo “solteras”.
Y la posibilidad numero 2 de Lena estaba frente a ella, donde las acciones a y b no eran necesarias. Pero aun cabía la posibilidad de que Yulia ya no la amara. Pero aun así, decidió arriesgarse.
-Sabes? Me gusta tu nuevo look...te hace ver mas...profesional-dijo eliminando esos metros que les parecían kilómetros.
-Ah...ah si?-dijo tratando de no ponerse nerviosa
-Si...siempre me pregunte como seria verte con el cabello largo...y ahora que te veo, no hay duda. Te ves hermosa-
-Em...gra...gracias...tu...Tu no te ves tan mal, digo...no te ves mal-cerro sus ojos-...al contrario, te ves muy linda. Con ese aire medio londinense, es muy genial...si...-
-Genial?-
-Ah...ya...ya sabes que no...Soy muy buena para...para los cumplidos cuando...estoy nerviosa-diablos! Pensó Yulia, por que dije que estaba nerviosa.
-Estas nerviosa?-dijo Lena, como si no lo supiera...seria capaz de aprovecharse del estado de la pelinegra?-
-Eh...no...bueno si...bueno no...bueno no lo se...es que hace tiempo que no te veía y te veo y tu belleza me deslumbra...-arrrggg...porque dije que me deslumbraba, se dijo.
Lena soltó unas pequeñas risitas.
Aun me quiere, sonriendo para si misma.
-En eso tienes razón...-dijo Lena
-En que me deslumbras?-
-Que?-río-...no, en que hace tiempo que no nos vemos-
-Ah eso...-
-Ni siquiera me has dado la bienvenida-la pelirroja abrió sus brazos esperando un abrazo por parte de Yulia.
-Eh...bien...bienvenida Lena-Yulia abrazo a secas a la pelirroja y le dio unas cuantas palmaditas en la espalda.
Yulia estaba demasiado nerviosa y como narrador les digo que hace mucho tiempo que no se ponía así.
Lena soltó una risa por la actitud de la pelinegra y continuo aprovechándose de eso.
-Y mi beso?...-dijo para ponerse nerviosa ella sola-...di...digo...mi...mi...beso de bienvenida, en la mejilla...em...-bajando ese escudo que tenia, quedando las dos nerviosas.
-Si...claro...-Yulia se acerco torpemente besando la mejilla de Lena, golpeando su pómulo, justo como la primera vez que Lena beso su cachete en un baile de día de brujas hace algunos años.
-Lo...lo siento-solo que esta vez, Lena noto lo ruborizada que Yulia se puso.
-No te preocupes...-tocando su mejilla con su mano.
-Te lastime?-al ver que Lena se tomaba su cachete
-Eh? No, no...-y en verdad no la lastimo, solo que Lena tocaba aun los labios de Yulia en su mejilla.
-Bien...me quitas un gran peso de encima...-
-Si...-
Y de nuevo el silencio regresaba, ahora las dos miraban hacia el suelo.
-Quieres...quieres salir a tomar algo?-
-Si claro, me encantaría-respondió Yulia sonriendo torpemente.
-Aunque tal vez...debas decidir a donde jejeje...ya...ya no se si los lugares que frecuentaba continúan abiertos...-
-Pues, em...para serte sincera yo tampoco se mucho sobre lugares nocturnos...solo visito el “terremoto”-
-En serio? Casi no sales?-
-No...Cuando no era la escuela era el trabajo...-
-Ah...pues, si quieres vamos al...temblor? o como?-
Yulia rió.
-Terremoto-
-Si...-
-Aunque claro...no se si te guste, es un ambiente totalmente diferente a los que tal vez estés acostumbrada, por Londres...-
-Si...pero ya no estoy mas en Londres, o si?-
-Pues...no...-sonriendo como tonta.
-Bien, que esperamos...vamos al temblor-
-Terremoto-
-Eso-
Ambas se sonrieron.
Caminaron hacia donde estaban los autos estacionados, al acercarse Yulia se asusto un poco.
-Diablos! Me robaron el auto!-tomando su cabeza con sus manos.
-Por dios?! En verdad?!!-dijo Lena tapando su boca abierta por el desconcierto.
-No, esta en el taller...-
-¬¬...que graciosa Yulia...-
-Jajajaja...ay...disculpa...-
-Sigues teniendo el mismo sentido del humor-
-Sentido del humor...-Yulia frunció el ceño.
En verdad no lo seguía teniendo, pero regreso, por Lena.
-Oye espera...como iremos al temblor...-
-Terremoto-
-...al terremoto si no tenemos auto?-
-Mmm...buena pregunta....-
-Ya se! Pidámosle el auto a Sergey-
-Bien...-
.............................................

-No, no te prestare mi auto-dijo su hermano negando con su cabeza.
-Por favor Sergey!-
-Lena, pero acabas de llegar...-dijo la señora Inessa.
-Si mama...pero saldré con...Yulia-
-Con Yulia?...pero ustedes dos aun siguen...-
-No lo se mama. Pero debo averiguarlo...-
La señora Inessa cruzo sus brazos sobre su vientre no muy convencida.
-Entonces, si?-
-Pues...mmm...donde esta Yulia?-
-A fuera, me esta esperando-
-Tengo una mejor idea-
-Cual?-

..................................
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:27 pm

-Pasa...pasa...mi casa es tu casa...-dijo Yulia, comentario que le dolió después ya que ese departamento lo compro para Lena y ella.
-Wow...esta enorme Yulia...-dijo apreciando el espacio y la forma en la que estaba decorado-...me siento como en casa-respirando hondo.
Yulia dejo caer su portafolio al piso, traer a Lena al departamento no fue tan buena idea...
-Oh que torpe soy-dijo la pelinegra al ver que las cosas de su portafolio se habían esparcido por el suelo.
-Déjame ayudarte-las dos se inclinaron en el piso y empezaron a recoger los fólder y papeles de la pelinegra.
Lena miro el libro que le habían dado a Yulia esta tarde... o la tarde ayer contando que ya era sábado.
-Lo que esta en medio-leyó Lena en voz alta.
-Ah si...me lo dieron hoy...nuestra agencia le dará publicidad al libro-
-Wow...-Lena sonreía abiertamente.
-Sucede algo?-terminando de guardar sus cosas, las dos se pararon al mismo tiempo.
-No, bueno si...lo que pasa es que tenía muchas ganas de leerlo, iba a comprarlo en la versión en ingles pero se agotaron en Londres. Así que cuando llegue a Moscú mire en una librería que lo lanzarían en su versión en ruso...pero por lo que veo a ti adelantaron la premiere-
-Jajaja si...unos cuantos días...sabes, de hecho mañana...digo esta tarde harán una fiesta para celebrar su próximo lanzamiento...y el mismo escritor estará ahí...como se llama...-
-Mikami Hibikki-
-Si! Exacto! Si tanto te gusta...no se...quieres acompañarme?-
-En verdad?-dijo Lena sonriendo aun mas, después de todo tendría la oportunidad de conocer a su escritora favorita.-Si me encantaría!! Sabes...cuando estaba en Londres, esta escritora hizo una conferencia para promocionarlo. Pero por falta de tiempo no pude acudir. Supongo que esta en mi destino conocerla-dijo Lena
-Conocerla?-dijo en voz baja Yulia frunciendo el ceño, Pero si es un hombre, pensaba.
Pero no quiso contradecirla. A fin de cuentas mañana lo conocería en persona.-Em....no quieres algo de beber?-dijo caminando hasta su minibar.
-Mmm vodka....-
-Segura?-
-Si....vodka puro...-
-Bien-Yulia servia dos vasos, mientras Lena continuaba inspeccionando el departamento de Yulia.
Y lo primero que noto en la sala fue a ese enorme piano de color negro.
-Valla Volkova, y no dejas de sorprenderme-Sergey tenia razón, Yulia ya no era la misma...o si?-...sabes tocar el piano? O solo por decorar tu departamento?-
Yulia soltó unas risas mientras caminaba hasta Lena, le entrego su vaso de vodka.
-No señorita Katina, aunque usted no lo crea...aprendí a tocar el piano-
-Ah si? Y eso por que?-
La sonrisa de Yulia desapareció, evito ponerse triste pues la estaba pasando bien con Lena.
-Em...pues...-
-Sucede algo?-Lena cambio su expresión por una seria-...estas bien?-
-Eh, si....si....-sacudió su cabeza.
-Bien, por que...quería pedirte que tocaras algo para mí...pero...tal vez más al rato-
-Claro. Mas al rato esta bien...-
-Mmm...-
Ambas guardaron silencio, esperando que fuera la otra quien diera el primer empujoncito hacia lo que en verdad les interesaba saber esa noche...no querían esperar mas tiempo, ya había sido una completa tortura todos esos días sin verse y sin saber lo que ocurría en la vida de cada una. Entonces, Yulia se sintió obligada a ser ella quien lanzara la primera insinuación...para que lo demás fuera saliendo poco a poco de sus bocas.
-Eh...pero dime, que ha pasado en este tiempo,...sin mi-dijo Yulia bebiendo de su vaso.
-Pues...no muchas cosas....aunque estuviera en Londres no salía mucho a divertirme...siempre me la pasaba estudiando...y pensando en ti-
Katina 1 Volkova 1
Yulia rió cínicamente, y la imagen de Lena con aquel sujeto llego a su mente. Tenia que saberlo...tenia que...
-Oh...todo eso hiciste en un año?...no saliste con alguien durante ese tiempo?...-
-No...no podía salir con alguien, sabes que te quería a ti-
-Hum...claro-bebiendo-...entonces juras que no hubo nadie?-solo asegurándose.
-No, por que insistes en eso?-
-Por nada...-parándose del sillón-voy a servirme mas-indicando a su vaso, Lena aun tenía el mismo.
Y por mas tonto que sonara, al verla frente ella diciéndole que no hubo nadie mas, Yulia le creyó, pero no demostró su alegría. Claro, aun faltaba la otra parte, Lena...
-Y tu?...que paso con tu noviazgo, por el que me dejaste...-ahora era su turno de saber, justo, no?
Katina 2 Volkova 1
-Nada, no hubo nada-
-Como?-dijo algo confundida la pelirroja parándose del sillón.
-Que...no paso nada...-sirviéndose vodka en el vaso para beberlo en un dos por tres.
-Mmm...-Lena se paro y miro las fotos que Yulia tenia en su juguetero.-...quien es ese niño?-al ver una foto donde Yulia cargaba a un bebe de cabello rubio.
-Es mi hijo-
-Que?-
-Es mi ahijado...soy su madrina...es el hijo de Talina....nunca te lo mencione?-
-No...Nunca lo mencionaste-con voz queda.
Yulia salio detrás del minibar y regreso a sentarse al sillón, Lena la siguió.
-Y dime...como están los demás?-pregunto Lena.
-Exactamente quien?-
-Pues...todos...no lo se...hoy mire a Lidia, me contó un poco sobre Livier, Tania y Vika-
-Ah...pues, Sasha y Ushka se casaron-
-En serio?-
-Si...y los demás trabajan, Katenca se convirtió en dentista, y ya...quien mas falta?-
-Mmm...Segura que es vodka lo que bebes y no agua amarga?-dijo en tono molesto la pelirroja.
Al notar que Yulia se estaba poniendo un poco fría, a este cambio se refería Sergey?, se pregunto.
-Lo siento...-
-Y...como esta...-buscando algún nombre-...ah...como esta Pavlovna?-dijo sonriendo.
-Pavlovna esta muerta...-
-Que?-
-Pa...Pavlovna esta muerta...hace un año y medio que murió...-
-Que? Es broma cierto...cierto?-al sentir como un hoyo en el estomago la atrapo.
-No...no sabes como desearía que fuera broma-
La noticia le cayó como un balde de agua fría, no era precisamente lo que quería escuchar a su regreso, pero lo que mas le molesto, es el hecho de que no le dijeron nada.
-Dios...Yulia...y...y por que no me avisaste?-dijo con los ojos cristalinos la pelirroja.
-Para que...-en tono frió.
-Para que? Para que?!-Lena se levanto y lanzo un golpe a Yulia-por que era mi amiga!...por ti...yo también....yo también la apreciaba....-con la voz entrecortada. Lena no pudo evitar llorar.
-Perdóname...-dijo Yulia y las lágrimas aparecían-...perdón Lena, pero estaba segura que si te lo decía vendrías a Moscú en seguida-
-Por supuesto! Debía estar contigo, para apoyarte-Lena tomo las manos de Yulia.
-Lo ves...y yo estaba segura que te pediría que no te fueras Lena! Estaba tan destrozada que te pediría que te quedaras conmigo...y yo se...que te hubieras quedado-Lena no respondió, eso era cierto-...ves? ves por que no quise decírtelo...algunos años después me hubiera sentido mal al ver interrumpido tu sueño, al obligarte que te quedaras conmigo, por eso no quise decirte nada...pero aun así fui egoísta....perdóname Lena-llorando se aferro a los brazos de la pelirroja-....perdóname Lena...-Elena lloraba y trataba de reconfortar a su Yulia, por que a fin de cuentas seguía siendo su Yulia.
-Ya...no te preocupes...-beso su cabeza.
-Y sabes lo peor Lena...la forma en como murió...un...-llorando mas fuerte-...un accidente automovilístico...un tonto accidente automovilístico!!!-trato de calmarse-... pero alguien mas la acompañaba ese día...Natalia...-Lena frunció el ceño-...si, esa misma Natalia...la doctora...Pavlovna me dijo que Natalia fue la primera chica que se resistió ante sus encantos-Yulia soltó una risa-...en verdad que se amaban...yo puedo confirmarlo...los años no eran de importancia, ellas se amaban...-
-Natalia...Natalia también...-
-No...Ella esta viva...pero ni siquiera esta viva...-
-Como?-
-Y yo le prometí que la cuidaría...y la cuido Lena-dijo Yulia viendo a los ojos de la pelirroja-...esta en un sanatorio...la muerte de Pavlovna la afecto demasiado...-
-Dios...cuanto lo siento...-
-Si...pero dime que me perdonas Lena, por favor...dímelo-abrazándose mas a ella.
-Te perdono Yulia...te perdono-
Guardaron silencio unos cuantos minutos. Yulia se separo del abrazo de Lena y se sentó en el piso a unos metros.
-Que sucede?-pregunto la pelirroja
-Ay...ay algo que tienes que saber...-
-....-
-Hace un año fui a visitarte a Londres...-
-Como?-
-Si...y...te vi....te mirabas tan hermosa Lena...tan feliz, tan radiante...y vi como un tipo te abrazaba, supuse que era algo tuyo...más que amigos...-
-Yo nunca salí con nadie-
-Ahora lo se...pero ya es algo tarde para darme cuenta de mi error-Yulia rasco su cabeza-...en fin...por eso...yo...le dije a Sergey que te dijera que...yo salía con alguien aquí en Moscú-
-Y no era así?-Lena frunció el ceño.
-No...Nunca pude salir con alguien mas...es que no lo ves Lena, yo aun te...-
PLACK! La cabeza de Yulia había girado 90° grados hacia la derecha.
-Entiendo lo de Pavlovna...pero...pero eso fue una idiotez Volkova!!!-grito molesta Lena.
-Yo...-la pelinegra acariciaba su mejilla.
-No tienes idea de lo que sufrí al enterarme que me habías dejado...-
-Lo siento...-
Las dos miraron al piso, ni Lena miro a Yulia, ni Yulia miro a Lena. En sus cabezas analizaban la tonta situación por las que ambas se distanciaron y se puede decir que “terminaron” su relación. Pero terminar era algo que ninguna de las dos quería, pues, continuaban amándose como...como...como...dios! explicar esto esta medio complicado, pues, aunque lo diga con palabras lo que verdaderamente importa es sentirlo. Y si percibes una sensación extraña como de...de...de...diablos!...ya iba por buen camino...como haré para que entiendan la intensidad exacta del amor que sienten ambas?...eh?...pero, pongámoslo de esta forma, amor es...amor es...amor es lo que se tienen Lena y Yulia y punto. Así de fácil...
Por lo que sin perder más tiempo, deciden dar a conocer esa idea...
Sin darse cuenta (pero yo si por que tengo reloj...) ya habían pasado varios minutos en los que se perdieron cada una en sus pensamientos, para ser exacto habían pasado 9 minutos y medio de silencio, pero fueron los suficientes para que ambas llegaran a la misma conclusión: LOVE.
-Ya...parece que ahora si...estamos a mano, no crees?-dijo Lena para romper el hielo.
-Como?-Confusa, deseando que lo siguiente que dijera fuera la clave.
-No importa...ahora dime lo que quiero escuchar...por favor...dime que no viaje todos esos kilómetros en vano...-
Yulia sonrió. Justo lo que necesitaba escuchar para dar el primer paso y el más importante de la noche...
-Te amo Elena Katina...te amo como el primer día y no he dejado de hacerlo-Sintiéndose feliz de poder sacar lo que tenia dentro.
Pero la pelirroja ya tenia pensado mas allá que un te amo. Pues, el saber que Yulia la seguía amando solo era el principio, no regreso de Londres para eso, no...Ella había vuelto para quedarse con todo.
-Acepto...acepto casarme contigo Yulia Volkova...-
-Que O.o?-
La pelirroja salto a los brazos de Yulia, colocando ambas manos en las mejillas de su pelinegra, mientras que esta inconcientemente la tomo de la cintura.
Y por fin, después de tanto tiempo se besaron. Como hace tanto tiempo que no lo hacían (con nadie) y como hace tanto tiempo que no sentían esas ganas de vivir. Y como la primera vez, sintieron mariposas en el estomago.
-Wow...espera, espera-sacudiendo su cabeza-...como es eso de que nos vamos a casar? No crees que vamos algo rápido?-
-Rápido?...pero si esto se retrazo...como va ir rápido algo que se detuvo hace tiempo...además...no fuiste tu la que me propuso matrimonio aquella vez en mi habitación?-
-Bueno...si...y....aun sigo firme....pero....aun no escucho de tus labios lo que me muero por oír-
-Te ves hermosa?-
-Mno-
-El traje de ejecutiva te hace lucir sexy?-
-Eh no eso no...Me veo sexy Very Happy?-
-Si-la beso en los labios-...ah ya se...-la volvió a besar-...te amo Yulia Volkova-
-Very Happy-
-Jajaja, no sabes como extrañaba tus gestos....y todo de ti...-
-Y yo....aunque...valla que día...-
-Ni que lo digas...-
Yulia se paro y alzo su mano a Lena.
-Vamos a mi cuarto-
Lena tomo la mano de Yulia sin decir nada, ambas caminaron sin soltarse hasta llegar a la habitación de Yulia.
La pelinegra tomo a Lena de la cintura y la beso.
Después de todo la espera había valido la pena, no creen? Yo lo creo así, ese tiempo que duraron sin verse fue solo una prueba que el destino les hizo, y ambas aprobaron. Que puede ser mas fuerte que el amor que se tienen? Nada...ni el concreto.
Yulia detuvo a la pelirroja justo en la cama, la miro sonriendo y le dio un beso en los labios.
-Deberíamos de hacer el amor Lena, pero...pero eh esperado tanto este momento que ya no lo quiero-
-Te entiendo, yo también lo había deseado...pero ahora que lo tengo...no creo que será suficiente...y siento que no es tan necesario. Por que hacer el amor no hará que te demuestre lo mucho que te amo, por que yo misma se lo mucho que te amo-
-Correcto...-
Se sonrieron como tontas.
La realidad era, que ninguna de las dos había estado con otra persona que no fueran ellas mismas. Y las dos se sentían unas novatas...jajajaja.
Yulia se quito parte de su ropa para estar más cómoda, y entro dentro de su cama.
Lena sonrió e hizo lo mismo, quedando solo en ropa interior y entrando junto a Yulia en la cama.
-Esta noche no sentiré frió...-dijo Yulia al abrazar a Lena.
-Lo mismo digo...bienvenido sea el calor-colocando su cabeza en el pecho de su amada.
-Lena...te amo...-besando sus labios.
-Y yo...-cerrando los ojos para sentir simplemente la piel suave de Yulia.

Y yo digo: Love, love, love....
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:27 pm

Aquella mañana de Julio, dos personas que habían tenido encuentros casuales se saludaron por primera vez en esa conocida avenida, mientras que por otra calle, un niño corría detrás de su perro y este a la vez perseguía a un gato, y unas dos cuadras de esas dos avenidas, se encontraba el edificio “Luxe”. Y justamente en ese edificio, para ser preciso, en el piso 21, una chica pelirroja observaba con ojos de amor a la persona recostada a su lado.
-Yulia...-sonriendo y pasando una mano por el brazo que la tenia posesionada-...no te preocupes amor, no iré a ningún lado...-besando su mejilla, quitando la mano de Yulia para poder levantarse de la cama.
La pelinegra inconcientemente sintió la ausencia de Lena, y reclamo su presencia.
-Lena...-mientras se quejaba dormida y fruncía la ceja.
-Aquí estoy...solo voy por un poco de agua...-le respondió la pelirroja inclinándose un poco para poder besar la frente de su amada-...ya vuelvo-acariciando su cabello y cubriéndola bien. Miro alrededor de la habitación de la pelinegra, noto el enorme ropero que poseía y tomo una de sus batas, aspiro el aroma que la prenda tenia, ese aroma que le pertenecía a Yulia. Se puso la bata y se abrazo a si misma como si fuera la misma pelinegra quien lo hiciera.
Lena dio unos pasos pero antes de salir de la habitación se volvió para observar la figura de Yulia recostada en la cama. Sin duda se miraba hermosa, tan tranquila, hasta parecía una niña inocente incapaz de causar daño alguno.-...dios, como te amo-se dijo y le dijo a cualquiera que escuchara el amor que sentía por Yulia Volkova.
Salio del cuarto y camino por ese pasillo, desde que llego al departamento de la pelinegra, no había recorrido muy bien el lugar. Así que se dio a la tarea de inspeccionar el hogar de Yulia para enterarse un poco de los nuevos gustos que ahora tenía su chica.
Miro algunas pinturas que decoraban las paredes blancas, también observo algunos premios y reconocimientos que le habían dado a Yulia por su trabajo, y con orgullo contemplo el diploma por haberse graduado de la universidad recientemente.
Noto que había varias puertas, pero no abrió ninguna. Camino hasta la sala y miro de reojo ese piano negro que la llamaba. A Lena le gustaba tocar más el violín, pero el piano no pasaba a segundo plano.
-Ay discúlpeme señorita Volkova, no sabia que seguía aqu...-dijo la empleada dejando caer la aspiradora al piso, pues no era precisamente la señorita Volkova quien estaba frente a ella-...quien es usted?-
Lena salía de la cocina cuando se encontró con esa señora de edad avanzada. Se cubrió mejor con la bata pero aun así la empleada ya había notado lo que tenia puesto, y la miro de forma antipática, pero a Lena no le importo.
-Perdone por asustarla, soy Elena Katina-alzando su mano.
La empleada no muy segura la estrecho.
-Mucho gusto-dijo sin perder de la vista a la pelirroja.
-No se preocupe, no pienso robarme nada....estoy con Yulia-
-Aja...y la señorita Volkova donde esta?-
-Ella duerme...por que? Necesita hablar con ella?-
-No, no. Es que me parece extraño que aun este aquí a esta hora, siempre sale antes de que yo venga a limpiar el departamento...-
-Oh...bueno, pero siempre hay una primera vez que uno desea quedarse en casa y no ir a trabajar-
-Si...tal vez...-aun desconfiando de Lena-...pero sabe que es lo mas extraño...-
-No, que?-
-Que en el tiempo que llevo aquí, desde que la señorita Volkova se mudo al edificio...-
-Aja....-
-Y desde que limpió su departamento a sabiendas que ella no esta...-
-Aja...-
-.....-la empleada miro a Lena-....jamás había traído invitados...-
-En...en serio?-
-Si...por eso disculpe si reacciono así, me resulta algo raro toparme con alguien extraño....la señorita Volkova no es como los demás inquilinos de este edificio, y créame cuando le digo...-la empleada susurro-...no sabe lo uno se encuentra cada mañana trabajando aquí...como el inquilino de abajo-señalando al piso-...todas las noches viene con una chica diferente...ja! no es mi trabajo recoger ropa interior femenina!-algo exaltada-...pero bueno...si usted dice conocer a la señorita Volkova, y fue ella misma quien la trajo a su departamento...le creeré aunque me cueste ver que es cierto...-dijo la empleada pelando los ojos.
-Yo le aseguro que conozco a Yulia...-
-Hum...bien...-la empleada tomo la aspiradora-
-Ah...no se preocupe, por hoy no limpie...mejor venga mañana-
-Los domingos descanso...y si no hago limpieza hoy, tendrá que esperar hasta el lunes-
-Pues...yo limpiare hoy...y usted limpie el lunes...si?-viendo que el lugar estaba limpio, que había por limpiar?, se pregunto.
-Hum....como usted diga-la empleada tomo la aspiradora y la guardo en el cuarto de limpieza, después camino hasta su carrito y lo empujo hacia la salida-...compermiso señorita...-
-Katina...Elena Katina-
-...señorita Katina...hasta luego-
-Hasta luego...-dijo sonriendo y viendo la puerta cerrarse. Pues, estaba segura que seguiría viendo a esa empleada lo que significaba que Lena se mudaría junto con Yulia.
“Esperen....Yulia nunca ha traído aventuras a su departamento?...en verdad nunca ha estado con alguien mas después de mi? Entonces...jamás me engaño, sigue siendo fiel, sigue teniendo las iniciales E. K. por su cuerpo...aunque algo escondidas bajo el polvo de los años, mmm...debo hacerlas relucir de nuevo...”
Y con una sonrisa en los labios, y sabiendo que Yulia no ha estado con alguien que no sea ella, (y sabiendo que ella no ha estado con alguien que no sea Yulia) entro a la habitación de la pelinegra dispuesta a entregarse a lo que anhelaba desde hace mucho, pero mucho tiempo.
Yulia sentía como unos suaves labios recorrían parte de su cuello y de su espalda. Lo que hizo que sonriera por esa sensación de cosquillas.
Su brassiere estaba siendo quitado por unas manos pecosas, que la levantaron un poco para poder quitar por entero la prenda. El pecho de Yulia tocaba la sabana sin inconvenientes, y su espalda comenzaba a ser cubierta por pequeños besos que dejaban marca a su paso.
Ahora la braga de la pelinegra estaba siendo descendida a sus pies, primero salio por el derecho y después por el izquierdo, unas risitas traviesas se escucharon para ella, como cantos celestiales. Su pelirroja estaba dispuesta a hacerla suya como hace mucho tiempo que no hacia.
Unas manos pecosas pasaban por ambas pantorrillas de Yulia, reduciendo la velocidad al pasar por su trasero, tintineado cerca de su cintura y subiendo hasta el cuello para separarse al pasar por los hombros de la pelinegra.
-Tu piel sigue siendo tan suave como la recuerdo...y tan reconfortante para mi cuerpo-dijo Lena en el oído de su amada.
Yulia deseaba seguir siendo acariciada por Lena, pero también moría por tocarla. No se contuvo, de un movimiento se dio vuelta quedando encima de la pelirroja. Mirándola a los ojos con deseo y pasión. Arrinconando ambas manos de Lena contra la cama.
-Reconfortante son tus labios cuando me besas, reconfortante son tus manos cuando me tocas...-Yulia cerro los ojos-...reconfortante es...cuando tu cuerpo se funde con el mío...-
-Oh Yulia...como deseaba este momento-también cerrando los ojos al sentir las manos de Yulia pasando por su pecho, llegando hasta su vientre y tomando con ambas manos su braga para desaparecerla de su cuerpo. La boca de Yulia quedo a la altura de su abdomen al quitar la prenda de sus pies. Las manos de la pelinegra subieron lentamente pasando por los muslos de la pelirroja al mismo tiempo que su boca pasaba por sus senos y se detenía en su cuello, ahora Yulia paso sus manos tras su espalda, quito el seguro del brassiere mientras daba besos a su hombro izquierdo, los tirantes descendieron por los antebrazos de la pelirroja. Yulia quito la prenda y aprecio con ojos de lujuria esas dos montañas que se alegraron también al verla.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:33 pm

La respiración de ambas empezaba a escucharse entrecortada por toda la habitación, la luz del sol reflejaba sus cuerpos desnudos uno contra el otro.
Fue Lena quien acerco su boca para besarla, primero despacio y disfrutando sin prisa esos calidos labios que Yulia poseía. Debían de recuperar todo el tiempo perdido, todos los maratones de besos que no llevaron a cabo. Debían de ser realizados.
La pelirroja mordió el labio inferior de Yulia, jalando un poco hacia ella, acariciando con la yema de sus dedos el pecho de la pelinegra. En tanto, su amada daba pequeños apretones a sus muslos, haciendo que las piernas de Lena subieran y bajaran con el ritmo de su respiración. Fue entonces cuando Yulia no se contuvo y se coloco justo en medio de su pelirroja cuando esta cedió su espacio al abrir las piernas. Un primer roce y las dos temblaban como unas novatas al descubrir por vez primera esa sensación tan maravillosa. Lena sujeto la espalda de Yulia para atraerla más hacia ella, para que no se despegaran por nada en el mundo. La pelinegra inclinaba su cabeza hacia arriba y de vez cuando abría sus ojos solo para apreciar el gesto de placer de su chica. Después de tanto tiempo, sus cuerpos se entendían a la perfección. Como si la respiración, el movimiento de caderas de ambas, las manos de Lena apretando con fuerza la piel de Yulia, los mordiscos que la pelinegra propinaba en el cuello a la pelirroja, los gemidos de placer...todo eso, estuviera planeado para que algunos años mas tarde, se comentara como si nada aquel maravilloso rencuentro.
Como el momento más mágico en la vida de ambas.
-Yulia...ahhh....mmm....ahh....así!...ahh....sigue....ahhh....-decía Lena a punto de sentir el orgasmo por lo que mordió su labio.
A Yulia le parecía mentira creer todo eso que sentía justo en ese momento, no. Por que pensar que era poco creíble...no, por supuesto que no. Lena estaba ahí, con ella, haciendo el amor como nunca en su vida lo hicieron, y era totalmente cierto.
-Lena....ahhh...ohhh...ahhh!!...no pares!!....ahhh....ahhh!....-decía Yulia al sentir el vientre de su chica chocar de vez en cuando con el de ella, tomo con mas fuerza los muslos de la pelirroja y acelero el ritmo de su cadera.
Primero hizo su cuerpo hacia abajo, para después alzarse al sentir la tensión venirse dentro de ella, Lena dio un grito placentero enterrando sus uñas a la espalda de su amada.
Las dos habían obtenido un orgasmo en todo el sentido de la palabra.
Yulia respiraba agitada mientras las manos de Lena acariciaban su espalda. Ambas trataban de relajarse después de aquella aceleración de sus cuerpos. La pelinegra dio pequeños besos al pecho de Lena.
Su piel era igual de suave y de pecosa como la recordaba.
-Te amo tanto Yulia...-decía Lena al besar la cabeza de su amor. Aquella cabeza de largo cabello negro.
Elena la abrazo más a su cuerpo.
-Y yo te amo como nunca Elena Katina...-le respondió la pelinegra dispuesta a seguir con los besos. 3 minutos recostada en el pecho de su amada bastaban para recuperar las energías. Lena dejo salir de sus labios unas pequeñas risitas, pues por vez primera el cabello de la pelinegra le hacia cosquillas mientras esta besaba su cuello. Mordió su propio labio por esa caricia. La boca de su pelinegra se apodero de uno de sus senos, Yulia estaba que moría al tomar con una mano el otro seno de la pelirroja.
A esas dos montañas a las cuales denomino “sus niñas”. Esas “niñas” que la enloquecían y eran el arma mas poderosa de Lena para persuadirla a hacer cosas que a veces no quería hacer.
Yulia succionaba el pezón ya duro de su amada, y la escuchaba gemir de placer. También ella estaba que se excitaba con solo tocarla.
A las dos no les importaba no haber estado con alguien para compararse, pero aunque así hubiera sido el caso, ambas sabían que solo ellas mismas podían proporcionarse semejantes placeres y sentimientos. Cuando hacían el amor no había comparación con nada. Pero muy en el fondo, o tal vez un poquito antes, las dos estaban felices al saber que nadie más había tocado sus pieles durante ese tiempo.
La pelirroja arqueaba su espalda, quería que Yulia tuviera la comodidad entera de besar su pecho, y esta no desperdicio dicha oportunidad, pues paso una mano tras Lena para poder sujetarla mientras que su otra mano iba hacia el sur de la pelirroja, su boca besaba ambos pechos, los mordía y succionaba sin siquiera importarle la respiración.
Lena sintió la mano de la pelinegra, dos dedos se adentraron sin darle tiempo de enterarse. Dio un pequeño gemido, ese mete y saca empezaba a surtir efecto en ella. Comenzaba a mojarse y era cuestión de tiempo que el delicioso orgasmo la sorprendiera.
Yulia dejo los senos de Lena para ir a su boca, quería opacar el grito que invadiría la habitación en segundos, la pelirroja se dejo besar pero eso no evito que soltara el tan esperado grito al sentir el orgasmo en ella.
Yulia se sonrió por dentro, saco su mano de ahí y dejo recostar a Lena lentamente, dejando su mano en su espalda. Bajo de encima de ella y se acostó en la cama.
Y la respiración acelerada regreso.
Pero Lena sentía que tenía que devolver todo ese placer que su amada le había dado.
Así que esta vez fue ella quien subió al cuerpo de Yulia a la altura de su vientre, viéndola a los ojos, recogió su pelo tras su oreja y le sonrió coquetamente, para morderse el labio.
Yulia se derritió con solo notar esos hoyuelos en las mejillas de Lena. Hace tanto tiempo que no le parecían más sexys.
Lena mojo sus labios con su lengua y Yulia sentía el paro cardiaco. Su corazón no latía tan rápido desde la última vez que estuvo con Lena.
Y fue entonces cuando la pelirroja beso el pecho de Yulia hasta dejar todo un camino que pasaba por su abdomen y vientre. Y Yulia supo lo que pasaría, pero dejo que Lena la sorprendiera.
Con sus manos abrió sus piernas acariciando su ingle, beso su entrepierna derecha y luego beso su entrepierna izquierda. Espero unos segundos para que Yulia dejara volar su imaginación y adelantara sensaciones, un gemido de su pelinegra fue la señal.
Lena adentro su lengua y con ella acariciaba el sexo ya húmedo de Yulia. Haciendo que esta moviera de arriba hacia abajo su pelvis y arqueara un poco su espalda.
Tantas ganas de sentirla dentro que era maravilloso. Lena no dejaba de besar y lamer el sexo de Yulia tan ferozmente que en poco tiempo el cuerpo de Yulia la dejo llegar al orgasmo.
-Ahhh!....ah!!....ahhh!! Lena!!....Ahhouu!-grito Yulia para acostarse bien en la cama y recuperar el aliento tras dicho placer proporcionado por su pelirroja.
Lena se acostó a su lado, también se encontraba excitada y apreciaba a su pelinegra cuando esta la miro a los ojos.
-Lena...eres tan linda-pasando la yemas de sus dedos sobre las mejillas sonrosadas por el calor que sentía la pelirroja-...amo tu carita pecosa,...tus labios suaves y carnosos...y ese cuerpo que hace maravillas con el mió-su rostro estaba distanciado por unos cuantos centímetros-...dios...eres tan bella...-Lena soltó una sonrisa.
-Pero que cosas dices, si hablamos de bellas...esa eres tu...te has convertido en toda una mujer,...tan madura, tan segura....me siento tan dichosa de que seas solo mía...-Ahora Yulia sonrió-...y lo mejor, es que estamos juntas...-
Se besaron.
-Y estaremos juntas...-
-Aunque...tendré que buscarte otro apodo...-dijo Lena entre risas.
-Ah? Y por que?...-
-Quieres que continué diciéndote: “mi monito hompy ponky”?-
-Si!...después de un tiempo llego a gustarme ese apodo-
-Jajaja, en serio?-
-Si...y no me molesta en absoluto seguir siendo tu monito hompy ponky-
-Pues a mi menos...-dándose un beso de esquimal, si...ya saben...el de nariz con nariz.
-Mmm...pero yo aun tengo un problema...-
-Cual?-dijo Lena levantando su ceja. Yulia sonrió por ese gesto, le resulto sexy.
-Pues...que tu si no eres mas mi “carita de ángel”-
-Ah no?-Lena frunció el ceño.
-Mno, jajaja...ahora pasaste de un ángel Lena, decirte así queda corto...ahora,...ahora eres mi diosa...oh si...mi propia diosa...-
Lena rió.
-No,...prefiero ser humilde y quedarme como ángel...así te protejo de todo mal-
-Pero como diosa haces milagros...-
-Mmm no...Puedo elegir?-
-Bien. Si tú lo deseas-
-Correcto...me quedo como ángel-
Las dos rieron. Sus propias miradas fueron apagando sus risas para perderse dentro de los ojos de cada una, Yulia sonreía como boba enamorada viendo aquella mujer (Desnuda) recostada a su lado, observando los rayos del sol pasar por la ventana haciendo relucir a ese ángel que tanto amaba. Por que seguía siendo su ángel...esa enviada del cielo para salvarla de su propia soledad y melancolía. Ah...pero esos sentimientos quedarían en el pasado. Sin duda, ahora si tenía que ir a misa, definitivamente dios había sido demasiado generoso con ella.
-Que tanto me miras?-decía Lena risueña al sentir ese azul profundo traspasarle el alma.
-.......Todo...-respondió Yulia con una sonrisa, esa sonrisa que derritió a Lena en un segundo. Pero que hermosa es su Yulia, y el hecho de tenerla a su lado hace que el mundo mejore, no le importó ser una egoísta respecto a la desgracia, estaba feliz y no lo compartiría con nadie. No la compartiría con nadie. Solo mírenla, solo es cuestión de observar dentro de sus ojos para sentir el cielo mismo. Ese cuerpo maravilloso recostado a su lado, esa mujer (también desnuda) que la tiene loca con solo tocar su piel tan suave y dulce. Con ese cabello largo y negro que cubre sus ideas y pensamientos. Y esa boca...dios...que boca.
-Te amo tanto, lo sabes?-dijo Lena acercando su rostro, movimiento que hizo la sabana correrse y dejar al descubierto su pecho desnudo.
-Si...claro que lo se...por que yo también te amo-respondió Yulia eliminando mas los centímetros que se interponían entre sus rostros, se vieron a los ojos y los cerraron para después besarse. Beso que parecía no querer terminar nunca.
Pero nada es para siempre, díganmelo a mí.
El celular de Yulia comenzó a sonar para interrumpir ese tan maravilloso beso.
-Mmm...no...-Besándose-piensas...-besándose-.... contestar?-dijo Lena al separarse un poco de sus labios. Yulia le respondió con la cabeza negando pero sin dejar de besarla.-...mmm....amor,...puede ser importante-dijo Lena al ver que la persona detrás de la línea continuaba insistiendo. Yulia hizo una mueca, se destapo y se levanto para tomar el celular de su saco que estaba tirado en el piso. Al mirar el aparato noto que tenia varias llamadas perdidas. El celular volvió a sonar y contesto.
-Bueno?-dijo al ponerse el teléfono en la oreja, mientras Lena la miraba risueña al notar su desnudes frente a ella, pero que espectáculo, pensaba entre risas. Yulia voltea a verla y se sonroja un poco, pues, esa sonrisa picara le mostró sus hoyuelos sexys.
-Por dios Volkova! Devuélveme a mi hermana!-dijo Sergey del otro lado de la línea, la pelinegra deja salir unas risas, mira a su amada (que continua con esa sonrisa coqueta, en la cama...desnuda...mientras que ella habla por teléfono...y su Lena desnuda, en la cama, con una sonrisa picara...ay dios *.*) para perderse en su belleza, mientras que Sergey continua hablando. –A que horas piensas devolverla? Eh? Nosotros también queremos hablar con ella...-
-Quien es?-dijo Lena al ver que Yulia sonreía, esta le respondió en un susurro que era su hermano Sergey.
-Volkova?...me estas escuchando?-
-Si, jajaja...perdóname, pero no veras a tu hermana todo este fin de semana-
-Que? Pero que cosas dices? Eh? Que no ves que ya no soporto a mama! No deja de marcarme!! Me orillas a darle tu número...-
Yulia sonríe y aleja el celular de su oído.
-Lo siento Sergey...-para colgar y apagar el teléfono.
Deja el aparato en el tocador y regresa a la cama junto a su Lena.
-Que paso?-pregunto su pelirroja sonriendo.
-Pues, tu familia...que quiere que vallas con ellos...-
-En verdad?-
-Si...pero no pienso dejarte ir...al menos hasta el día de mañana-Lena sonrió por el comportamiento de su pelinegra, acercando su rostro para darse un lindo beso sonrisa.
Pero ahora el teléfono del departamento interrumpía el momento.
-Aguarda...-dijo Yulia para levantarse.
Lena miro como su amada se perdió al salir por la puerta, el teléfono sonada y no dejaba de hacerlo hasta que un ruido como de un golpe lo callo.
-Listo!-grito Yulia desde la sala.
Lena comenzó a reír de solo imaginar a su novia arrancando el teléfono.
-Pero que salvaje eres...-dijo al verla entrar.
-Solo cuando lo amerita el momento...-dijo para adentrarse de nuevo a la cama. Lena la acerco con su mano en la mejilla para besarla. Al separarse un ruido parecido a un estomago vació hizo de su presencia.
-u.u...ya me dio hambre...-dijo su pelinegra, Lena sonrió y comprendió que había que levantarse de la cama.
-Que horas serán...-dijo la pelirroja viendo hacia el reloj del buró.
-Las 11:00am O.O!!!-algo alarmada.
-Paso algo malo?-
-No...Solo me gusta exagerar las cosas jejeje ^.^-
-Ay...-Lena reía-...en verdad que te extrañaba...y solo por que me hiciste reír te haré el desayuno-
-Mmm genial...-dándose otro beso sonrisa.
Lena se destapo y se levanto de la cama. Dejando que su Yulia apreciara su cuerpo tonificado por el ejercicio de correr todas las mañanas.
Y Yulia no fue nada discreta al abrir los ojos como platos y muy en el fondo darle gracias a dios por haber creado tan semejante hermosura.
-Y que...te quedaras ahí observándome-
-Si...-dijo Yulia sin quitar los ojos de su pecho.
-Anda boba, vamos al baño...-alzando sus manos a su pelinegra.
Yulia robot apareció, dejando y haciendo todo lo que Lena le dijese.
Se levanto de la cama sin soltar las manos de su pelirroja. Ambas caminaron hasta el baño, Yulia hizo un movimiento de querer quitarse la blusa y se dio cuenta que ya estaba desnuda.
-Upss...jejeje...costumbre...-
-Pues...acostúmbrate a despertar ciertas mañanas desnuda-
-Oh...ah...O.o-
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:37 pm

Lena sonrió y empujo a Yulia hasta la ducha. Abrió la regadera y el agua tibia salía para bañar sus cuerpos desnudos, claro que las gotas, no se comparaban con las caricias de sus besos. La pelirroja dio una ojeada al lugar, observo un jacuzzi al fondo. Valla, este departamento lo tiene todo, se dijo sonriendo. Pero su pensamiento fue interrumpido por las caricias de Yulia a su espalda, quien besaba su hombro y la abrazaba hacia ella al poner su mano sobre su vientre. Lena sintió los pechos de su pelinegra y como su cuerpo se iba juntando al suyo. Las manos de Yulia atraparon sus senos, mientras que besaba su cuello, Lena inclino la cabeza hacia atrás por la sensación que sentía en ese momento. La regadera había sido el segundo escenario para hacer el amor, pues Yulia tenía planeado pasar por cada rincón del departamento.
El agua caía sobre ambas, mojando sus ideas y sensaciones.
Y a sus mentes, inconcientemente llego un recuerdo, aquella vez después de esa maravillosa noche, cuando Yulia menciono esa frase que las ilusiono, a ambas. “cuando nos cacemos”. Pues, sin darse cuenta, en tan solo un día las dos compartían lo que seria algo normal el resto de sus vidas....
-Yummi...huele delicioso...^.^-
-Gracias...aun ni siquiera lo has probado-dijo Lena Feliz por el cumplido de su pelinegra, dejando el plato en la mesa
-Oh y se ve delicioso...-beso sus labios-...gracias amor-
-De nada-sentándose a su lado-...ahora pruébalo...-
-Bien-Yulia probo un poco-....mmm....y sabe delicioso (huele a pollo, sabe a pollo,...es de pollo!...caldos de sopa Knorr, el mejor sabor para cocinar ^.^...jajaja...dios u.u....)-mientras disfrutaba del bocado.
-Es algo que aprendí en Londres...-
-Mmm...Y aprendiste muchas cosas?-decía Yulia comiendo.
-Si...de comida si....ya habrá tiempo de prepárate todos los platillos-también comiendo.
-^.^-Yulia no respondió, pero se notaba la felicidad en su rostro.
De hecho se notaba la felicidad en el rostro de ambas, Lena mientras cocinaba se dio cuenta que ni siquiera Yulia sabe donde están los utensilios de su propia cocina, lo que la hizo suponer que a veces Yulia no preparaba su desayuno. Y supo, que seria ella quien se encargaría de eso con el tiempo.
-Te molestaría llevarme con mis padres?-
-Tan pronto? Pero...-dijo Yulia al quitarse los guantes para lavar los trastes.
-Si...debo cambiarme...-Lena también se quito los guantes (eran amarillos), y se miro a si misma-...o piensas tenerme todo el día con tu pijama?-arqueando una ceja
-Pues...para serte sincera no te queda nada mal XD-te queda ajustada-...pero...no, no me molesta....de hecho...ah diablos!-golpe a la frente.
-Oh es cierto-dijo como si entendiera la causa del golpe de Yulia-...tu auto esta en el taller-...mmm...valla la entendió-...hum...entonces mejor me voy en taxi-
-Pero...-no muy convencida-...por que no llamas y que te traigan ropa...o te pones algo mió-
-Toda tu ropa me quedara ajustada-
-Lo se, no es maravilloso Very Happy-
-Yulia...quiero sentirme cómoda...-
-Ja! ya se, lo dices por que mi ropa es muy rusa y ya estas acostumbrada a vestirte muy a la Londres!-
-Si, en parte...además la mayoría de tu ropa son vestidos o trajes de oficina-
-Lo se...es por que solo voy a cócteles o a trabajar-
-Mmm...Mejor pediré que me traigan ropa-
-O podemos comprar algo...algo de aquí...-
-Pues...si...por que no?-
-Por que no lo se...-
-Aun así...no saldré con tu pijama de compras u.u-
-Pues...-rasco su cabeza-...ya se! Le preguntare a Imelda-
-Imelda?-
-Si, es la ama de llaves....viene a limpiar mi departamento todas las mañanas....mmm...que raro que no haya venido hoy-
-De hecho si vino-
-En serio?-
-Si...creyó que había entrado a robar...-
-Oh...si...bueno, le preguntare si no tiene ropa guardada por ahí...algo que te quede-
-Nada ajustado por favor...-
-T,T...mmm...-
Lena rió por su gesto y se acerco a darle un beso, al querer separarse Yulia se lo impidió colocando sus manos en su espalda. El beso empezaba a ser más que un beso, las manos de ambas comenzaban a explorar más allá de las ropas.
-Hum...Yulia...-dijo Lena ahora si separándose
-Oh...perdón...-Yulia quito el labial que se había corrido.
-Yo...deja que...-dice Lena al quitar con su dedo pulgar los rastros de labial en Yulia-...ya...ya esta-ambas rieron por la cercanía.
-Ya vuelvo-
-Claro-recogiendo un mechón de cabello tras su oreja-no tardes-
-Eso nunca-sonriendo.
Yulia tomo su celular (mmm...como llego ahí?...u.u) y la llave (tarjeta) de la mesita cerca de la puerta. Olvidando que esta vez, había alguien en casa para abrirle, lo que hacia que no fuera necesario llevarse la llave del departamento.
La pelinegra respiro hondo, nunca había estado mas feliz en toda su vida (desde aquella vez que Lena acepto ser su novia), caminaba erguida y con confianza, sin esa nube negra que la acompañaba día a día desde que Lena se fue...ahora ya esa nube había desaparecido.
Por el pasillo se escucho el sonido del teléfono de Yulia, reconoció el timbre y supo quien llamaba.
-Buenos días Karim-dijo Yulia con buen tono.
-Buenos días....hola...-dijo Karim algo desconcertada.
-Hola, como estas? Que sucede?-
-Eh...pues...em...nada-
-Ah que bien...-con voz alegre.
-Eh?...eres Yulia Volkova?-
-Si?...por que lo dices?-
-Pues...tu actitud...te oyes...te oyes feliz...-
-Jajaja...pues lo estoy y no sabes cuanto-
-Si...ya me imagino...-Karim sonrió del otro lado de la línea-...parece que Lena y tu volvieron-
-No volvimos...-
-Ah no? Entonces...-
-Nunca nos separamos Karim,...-
-Me confundes...-
-Lena y yo estamos juntas, como siempre debimos estarlo-
-Ah entonces si...bueno explícate, no andes con rodeos-
-Lo siento-
-Acaso te disculpaste? De forma sincera y no sarcástica *.*?...dios...por que no fui por Lena antes!!-
-Oye...¬¬...-
-Lo siento...no sabes lo feliz que me hace saber que ya no serás tan amargada-
-Karim...-
-Eh...perdón...-Yulia miro a Imelda salir de un cuarto con el carrito. La pelinegra alejo un poco el teléfono.
-Oh Imelda-acercándose, esta se dio vuelta y miro a Yulia.
-Yo le juro que no robe nada!! Cuando entre estaba una chica pelirroja y dijo que usted...-
-Calma! Calma!-moviendo las manos para tranquilizarla-...lo se...es Lena...la conozco...pero no era eso lo que quería decirle-
-Ah no..uff...bien, y en que puedo ayudarle-
-Pues...-(En el teléfono Karim llamaba a Yulia).-...me pregunto si..., no tendrás alguna ropa que le quede a mi amiga...-
-Mmm...no lo se...déjeme ver en los objetos perdidos-(Karim continuaba llamando a Yulia por el celular)-...si encuentro algo que le quede se lo llevare en seguida-
-Gracias, muchas gracias-
-De nada...todo por mi inquilina favorita-riendo ya que Yulia le daba propina de vez en cuando, aunque no tenia por que hacerlo.
-Bien, espero por la ropa-(Karim gritaba desesperada)
-Compermiso-Imelda se dio vuelta arrastrando el carrito de limpieza.
Yulia imaginaba a Lena con el traje de intendente pero uno muy corto y ajustado empujando el carrito de forma seductora y sexy.
A punto de perderse en su imaginación miro que tenia el celular en la mano.
-Diablos! Karim!-colocándoselo en la oreja.
-VOLKOVA!! CONTESTA! YA SE QUE ESTAS AHÍ!!! RESPONDE MI PREGUNTA!!-
-Ah...lo siento...hablaba con Imelda...-
-Snif...snif...dejaste a tu amiga del kinder para hablar con la intendente de tu edificio...ella es mas importante que yo?...eh?...-
-No...Perdóname...-
-Oye...me pediste perdón? En vez de responderme de forma fría?....wow...-
-Si...y que fue lo que preguntaste?-
-Ah...si irías a la reunión esa...por el lanzamiento del libro...es que lo anunciaron por la televisión y como vi que era importante me preguntaba si podrías llevarme Very Happy?-
-Sergey ira?-
-Que?! Que tiene que ver el tonto de Sergey en esto!!???-
-Pues...por que siempre vas a las reuniones solo por ver a Sergey...-
-MENTIRA!! Ya te dije que te puedes ir al infierno Volkova!! Con eso no se juega-Yulia reía por la actitud de su amiga.-Sabes que!? Ya no quiero ir...olvídalo! prefiero quedarme en casa...oh...espera...no estas en la oficina?-
-No...-
-Que bueno por que yo tampoco ^.^-
-Pero no importa...jejeje...es lo bueno de ser la jefa-
-Ah ya se...jejeje...es lo bueno de ser la amiga desde el kinder de la jefa Very Happy-
-Hum...me usas?-
-No...-
Yulia se detuvo frente a la puerta de su departamento. Escucho el sonido del piano, Lena tocaba.
-Oh...sabes, debo colgar...-
-Pero fui yo quien llame. Es de muy mala educación colgar a la persona que te hablo-
-Lo se pero...-
-Oh sabes que!? Debo colgar Yulia, pero luego nos vemos...y me cuentas como estuvo la fiesta esa...adiosin-
-Adi...-escucho como había colgado-...os-mirando su celular.
Rasco su cabeza y río por dentro.
Saco la llave (que era una tarjeta) y la paso por el seguro, la puerta se abrió inmediatamente.
Lena dejo de tocar cuando noto la presencia de Yulia ya algo cerca de ella.
-Perdona, no se si te molesta que...-
-No, para nada...es nuestro-Lena sonrió.
-Sabes, mientras te fuiste puse mi ropa a lavar-
-Pero que tontas!-Yulia dio un golpe a su frente.
-Lo se, lo mismo pensé yo...pero como un comentario llevo a otro nunca se me ocurrió como una opción-
-Y como yo creí que habías llegado desnuda a mi departamento...-
-Volkova!-
-Lo siento u.u-
-Jajajaja...de todos modos en cualquier minuto esta lista-
-Bien, pero no perdemos nada en ver la ropa que Imelda nos trae...algún escote...una minifalda...no se-
-No usare eso...ya estoy usando tu pijama y me es suficiente-
-Dejare que ofendas a mi pijama por que no es la verde de pingüinos-
-Gracias por dejarme ofender tu pijama que no es la verde de pingüinos-dijo Lena imitando su tono, ambas rieron.
-...espera...-Yulia se dio cuenta de algo-...haber párate...-
-Que sucede?-extrañaba por la reacción de Yulia, de todas formas se levanto del banco del piano.
-Valla es cierto *.*-
-Que?-Lena se miro a si misma-...que es lo que tengo?-
-Nada...no tienes nada-con la boca abierta.
-Entonces por que haces esa cara de libidinosa-
-Por que no tienes puesto nada debajo de la pijama *.*-
-Yulia!...cuando me miras así haces que me sonroje-Lena se ruborizo.
-En serio?...pero si eres tu quien...-
-Lo se...pero a veces tu también me...-
Sin terminar lo que iban a decir.
Yulia deseaba quitarle la pijama y Lena aunque no lo demostrara también lo deseaba.
Así que las dos se acercaron al mismo tiempo, eliminando la distancia. Lena desabrochaba la camisa desde abajo y Yulia desabrochaba la camisa desde arriba, hubo un momento en que sus manos se encontraron en medio del pecho de Lena con su camisa ya abierta por completo.
Ambas se besaron y la pelinegra acariciaba el busto de Lena con sus dos manos, de forma circular y apretando de vez en cuando contra sus dedos. La pelirroja sentía las cosquillas en medio de sus piernas al dejarse tocar por Yulia. La pelinegra inclino un poco su cabeza para poder besar el pecho pecoso de su amada, pero era algo difícil al estar las dos paradas, así que tomo a Lena de la cintura y la cargo hasta situarla arriba del piano. Con la ventaja de que su boca quedaría a la altura del pecho de Lena. Así comenzó a besar el seno derecho, mientras Lena disfrutaba de las caricias y revolvía del cabello a Yulia. Esta abrió su boca para poder atraparlo, y comenzar a chupar y succionar su pezón. Dejando marcas rojas en la piel tan blanca de Lena. Yulia paso al otro y a este no lo beso, lo aprisiono con su boca chupándolo y con sus dientes jalo despacio el pezón ya duro y de color rosado. Lena gimió un poco.
El timbre interrumpió dichos jadeos.
-Yul...alguien toca-dijo Lena al ver que su pelinegra continuaba entretenida chupando sus senos.
Cosa que no la molesto, por ella que la persona tras la puerta continuara tocando.
-Señorita Volkova!!!-grito Imelda desde el otro lado-...traigo lo que me pidió...-sin dejar de tocar el timbre.
La inspiración de Yulia se detuvo, dejo el pecho de Lena y la miro a los ojos con reproche.
-Ya habrá mas situaciones así...-le dijo su pelirroja para reconfortarla.
-Si...-Lena puso sus manos en los hombros de Yulia, esta la tomo de la cintura y la ayudo a bajar de un brinco del piano.
-Ve abrirle-dijo Lena sin abrocharse.
-Ve a taparte-dijo Yulia viendo su busto.
-No...Iré al cuarto de lavado...creo que la ropa esta lista-sonriendo. Lena miro lo despeinada que estaba su pelinegra y acomodo un poco su cabello. “Cuando era corto era mas fácil de acomodar, pero me gusta mas así”, se dijo. Yulia sonrió y beso de piquito a Lena para agradecerle.
-Correcto-el timbre continuaba sonando-...mmm...-
Yulia frunció el ceño y camino hasta la puerta para abrir a la intendente. Se aseguro de que Lena no estuviera presente o que al menos estuviera “presente”. (Con el camisón abrochado), pero ya había entrado al cuarto de lavado.
-Ah...perdone, es que usted no contestaba-se excuso Imelda al tener el dedo en el timbre
-Estaba ocupada-Imelda bajo su brazo.
-Aquí esta lo que me pidió-entregando una bolsa negra, Yulia dudo en aceptarlo, a fin de cuentas Lena usaría su propia ropa. Rasco su cabeza con gesto inseguro.
-Mmm...vera...ya encontró que ponerse...-la empleada dejo salir un gesto de molestia, para que le pedía algo si al final ya no lo quería-...pero aun así gracias por la ayuda-el gesto de Imelda mejoro al ver que Yulia hacia ademanes de sacar su cartera.-Tenga, por haberla hecho buscar-entregándole unos cuantos billetes.
-No se preocupe, esta bien-aceptando el dinero.
-Bien...ya puede irse-
-Claro-asintiendo y Yulia cerró la puerta.
“Tal vez le moleste que siempre de dinero...actuó como su padre...”
Los gritos de Lena la sacaron de sus pensamientos, se acerco al cuarto de lavado.
-Se a encogido!!!-Yulia empezó a reír por la escena.
El pantalón de Lena parecía ser corto de las piernas, y su blusa la hacia mostrar el vientre.
-Pero si te ves hermosa-riendo.
-No te burles Volkova!!-
-No me burlo amor!-aun riendo.
-Ay! Ya!...no importa-colocándose su abrigo
-Te ves bien,...muy bien...-entonando su frase.
-En...en serio Very Happy?-
-Si!!...mira a mis niñas-dijo Yulia tomando con sus dos manos el busto de Lena-...están de presumidas-ya que...bueno ustedes entienden...
-Yulia!-riendo algo ruborizada-...no tienes vergüenza, verdad?-
-Mno...al menos no cuando tú la tienes-
-Mmmm-Yulia quito sus manos de ahí y rodeo la espalda de Lena para abrazarla contra ella.
-Valla...Y se sienten como se ven XD-refiriendo a las bubis de Lena
-Volkova!!-dando un golpe a su brazo.
-Ya, ya...perdóname amor...-
-Te perdono...-
-Bien, ya que me perdonaste podemos irnos a comprar tu ropa-
-En serio si quieres ir de compras?-
-Si!! Muero por que me modeles esos escotados vestidos-
-Y que te hace pensar que me pondré escote?-
-Por que quieres verme feliz Very Happy-
-Jajaja...nunca terminaremos esto...-
-Mno-negando-...al menos que te hagas una reducción de busto-
-Bien basta...-
-Perdón u.u....-
.....................................
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:53 pm

Cuando Lena viajaba en el taxi, pudo apreciar los cambios de su ciudad natal, como un nuevo puente, un nuevo club nocturno, un nuevo café, estatuas sin cabeza, tiendas cerradas, estatuas con la cabeza ya repuesta, etc.
Y le pareció maravilloso, como no pudo apreciar esas cosas antes?
Pero lo mejor de todo y lo que en verdad hacia maravilloso lo demás, era ni mas ni menos que su Yulia. Aun la amaba y como nunca antes.
-Ya?-pregunto Yulia detrás de la puerta.
-No...Espera...que el sierre esta atorado-
-Si quieres te ayudo?-
-Bien...-Lena abrió la puerta del probador y le dio la espalda a Yulia. Esta se quedo contemplando la piel tan blanca de Lena que dejaba notar hasta la cintura-...Yulia...-
-Ah si...-reaccionando y subiendo el sierre sin problemas.
-Y? que tal?-al volverse para que su pelinegra la viera de frente.
-Te ves hermosa *.*-
-Ay Yulia!! Eso me has dicho con todos los vestidos que me he probado-
-Es que es cierto *.*-
-Aunque...claro-sonriendo-...no me molesta que me digas que me veo hermosa con todo lo que me pongo...solo que yo quiero algo con el cual sentirme cómoda-
-Entonces ese no T.T?-
-Mmm...no...Me probare el otro-
-Bien u.u...-Yulia se dio vuelta para que Lena cerrara la puerta del probador.
Ya había hecho 3 cambios en esa boutique, lo que si lo sumas con los otros 8 de las tiendas anteriores, daban un total de 11 cambios que había hecho Lena en lo que llevaba en busca de su vestido.
Yulia empezaba a desesperarse, claro, no se quejaba, pues podía ver a Lena con diferentes vestidos y algunos eran escotados XD.
Mas sin embargo, la pelirroja quería verse presentable ya que no todos los días puedes conocer a tu escritora favorita.
-Anda Lena, la reunión comienza a las 3:00pm, y si en verdad tienes muchas ganas de ver a Mekomela Hikama...-
-Mikami Hibikki!-le corrijo Lena.
-...a Mikami Hibikki deberías de apresurarte....todavía tengo que cambiarme y que te cambies tú-
-Ya...solo una tienda mas y ya, si?-
-Mmm bien...-
Lena abrió la puerta del probador con una sonrisa. Yulia no le reclamo más.
Continuaron caminando por el centro comercial, ambas estaban tomadas de la mano. Provocando que uno u otro fijara su vista en sus manos unidas. Pero como en veces anteriores, no les importo para nada.
Lena se detuvo frente a una vitrina, con los ojos brillantes, ahí estaba el vestido que buscaba, ese con el que se imagino. Tenía todo lo que quería, pues era elegante pero sencillo a la vez.
-Ese es!! Vamos...-jalando a Yulia como una niña pequeña a quien le prometieron comprarle el juguete más grande del mundo.
La pelinegra no tuvo de otra más que dejarse arrastrar.
-Puedo ayudarlas señoritas?-dijo una empleada de esas que suelen estar en las boutiques y tienen el rostro y cuerpo de modelo...y por lo general son rubias (farsas o verdaderas) pero rubias.
-Si...por favor quisiera probarme el vestido que esta en el mostrador, el negro de tirantes-
-Oh por supuesto...dispénseme unos minutos-
-Claro-asintiendo-
-No veo tu emoción, es solo un vestido u.u-
-Ah! Claro que no es solo un vestido-la miro con un gesto de interrogación-...por cierto, tu que pondrás para la fiesta?-
-Yo?...pues...no lo se...cuando llegue al departamento lo veo-
-Segura? Ni siquiera buscaste vestidos para ti...solo miraban los escotados para que me los probara u.u-
-Jejejeje...si...pero ya tengo uno en mente para usar-
-Y se te ve bien ^.^?-
-Si...me supongo que si...-
La empleada se acercaba con el vestido en la mano.
-Aquí esta señorita...busque una medida que le quedara acorde con su cuerpo, aunque tal vez le quede un poco ajustado del busto-
-Gracias-dijo Lena por inercia pues no puso atención a la empleada por apreciar el vestido ya en sus manos-...donde esta el probador?-
-Al fondo...por ese cuarto-
-Bien...-Sin mirar a la empleada y caminando-vamos Yulia-al notar que no la seguía.
La pelinegra frunció el ceño, y miro con recelo a la empleada, ella si puso atención a lo que dijo, le miro el busto a su Lena. Y la imagino con el vestido puesto, incluso antes que ella.
-Viste?-
-Que?-dijo Lena al mirarla, caminaban a los probadores.
-Esa chica te miro el busto...-
-Ay Yulia...tu también lo haces y no me quejo-
-Ah! Pero yo soy tu...tuya...y tu eres mía, eh...yo tengo derecho-
-Bien...pero a lo mejor es su trabajo...para poder vender la ropa-
-Mmm...Pues de ser así yo también trabajo aquí...-
-Yulia!...-
-Que? Fue sarcasmo...-
-¬¬...míranos, llevamos un día juntas y ya nos estamos celando-
-Lo se, no es maravilloso ^.^-
-Algo...-Lena abrió la puerta del probador-no tardo-
-Si...-Yulia asintió. La pelirroja le sonrío por su gesto y entro para cerrar la puerta.
Yulia se quedo en el pasillo y miro hacia los lados. No había nadie mas probándose, ni una sola mosca alrededor. Y una picara sonrisa apareció en su rostro.
Entro en el compartimiento de enseguida, busco la forma de espiar a Lena, y se le ocurrió quitar de esas cosas que siempre hay en los compartimientos para colgar la ropa. Sin hacer ruido empezó a darle vueltas y este cedía. Al quitarlo por completo miro por el pequeño hoyo. Ahí estaba su Lena solo en ropa interior, poniéndose el vestido lentamente. La adrenalina de Yulia aumento un poco, el solo saber que Lena no sabia que la miraba la hizo emocionarse.
-Wow...-dejo salir de sus labios.
Lena escucho un ruido y miro un enorme ojo azul que la observaba al voltearse.
-Yulia Volkova, que haces?-entre risas al ver hasta donde podía llegar su Yulia.
-Te espió...que más-
-Mmm...-Lena abrió su puerta y Yulia salio del compartimiento de enseguida.
-Te quedo muy bien...jejeje-
Pero Lena no le respondió, la tomo de la blusa y la empujo dentro del compartimiento.
-Por que no me ayudas a cambiarme-le dijo coqueta Lena al cerrar la puerta con ella adentro.
-Valla...no sabia que estas cosas podían ser tan pequeñas-sonriendo como tonta.
-Cuando hay dos personas dentro...el espacio se limita-acercándose a Yulia.
-Ah....si?-Lena asintió, elimino esos centímetros que había entre sus bocas y se besaron.
Metiendo sus manos bajo la blusa de Yulia, acariciando ese abdomen tan bien formado, mordiendo sus labios y masajeando su pecho.
-Laralarala...-cantaba una señora de unos cuarenta años al pasar a los probadores-...pero que...-se dijo al escuchar unos gemidos provenientes de un compartimiento. Entro en el lugar y los gemidos se escucharon mas cerca-...degenerados...-pensó al imaginarse a una pareja teniendo sexo-...en plena luz del día-...se inclino un poco para ver debajo del compartimiento, distinguió a dos personas por que miro sus pies, mas su boca se abrió por completo al darse cuenta que eran dos mujeres quienes se encontraban dentro-...santo padre mió! Pero que locura!-dijo al persinarse y alejarse de ahí a toda prisa.
Mientras dentro de ese compartimiento, Lena acaba de hacer suya a Yulia.
-Wow...O.O-decía aun algo ida la pelinegra.
-Mmm...Te amo-besándola-...pero creo que debemos irnos...alguien podría vernos-
-Si O.O-
Se acomodaron las ropas y salieron de los probadores tomadas de la mano. Como Lena ya había elegido el vestido, fueron directo al departamento de Yulia para cambiarse.
...................


Al entrar las dos juntas, ningún hombre pudo resistirse a no voltear y contemplarlas. Lena tenía puesto el vestido negro largo de tirantes, que combinaba con su bolso y los zapatos de tacón del mismo color. A comparación de Yulia que tenia puesto un vestido color azul marino escotado que llegaba hasta las rodillas, y esas zapatillas de ese mismo azul.
Aunque su cabello largo cubría parte de sus hombros y su espalda.
Algunos dejaron pasar desapercibidos sus manos unidas.
-Ay...estoy algo nerviosa-
-Y eso, por que?-
-Siento que todo el mundo nos mira...-
-Jajaja...claro que no...-Yulia voltea a su espalda al sentir los ojos clavados de un tipo que la saluda.-jejeje...no todos nos ven-
-Ay...solo lo dices para calmarme-
-u.u...no...ya no te preocupes-
-Señorita Volkova! Que bueno que decidió usted venir-dijo el vicepresidente de la editorial.
-Hola, hola señor Klinov-estrechando su mano. El hombre noto a la pelirroja presente (imposible dejarla pasar desapercibida)-...ah...ella es Lena Katina-
-Mucho gusto jovencita...-
-El gusto es mió señor Klinov-
-Eres la hija de Sergey Katin?-
-Si...la misma-
-Ah jajaja...si, te pareces un poco a el-ambos sonreían.
-Si...un poco-
-Ah pero vamos, disfruten de la reunión...en cualquier momento nuestro invitado de honor aparecerá-Lena frunció el ceño, dijo “invitado”?
-Si...-
-Por que no me acompaña señorita Volkova, quiero que conozca a unos escritores y editores de la empresa, personas muy importantes-
-Pues...-miro a Lena-...claro, me acompañas cariño?-sabiendo que no le interesaría oír platicas de negocios. El señor Klinov se desconcertó al escuchar como Yulia la llamo “cariño”.
-No, no. Esta bien, ve tu...yo iré a pedir algo de beber-
-Bien...-beso su mejilla.
-Em...-dijo algo alarmado el señor Klinov “la hija del señor Katin y Yulia Volkova pareja?”...eso le sonaba a escándalo...y si era escándalo, también lo sonó a publicidad..
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:54 pm

Gracias-asintiendo y mirando con una sonrisa a su amada.
Lena bebía un martíni en la barra del salón, el cantinero limpiaba los vasos frente a la pelirroja algo embobado. Aunque, lastima...ya tenía dueña...
Se comió la aceituna incluso antes de tomarse la bebida.
-Algo aburrida?-dijo la voz de un hombre a su lado.
-Un poco...-sin voltearlo a ver.
-Te vi desde que entraste...por un momento creí que me había equivocado de lugar-
-Ah si?-indiferente. El hombre dejo salir unas risas, su cumplido no surtió efecto.
-Dime algo...crees en el amor a primera vista? O tendré que pasar de nuevo por aquí?-
Lena sonrió, ese si le causo gracia.
-Si...creo en el amor a primera vista...de hecho así fue como me enamore de mi novia-
-Pufff...-el hombre escupió su bebida, el chico cantinero dejo caer un vaso.
No?...aquella semejante belleza...lesbiana?...por dios!...por que dios era tan malo a veces?, se preguntaban los dos hombres.
-Me das otra aceituna?-dijo Lena sonriendo abiertamente al chico cantinero que recogía los vidrios del suelo.
-Eh...si...si...-algo nervioso al verse en los ojos de Lena.-...aquí tiene-
-Gracias-se paro de la silla-...compermiso-dijo al hombre que aun la miraba incrédulo.
Busco entre los presentes a su Yulia, y la encontró hablando muy animosamente con unos señores de traje. Aun sigue hablando de negocios, se dijo Lena.
Continúo caminando y buscando con quien poder entablar una conversación no convencional.
-Ah señorita Katina...pero que linda se ve usted hoy...sin toda esa ropa fuera de su nacionalidad-dijo la voz de un hombre en ingles.
-Se...señor Wong...que gusto verlo...pero que hace aquí?-
-Vengo a la reunión...y usted?-
-Lo mismo...vine con Yulia-sonriendo de solo mencionarla.
-Ah...logro llegar al otro lado del abismo-
-Si...y valió la pena...estamos juntas, como debemos estarlo siempre-
-Excelente, excelente...me alegro mucho por usted...y donde esta ella?-mirando a todas las mujeres para tratar de identificarla.
-Pues...esta allá...-
-Espere...quiero tratar de adivinar...si mi cabeza no me falla...pienso que es...-viendo a todas las jóvenes de la edad de Lena-...aquella...la chica de cabello largo...esa del vestido azul-señalando a Yulia.
-Valla...es usted adivino?-dijo Lena sorprendida.
-No...Pero vi como tus ojos se posaron en ella...y también vi el amor que se tienen...-
-Gracias...no tiene idea lo que sus palabras significan para mí-
-Las palabras señorita Katina...se las lleva el viento...lo que importa son los actos que uno hace por amor...vea...si en esta reunión Yulia la niega ante sus amigos o solo la presenta como una amiga...entonces aléjese de ella, sin dudarlo-
-Pero...-
-Y...si ella la presenta como el amor de su vida...pues...espero que me invite a la boda-Lena sonrió, hasta ahora no la había negado. O si?
-Por supuesto...solo dígame a que dirección enviarla-
-Mmm...Difícil pregunta pero fácil respuesta-
-Cuando una pregunta difícil carece de una respuesta correcta solo queda la respuesta sincera señor Wong-
El hombre sonrió.
-Tiene toda la razón señorita Katina, tiene toda la razón...-
Dos hombres pasaron cerca de ellos haciendo un comentario acerca de libro que se promocionaba en esa fiesta.
-Usted ya lo leyó?-dijo Lena al venirse la pregunta a su mente.
-Como?-
-Lo que esta en medio...a lo que venimos a esta reunión-
-Ahh...-entendiendo la pregunta-...si...ya lo he leído-
-Y de que es exactamente lo que trata el libro?....-
-Pues...se lo pondré de esta forma...-Lena asintió con la cabeza-....vera, cuando uno se enamora siempre imagina el principio y el final de las cosas....cuando se conocen...cuando se casan...pero nunca ve lo que esta en medio...no se pone a pensar en los problemas y obstáculos que vendrán...solo ve el comienzo y lo culminante de la historia...-
-El principio y el final,...pero nunca lo que esta en medio...-Repitió Lena comprendiendo el mensaje-...si ahora lo entiendo...mmm....-
-Aun recuerdo lo que me contó en el avión...-
-Disculpe?-
-Sobre su historia...me resulta grandiosa...pues usted es el ejemplo exacto de lo que esta en medio de una relación...y mas cuando se trata de dos mujeres...no muy bien visto por la sociedad-
-Si...Yulia y yo sufrimos mucho...pero ahora todo eso quedo en el pasado-
-Pero no esta olvidado...-
-No...Sigue ahí...-
-Y seguirá ahí...pero solo para recordarles por lo que tuvieron que pasar...me entiende?-
-Si...creo que si...-sonriendo. El señor Wong asintió con su cabeza.
-Disculpa...pero aun no dejo de pensar en lo que me dijiste...es cierto?...de verdad? O solo lo dices para alejarme de ti...-decía el hombre de hace rato, el de los piropos.
Lena lo miro con reproche, interrumpía una platica interesante con una persona mucho mas agradable que el. El señor Wong miro a ambos.
-Me retiro Señorita Katina...nos veremos después-
-Claro...un gusto volver a verlo Señor Wong-sonriendo, el hombre miraba ambos y deseando que el anciano se alejara.
-Compermiso-dijo el señor Wong al hombre. Este solo le sonrió forzadamente, y se alejo.
-No, no bromeo. Estoy enamorada de una chica-dijo Lena para responderle
-Valla...es que es la segunda vez en la semana que me rechaza una linda joven con el mismo pretexto-
-No es un pretexto, es cierto-
-Pues valla suerte...tenia que ser lesbiana-dijo el hombre entre dientes.
-Disculpa?-se ofendió Lena.
-No....no me malinterpretes...pero trata de ponerte en mi situación...veámoslo de esta forma....si a ti te gustara una chica...en caso de que en verdad seas lesbiana...-Lena frunció el ceño-...bien, si te gustara la chica y no aceptara salir contigo, no te molestarías...y dirías algo así como “tenia que ser heterosexual”-haciendo la voz chillona, lo que produjo que Lena riera.
-Pues si...tal vez...-
-Bien...aunque aun no creo que seas lesbiana....y así que me quedare aquí hasta que aceptes salir conmigo-Lena soltó una risa
-Como quieras...-
-Correcto...-dijo el hombre cruzándose de brazos.
Lena miro a Yulia aproximarse tras la espalda de el, y sonrió maliciosamente. Dejaría que Yulia le respondiera sin siquiera saberlo.
-Disculpa si me demore, pero hablábamos de algunas estrategias sobre como promocionar el libro-el hombre se volvió y miro a Yulia, si...era la misma chica de hace unos días.
-No importa...no me aburrí tanto, me encontré con un amigo-Yulia miro al hombre-...no, el no es. A el lo acabo de conocer, ni siquiera se como se llama-
-Pero que torpe soy...mi nombre es Ruslam, Ruslam Ivanovitch-alzando su mano para estrechar la de Lena.
-Elena Katina-respondió su saludo-y ella es Yulia Volkova-
-Su prometida....-dijo Yulia alzando su mano para que el hombre la estrechara.
-Su que?...-
-Mí prometida...vamos a casarnos...-le respondió Lena
-Valla...se siente feo ser rechazado por dos mujeres...y las dos lesbianas...bellas...pero lesbianas...-se tomo su frente-...compermiso-dijo dándose vuelta.
-Sabes...-dijo Yulia viendo a Ruslam perderse entre los presentes-...ya lo había visto antes....trato de invitarme a salir hace unos días-
-En serio?-
-Aja...pero le dije la verdad-
-Que eres lesbiana-
-Si y no me creyó mucho que digamos...y menos cuando le dije que Karim era mi novia y la tonta me “nego”....u.u-
-Jajajaja...mmm....-Lena recordó cuando le dijo que otra chica había usado el mismo pretexto...y pensó que esa chica era su Yulia-...jajajajaja-empezó a reír mas fuerte.
-Que?...cual es la gracia?-comenzando a contagiarse.
-Nada amor...-
-Lena...-
-Si?-
-Te ves hermosa-Lena sonrió.
-Gracias amor, tu también...-
Y se besaron bajo la mirada de algunos hombres. Entre ellos Ruslam.
Un micrófono encendido aturdió a todos. La presentación del libro comenzaba. Todos los presentes se situaron frente al escenario para escuchar lo que dirían.
-Buenas tardes a todos...bienvenidos a la fiesta del lanzamiento de su edición en ruso del libro “Lo que esta en medio”-decía el señor Klinov-...sabemos que ya esta siendo todo un éxito en la mayor parte de Europa...-
Lena diviso al señor Wong parado en el escenario. Se acerco al oído de Yulia para susurrarle su descubrimiento.
-Mira amor, ves aquel señor...al hombre asiático?-Yulia miro hacia el.
-Si, por que?-
-El es el señor Wong, el amigo que te dije que encontré aquí-
-Oh si...y como lo conociste?-
-Estaba sentado junto a mí en el vuelo-
-Este vuelo?-
-Si...-
Yulia frunció el ceño, el señor Klinov continuaba hablando.
-Por eso denle un gran aplauso a el autor de este libro y dueño de varios éxitos...el señor Mikami Wong Hibikki!!!-decía Klinov aplaudiendo junto con los presentes.
-O.O...NO...PUEDE...SER!-grito Lena, grito que no se escucho por el ruido, las alabanzas y aplausos.
Miro lentamente a su Yulia, esta sonreía.
-Es lo que quise decirte...que era un hombre...y que cómico, no?...ya lo conocías...incluso antes de saber que...-
Lena estaba bastante desconcertada. Y de la impresión casi se desmaya.
-Gracias...-decía el escritor en ingles-...es un honor para mi poder estar aquí con ustedes...en Moscú...es mi primera visita y me han recibido muy bien...que tengan buena tarde-alejándose del micrófono.
Algunos aplaudieron desconcertados por el corto discurso.
-Eh...em...un aplauso al señor Mikami-decía Klinov y los presentes lo imitaron. De hecho se sintió aliviado de que hablara más de lo que creía.
-Mmm ahora entiendo eso de que no le gusta aparecer en público ¬¬...-
-*.*....wow...fue maravilloso...escuchaste todo lo que menciono-decía Lena.
-Si...cada palabra u.u-Yulia tomo a Lena de la cintura para que caminara. Empezaron a dar los libros a los presentes, Lena le pidió a Yulia que la acompañara a buscar al señor Wong, pues quería que autografiara su libro.
-Lo siento, no puede pasar-dijo un guardia.
-Pero solo quiero que autografié mi libro-
-Eso quieren todos...-dijo el guardia-...lo siento pero no-
-Pero...-algo triste Lena.
-Escucha amigo-dijo Yulia-...cual es tu nombre-
-Igor-
-Bien Igor...nunca deseaste algo con todas tus fuerzas?-
-No-
-Em...bien...y que sientes al ver a otras personas tristes?-
-Nada-
-Hum....Dime cuanto quieres por dejarnos pasar u.u-Igor le dijo con el dedo a Yulia que se acercara, esta puso su oreja para escuchar la cantidad-...que O.O! Con eso me compro una casa en hollywood!-
-Pues me niego a dejarla pasar-con su postura.
-Déjalo así amor, no tiene caso...estoy segura que luego lo veremos-
-Así?-
-Si...el me lo dijo-
-Bien...nos vemos Igor...rrr...-como si atacara al guardia.
-Bhu-
-Ahh...Lena!-dijo Yulia poniéndose tras su pelirroja.
Ambas salieron del lugar sin poder ver de nuevo al escritor.
***
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:55 pm

Amor: m. Afecto por el cual busca el animo el bien verdadero o imaginado y apetece gozarlo.
□ Relaciones afectuosas entre las personas.
Según la enciclopedia, es el significado atribuido a esa palabra tan trillada y utilizaba por todos. Tan malgastada por mas de uno y causa de varios acontecimientos sufridos por otros. Que no habrá hecho hacer uno el amor?
Me supongo, miles de locuras, millones de estupideces, y a la vez, aunque no lo crea del todo, trillones de sentimientos felices. Claro, cuando se encuentra el amor “verdadero” sabes que no debes dejarlo ir nunca, sientes que aquel agujero dentro de ti se llena, y te preparas mentalmente para empezar una nueva vida de la mano de ese hermoso sentimiento.
Ahora......mi pregunta principal, será amor verdadero lo que sienten esas dos chicas? Aquellas, las que bajan del taxi.
Si quieren saber la respuesta, continúen leyendo.

Las 5:00pm de la tarde eran cuando Yulia y Lena arribaron al edificio de la pelinegra, 5 minutos después y ambas entraban al departamento del piso 21.
Haciendo cuentas, habían pasado 17 horas desde que la pelirroja estaba con Yulia. 1020 minutos juntas después de tanto tiempo de no verse, sentían la necesidad de llenar esa ausencia que se dejaron. En parte lo estaban logrando, se sentían felices, es mas, mucho mas que eso, contentas hasta mas no poder, como si nunca se hubieran separado, como si jamás Lena hubiese partido a Londres y como si Yulia no la hubiera extrañado, como si nada pasara. Pero paso, Lena se fue, y Yulia la extraño.
Pero vamos, precisamente ahora, eso ya no importa. Las dos sabían que el pasado forma parte de lo que ya paso y no volverá a suceder. Ambas entendían la necesidad de vivir el presente y el futuro, juntas.
Y el amor, seria la principal clave y la base de su relación.
La respuesta de todo.............................
-Gracias, que linda-dijo Lena al entrar en el departamento con una reverencia de parte de su amada.
-Todo para mi ángel-responde Yulia al cerrar la puerta.
De nuevo en “casa” pensó el subconsciente de Lena. Ya que su cabeza se encontraba ocupada analizando la situación de hace rato. Como iba a saber que su escritora favorita es en realidad un hombre del que nunca había investigado nada pues solo leía sus libros y no se cuestionaba acerca del autor. Valla sorpresa al enterarse que ese hombre es el mismo que se sentó a su lado por varias horas mientras tomaba el valor para volver a Moscú. Con el que inicio una platica de su vida inconciente de que la escuchaba (creía que solo hablaba japonés) y le enseño algo acerca de lo que ya sabia.
-Amor...amor?...amooor?-
Lena reacciono al llamado de Yulia.
-Eh?...lo siento-sonriendo para verla-que decías?-
-Ah...sigues desconcertada...jajaja...si...yo también lo estuviera...de hecho lo estoy...pero como no lo viví no se siente igual...como diría mi madre “que sorpresas te da la vida”...o...algo así...-
-Oh, como esta ella?-
-Quien. Mi madre?-
-Si...ni siquiera sabe que estoy en Moscú...y como mi futura suegra debería ser cortes e ir a saludarla-
-Ah...pero como mi futura esposa debes quedarte a mi lado hasta el día de mañana-con tono juguetón y rodeando con sus brazos el blanco cuello de la pelirroja-...además mis padres están bien...-
-Si?-juntando su frente con la de ella-...hace cuanto tiempo que no los ves?-con sus manos en sus hombros descubiertos.
-Pues...-Yulia desvió la vista de los ojos de Lena-...dos semanas...tres...mmm...-
-Volkova...hace cuanto tiempo que no vas a ver a tus padres?-
-Em...4 meses?-
-4 meses! Pero si los tienes aquí!-
-Lo se, lo se...pero estado ocupada...bastante ocupada. Además mama habla todo el tiempo, de hecho si no fuera por el teléfono desconectado ya hubiera llamado-
-Mmm...-
-Ya lo conecto y les hablo y les aviso que estas aquí u.u-se sintió regañada Yulia, 17 horas juntas y Lena ya comenzaba darle orden a su vida. Justo lo que necesitaba.
La pelinegra conecto el teléfono.
-Contenta?-
-Contenta-con una sonrisa. Lena la beso como premio.
Claro que...en ese momento eran otros padres quienes se encontraban preocupados por su hija. Si, los Katin comenzaban a preguntarse que sucedía con Lena. Pensaban que si no hubiera sido por la fiesta sorpresa (razón por la que el señor Katin aviso a Lena) no la hubieran visto en su regreso. La familia entera sospechaba su reencuentro con Yulia y eso, una nueva bienvenida a la familia. A fin de cuentas, quedaron juntas...
-Y este es el cuarto de juego-dijo Yulia abriendo la puerta de la ultima habitación que faltaba por recorrer. Le mostraba su departamento a Lena después de haber hablado con sus padres (acordando una cena para esta noche con los Volkov).
-Valla...que cercana resultaste ser con tu lado infantil-dijo Lena bromeando al ver todo lo que contenía ese cuarto, ya que la pelinegra tenia maquinitas con juegos de pacman y tetris, ademas de un pinball y una pila de juegos de mesa.-....billar?...aprendiste a jugar billar?-dijo la pelirroja al ver la mesa de billar en el centro, una de color azul que combinaba con la habitación y las luces.
-Si...Lidia me enseño...y en verdad soy buena-
-Ah si?-arqueando una ceja coquetamente.
-Si...tanto así es mi seguridad que te propongo hacer una apuesta-
-Apostar?...mmm...-haciéndose la difícil-bien...pero que apostaremos?-dijo tomando un taco de los que se encontraban en el estante.
-Pues...si yo gano...tendré derecho de hacer lo que quiera de ti...-la pelirroja levanto sus cejas.
-Y si yo gano?-
-Tendrás todo derecho de hacer lo que quieras de mí-le respondió la pelinegra tomando un taco y caminando cerca de la mesa de billar.-...aceptas?-
-Acepto...-
Yulia sonrió segura de ganar, acomodo el juego y miro a Lena indicando que ella comenzara.
-Tu primero-le dijo la pelinegra con la misma sonrisa confiada.
Lena rió ante el gesto de Yulia, podía hacer del juego corto e irse por la victoria, pero quería divertirse. Opto por largo y emocionante.
-Error dejarme abrir el juego Volkova-respondió la pelirroja. Se acomodo en la mesa inclinando su cuerpo de forma bastante sexy, lo que hizo que Yulia se desconcentrara y ni siquiera empezaba a jugar.
-Ajam...-dijo Yulia volteando hacia otro lado de la mesa. Lena dio el primer golpe a la bola blanca haciendo que esta rodara por la mesa golpeando a las demás bolas, la numero 14 y 12 entraron a los hoyos.
-Parece que te tocaron las bolas chicas-dijo en doble sentido Lena. La pelinegra capto su chiste y rió mientras rascaba su cabeza.
-Y tu siempre las tienes grandes...digo...-en voz baja.
-Que dijiste?-entre riendo pero continuando con el juego.
-Em...nada...-los ojos de la pelinegra se posaron en el cuerpo de la pelirroja que se encontraba inclinado sobre la mesa. Lena golpea de nuevo la bola blanca y hace que entre a los hoyos la numero 15. Desvía los ojos del juego para ver a su pelinegra quien la miraba con ojos de deseo, lo que la intimido un poco haciéndola fallar al intentar meter la bola numero 11.
-Ups-parándose bien-parece que es tu turno-
-Si...pero necesito un poco de música para inspirarme, te molesta?-
-No para nada, adelante-
-Bien-
Yulia camino hasta la rocola que estaba aun lado del pinball, selecciono una canción y se dio vuelta frente a Lena. La música comenzó a escucharse en el cuarto, empezando con la batería y guitarra. La pelinegra miro coquetamente a Lena y empezó a mover la boca acorde con la letra de la canción. Lena miraba divertida como Yulia caminaba hacia la mesa de billar y bailaba con el ritmo de la música.
La pelirroja le puso atención a la letra, se sonrojo al darse cuenta de lo que quería decir. Hablaba acerca de...sexo?
- ♪You like it my way and I know it, so let's do it , do it do it real good, ha, it's sweaty
now, I'm ready, just take it off , cause, cause you tease me♪-cantaba Yulia mientras se inclinaba en la mesa y golpeaba la bola blanca adentrando las bolas numero 3 y 5 a los hoyos. La pelinegra meneaba la cabeza haciendo que su cabello se moviera hacia los lados. Lena no perdía detalle de sus movimientos que hasta cierto punto le resultaron sexys. Yulia continuaba jugando al ritmo de la música y la pelirroja continuaba algo embobada por su pelinegra.- ♪This song is not for you lovers, don't stop push it now and I will give it all to you don't just stop now and try it to give it all up♪ -miro de reojo como Lena la observaba, su truco había funcionado, solo quedaba la bola negra y ella sabia que se había lucido un poco.-Gane-dijo al terminar su juego, todas las bolas chicas estaban dentro de los hoyos.
-Tu que?-dijo Lena reaccionando. Otra canción comenzaba, una que tenia el ritmo un poco embriagador como para besarse.
-Gane...gane la apuesta...-dijo sonriendo Yulia.
Lena sacudió su cabeza, se sentía invadida por un calor que recorrió todo su cuerpo, acaso se debía a lo que escuchaba? Esa música empezaba a hechizarla.
-Pues...si que eres buena...Lidia te enseño bien...-
-Mmm es tan satisfactorio que una experta como tu reconozca mis logros en el billar-dijo sonriendo Yulia mientras se acercaba hacia Lena.
-Ah...-no pudo decir nada más ya que la pelinegra besaba sus labios y la abrazaba de la cintura.
♪ Something sweet and something strong, Seems like love no longer can turn me on ♪
Escuchaba Lena la canción al mismo tiempo que el sonido de los labios de Yulia sobre los de ella. La pelinegra la recostaba sobre la mesa sin ningún problema tocando su boca con delicadeza, Lena cerraba sus ojos para concentrarse en las caricias que le propinaba su amada lentamente por su rostro, recorriendo sus mejillas y parte de su cuello. Empezaba a ceder, no necesitaba de una apuesta para estar con Yulia, y eso, la pelinegra lo sabía.
Lena sentía las manos de su amada pasando por sus piernas, tratando de llegar a sus muslos pero aun sin adentrarse por su vestido, mientras que ella se dedicaba a despeinarla. Sus cuerpos comenzaban agitarse por la poca respiración que había gracias a esos besos tan apasionados que se daban. Ambas sentían el calor y la excitación de sus caricias. A punto de quitarle el vestido a la pelirroja escucharon el sonido del timbre, interrumpiendo para detener al instante una mano en medio de las piernas de Lena.
♪ I'm sorry 'bout my manners, but you see, I'm a bit drunk as you can see, I bet you would like to undress me… ♪
-Creo…creo que…debes abrir…-dijo Lena viendo directo a los ojos de Yulia.
-Tal vez...aunque...prefiero que...-la pelirroja la callo con un beso profundo.
-...vamos...-haciendo ademanes de levantarse-...tendremos tiempo para esto...mucho tiempo-sonriendo coqueta.
-Si...tienes razón-respondiendo en forma boba de solo imaginarlo.
Yulia se quito de encima y ayudo a Lena a pararse de la mesa de billar. Al mismo tiempo ambas se arreglaban mutuamente. La pelinegra acomodando el vestido de su pelirroja, y esta a su vez peinaba el cabello de Yulia.
-Listo-dijeron ambas sonriendo para salir de aquel cuarto de juegos, dejando la música atrás y escuchando solo el sonido del insistente timbre.
Lena noto la irritación de su amada por lo que la tomo de la mano para que esta volteara a verla, con una sonrisa la tranquilizo un poco.
Yulia abrió la puerta menos irritada.
-Padres...hola...-dijo Lena algo atónita al ver a sus progenitores frente a ella, jamás pasó por su mente el hecho de que vinieran a buscarla al departamento de Yulia.
-Lena...-dijo la señora Inessa viendo las manos unidas de ambas.
-Que...que hacen aquí?-
-Pero que tonta pregunta...somos tus padres! Apenas a tu regreso y te desapareces...-dijo el señor Katin viendo a Yulia, los dos notaron su vestimenta.
-Y ese vestido?...te casaste??-dijo alarmada la señora Katina.
-Que? No...no aun...-Lena sacudió su cabeza.
-Em...por que no pasan...-interrumpió Yulia, al ver la situación de los cuatro en medio de la puerta.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:56 pm

Los Katin no respondieron, pero entraron al departamento de la pelinegra, Lena solo lanzo una mirada algo desesperante a Yulia.
-Lindo lugar-atino a decir la señora Inessa.
-Gracias...gustan algo de tomar?-
-No...Así estamos bien...solo venimos por Lena...-respondió el señor Katin.
Los padres de la pelirroja continuaban parados, dando a conocer que no se quedarían más tiempo en el departamento.
-Em...-voltea a ver a Yulia, deseaba quedarse-...yo...-
-Esta bien Lena...ve con ellos...ya habrá tiempo de platicar...de salir...ademas, esta la cena con mis padres esta noche...nos veremos mas tarde-sonriendo sin muchas ganas, pues no quería que Lena se fuera.
-Segura?-pregunto dudosa Lena.
-Claro...pasare por ti después...-
-Cenaras en casa de los padres de Yulia?...acaso celebran que...-la señora Inessa elevo el tono de su voz-...Dime la verdad Elena Katina, ya te casaste??-
-No!...mama...-Lena respiro hondo para no alterarse-...no...No me he casado...si estamos vestidas así es por otra razón, que después te contare...pero algo si les aclaro, a ambos-mirando a sus padres-...Yulia y yo...regresamos...-el señor Katin no parecía sorprendido, a comparación de la señora Inessa-...y no importa lo que piensen, lo siento. Nos amamos y eso es lo que importa...y sobre si nos casamos...pues...si...pensamos casarnos...en un futuro-
-Ahh!...Lena...estas segura?...aun la amas?...pero paso tiempo...creí que tu...-
-No mama! Por favor...ya no te opongas...si me quieres...ya no te opongas a lo que siento por Yulia...-
-Hija yo...-la señora Inessa se mordió los labios-...bien...como digas, pero por favor...vamos a casa...hay demasiadas cosas que hablar-mirando a Yulia.
-No me molesta hablarlas frente a ella, no tengo nada que ocultarle...-
-Lena...esta bien...ve con ellos...en serio...-dijo la pelinegra tomando las manos de su amada.
-Correcto...pero nos veremos esta noche, promételo-
-Prometido...o si no mis padres me matan-Lena soltó una risa.
-Bien...hasta la noche-la pelirroja se acerco a besarla, beso que presenciaron los Katin.
-Compermiso Yulia...nos vemos-dijo la señora Katina adelantándose.
-Adiós...-resignada a no querer irse Lena, despidiéndose con la mano mientras caminaba a hasta la puerta del departamento.
-Adiós...-dijo Yulia mirando a Lena irse, después de todas las horas juntas (maravillosas horas juntas) y justo ahora se separaban.
Al cerrar la puerta, la pelinegra dio un hondo respiro. Pues, sabia que las cosas no volverían a ser igual dentro de ese apartamento.
***
Era extraño, tan solo unos minutos antes se sentía tan bien, tan llena de energía y bastante feliz. Pero ahora, mientras viajaba en el auto junto a sus padres, se sintió cansada y con sueño de repente.
-Dime Lena, ya has pensado en donde trabajaras? O piensas abrir tu propio consultorio? Te lo pregunto por que conozco al hijo de una amiga que te puede dar empleo-dijo la señora Katina interrumpiendo el bostezo de Lena.
-Inessa...es muy pronto para pensar en eso, acaba de regresar-le reprimió el señor Katin.
-No lo se mama...aun no lo he pensado...por ahora tengo otras prioridades-sonriendo abiertamente, cosa que no fue necesario preguntar pues sus padres sabían el motivo de dicha felicidad.
-Oh...claro...-dijo la señora Katina algo desconcertada observando por la ventana, estaba a punto de resignarse por tener a Yulia como nuera. Pero esa parte que se negaba a aceptarla, comenzaba a costarle el cariño de su hija.
-Cuando llegues a casa seria bueno que tomaras un baño de agua caliente, para que te sientas mejor, como nueva-le dijo el señor Katin observando a su hija por el retrovisor.
-Mmm...claro, pero no me siento cansada, si no, con sueño, aun así no creo dormir mucho...oh...por cierto papa, sabes como puedo localizar al escritor japonés? Al que le dan publicidad...el del libro-
-Pues...no lo se hija, ese fue un trabajo de Yulia, creo que Vladimir también intervino, pero no sabría responder, yo me encargo de otras cosas-sonriendo.
-Que escritor?-pregunto Inessa, al sentirse excluida de la conversación.
-Mikami Hibikki-
-Es hombre?-dijo sorprendida la señora Katina, Lena soltó una risa, tal parece que eso es hereditario.
-Si...lo conocí durante mi vuelo hacia acá...pero te contare los detalles mas tarde...-al ver que llegaban a casa-
-Claro hija, lo mejor será que descanses un poco, por que no creo que con Yulia hallas descansado mucho que digamos...-
-Sergey!!-le reprocho a su esposo.
-Mujer! No me refiero a eso!-
Lena volvía a reír, no recordaba cuando sus padres se volvieron tan cómicos.
-Esta bien mama...-
Al bajar del auto la pelirroja observo la mansión de día, igual se veía fantástica con sus jardines, pero por mas maravillosa que fuera, solo se imagino al lado de su amada en su propio hogar.
-Bienvenida señorita Katina-dijeron en coro los empleados al recibirlos en la entrada de la sala.
-Gracias-respondió inclinando su cabeza.
Miro como sus hermanos bajaban de las escaleras.
-Valla hermanita, cuéntame que tal esta el departamento de Yulia? Su cama es cómoda?-bromeando Sergey. Lena se sonrojo bastante, y su familia lo noto.
-Sergey!!-le reprocho su madre
-Ay madre...por favor, ya debes aceptar que tu hija no es virg...-
-Silencio!...no digas ni una palabra sobre esas cosas...-molesta la señora Katina.
Los únicos que rieron fueron los hombres Katin.
-Em...-Lena busco una forma de vengarse-...así...y como esta Karim?-
-Ah...-Sergey se quedo sin saber que decir, miro como sus padres y hermano lo miraban confundidos, ahora el que comenzaba a sonrojarse era el.
-Karim? La de la empresa?-dijo Vladimir con las cejas fruncidas.
-Em...jajaja...no...em...jejeje...claro que no...no hay nada....Lena solo bromea...jejeje-algo nervioso.
-Hum...ustedes dos son los extraños de la familia-dijo su hermano mayor
-u.u-
Lena rió por dentro, tampoco recordaba cuando fue la última vez que hubo un momento familiar así, donde todos hablaban sin discutir o donde no convivían en silencio. Entonces pensó, que las cosas definitivamente cambiarían. De pe a pa.
***
Yulia entraba al cuarto, las luces eran tenues y el silencio nada escalofriante.
Respiro hondo, en el aire había olor a ese perfume que la embriagaba.
-Detente-escucho la orden que obedeció al instante-Date vuelta...pero despacio, muy, pero muy despacio...-de nuevo obedecía, se volvió lentamente para estar frente a esa “dominadora”.
-Do...do...donde estas...jejeje...-dijo nerviosa, tratando de visualizarla.
-Silencio!-elevando el tono de su voz.
Yulia asintió torpemente, mirando como la silueta salía de esa sombra poco a poco. Al verla por completo sus ojos se abrieron al máximo.
-Va...va...wow...te ves bien de rosa...-
Mirando de arriba abajo y de abajo hacia arriba a esa “enfermera” frente a ella. Ya que vestía un traje de cuero color rosa, que tenia una cruz roja en el pecho, sin omitir el gorrito blanco.
-Calla!...-acercándose lentamente-...que he venido para curarte...-mientras metía su dedo a su boca de forma seductora.
-A...aca...acaso estoy...enferma?-
La chica pelirroja asintió.
-Mja...y yo tengo la cura de tu mal-tomo la cabeza de Yulia y le susurro en su oído-...amor...tengo mucho, mucho amor para ti-sonriendo coqueta y empezando a besar su cuello.
-Ohhh...Le...Le...Lena....ah...-sintiendo cosquillas causadas por la traviesa boca de la “enfermera”.
De pronto escucho un ruido molesto, que traspaso su cabeza.
-Ah!...pero que...-se quejo Yulia.
Abrió los ojos de golpe y se dio cuenta que se encontraba acostada en el sillón de la sala. Se había quedado dormida.
El timbre sonaba, alguien llamaba a su puerta.
-Hum...fue solo un sueño...-al notar que sudaba-...valla que sueño-sonriendo bobamente, el timbre volvía a sonar-...hum...y lo interrumpieron-empezando a molestarse. Se levanto para ir abrir.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:56 pm

Hola Volkova!-
-Ay!...-
-Oh dios, sigues igual de tonta, aun no te cambia por completo jejeje-entrando al departamento sin ser invitada.
-Pues si...tal vez...-Yulia cerraba la puerta y seguía a Karim.
-Ah ah...se lo que vas a preguntar...y la respuesta es....bien, en realidad no paseaba por aquí y decidí visitarte...pero bueno, es que en verdad quiero saber que sucedió con Lena-Yulia de solo escuchar su nombre sonrió-....ya se que regresaron, pero lo que importa saber es que pasara después. “You Know, what happen next?”-dijo viendo a su amiga.
-Pues…no te diré…-
-Huy!! Volkova! No empieces ehhh! Que aun me debes por tenerme en ascuas con lo de la promesa-reprocho Karim con un puchero. La pelinegra rió.
-Bien, bien. No será un secreto-sentándose al lado de su amiga-...Lena y yo...-
-Aja-
-Pensamos...-
-Aja...-
-Casarnos-
-Ah!!! Que alegría!!-dijo emocionada que salto abrazarse de Yulia-dios, dios!! Estoy tan feliz! Siempre pensé que serias la amiga soltera amargada ^.^-
-¬¬...-
-Em...pero bueno...eso no sucederá...te casaras y serás feliz...ay...que bonito-
-Si...y esta noche se lo diré a mis padres, tenemos una cena-
-Iremos con tus padres a cenar?-
-Que? No! Tu no, Lena y yo...-
-Ah...jeje ups...-
-Hum...-
-Espera...iras con tus padres?...pero si casi no te gusta ir con ellos, bueno, lo digo por que cada que vas tu madre trata de emparentarte con una hija de alguna amiga suya-
-Lo se...pero también se que mi madre lo hacia por mi bien, no por que odiara a Lena, pero ella odiaba que Lena no estuviera aquí en Moscú-
-Pero Lena ahora esta aquí en Moscú-
-Lo se...ves el punto?-Karim asintió-...se puso feliz cuando se entero del regreso de Lena-
-Cualquiera Yulia, con eso implica el hecho de que seas menos amargada, claro que nos pone feliz-
-Síguele ehh...-
-“Mírenme todos, soy Yulia Amargada Volkova”-haciendo una cara seria, Yulia en vez de molestarse le resulto gracioso-“Lena se fue y mi vida acabo...oh no...Que haré?...”-Karim se levanto, solía hacer eso cuando la pelinegra estaba de malas y solo maldecía.
-Basta Karim...-riendo-...esta vez no funciona por que no estoy molesta-Karim se detuvo.
-Oh lo se...pero ni modo...-volvió a sentarse.
En eso el teléfono interrumpía.
-Espera, deja contes...-su amiga se había adelantado a descolgar
-Bueno?...aja...si.......oh si.......claro.......aja......-Yulia veía atentamente la conversación que Karim tenia-.....si.....aja......aja.....claro....si.....hasta luego-colgando.
-Quien era?-
-Los del taller, tu auto esta listo-
-Al fin *.*-
-Em...si...dijeron que alguien lo traería...-miro su reloj de pulso-...como a eso de las...ah...en media hora mas o menos-
-Huy que bien!...podré usarlo esta noche XD-
-Uy si “Lenalandia”...-
-¬¬...-
-Jajaja...te juro que nunca me cansare de esto Very Happy-
-u.u lo se...-
-Oh diablos!-Karim se dio un golpe a la frente-...ya debo irme-parándose-tengo un compromiso-
-Y eso, a donde vas?-
-Oye...yo también tengo una vida-
-Saldrás con Sergey?-
-Vol...Volkova! cuantas veces te lo he dicho, no digas barbaridades o tendrás que lavarte tu boca con jabón!- Yulia reía.
-Bien, bien...-
-Um...mejor me voy...antes de que digas más estupideces u.u-
-Jajaja como digas-acompañándola hasta la puerta-...de todos modos yo debo alistarme para la cena con mis padres-
-Claro...tam tam tatam...-entonando la canción prenupcial-...tam tam tatam...-Yulia se sonrojo-mucha suerte...-
-Gracias-despidiéndose con un beso en la mejilla-...me saludas a Sergey-le dijo antes de cerrar la puerta.
-Volko...-fue lo único que alcanzo a escuchar.
Se dio vuelta para comenzar a alistarse, suspiro hondo, no todos los días les dicen a tus padres que te vas a casar, y mucho menos cuando es la persona de tus sueños (fantasías, deseos y realidades). Si fuera Yulia, creo que también me sentiría feliz...y presionada a la vez, principalmente cuando aun ni siquiera se ha declarado correctamente a Lena.
Lo de hace tres años no contaba, bueno, no como lo seria una linda cena junto a un anillo de compromiso.
-Lena...-dijo para sonreír por dentro.
Sonrisa que fue interrumpida por el sonido del timbre.
-Ahora que...-pensando que a Karim se le habría olvidado algo-...Oye en serio que...-dijo al abrir la puerta, pero su sorpresa fue mayor al ver a la persona frente a sus ojos.-...oh...valla...que haces tu aquí...digo...usted...em...-
Sin saber que hacer exactamente.
***
“Cielo azul, todo brilla si es azul, nunca ha sido tan azul...”
Lena sonreía de solo pensar en su Yulia, de pensar tan solo en aquel futuro prometedor que haría a su lado. Ella sabia, desde el primer momento en que esos ojos azules se cruzaron por su camino, que estaban destinados a ser su cielo de por vida.
-Señorita Elena, le hablan por teléfono-dijo la sirvienta interrumpiendo los pensamientos “Yulianos”
-Oh, si...-tomando el aparato para responder. Ya que desde que regreso a Moscú, muchos de sus amigos han tratado de comunicarse.-halo?-
-Hola? Lena, soy yo...-
-Yulia, que pasa?-una sonrisa apareció en su rostro.
-No mucho...pero sucedió un inconveniente, bueno, no inconveniente pero...no podré recogerte, puedes ir directo al departamento de mis padres?-
-Claro, no hay problema, pero por que no puedes venir por mi?-
-Ah...em...este...es que...debo ir por mi auto...si....y tardare un poco, por eso mejor ve directo con mis padres...y nos vemos allá, esta bien?-
-Correcto...no tardes mucho-
-No, para nada. Hasta luego-
-Hasta luego...te amo-
-Y yo a ti Lenita, y yo a ti-
Lena termino la llamada, preguntándose la verdadera razón de Yulia para no ir por ella.
Nunca fue buena para mentirme, pensaba la pelirroja.
Aun confundida miro la hora, casi las 8:30pm, si quería llegar temprano a la cena con sus suegros debía partir ya.
Y técnicamente, así lo hizo.
-Buenas noches señorita Lena-
-Buenas noches Marchall-
-A donde quiere que la lleve?-
Lena dejo salir una sonrisa, pensando si su chofer habría olvidado ya esa dirección tan visitada por ella ya hace algunos años.
-Al edificio que esta por la avenida Rivadavia-
-Oh...claro, lo recuerdo-dijo asintiendo Marchall.
Por supuesto, hay cosas que no olvidas, como calles y números. Como personas y esos recuerdos que se quedan en tu cabeza para siempre.
***
Al llegar al departamento de los Volkov, Lena de pronto se sintió nerviosa, pues...no había hablado con ellos después de su “ruptura” con Yulia. Y esa tensión del resentimiento se sentiría en el aire.
-Lenita!-dijo la señora Larissa-...bienvenida...pero mírate, te ves divina-
-Muchas gracias, usted también-
-Oh, no me ruborices hija. Eh...donde esta Yulia?-
-Dijo que vendría más tarde-
-Ah esta bien, esa niña solo busca pretextos para no visitar a sus padres-
-Por que lo dice?-
-Así son los hijos, cuando tienen dinero se olvidan de las personas que los rodean-y los cambios que mencionaron sobre Yulia se hacían notables-pero no importa, pasa, pasa, Oleg esta terminando de acomodar la mesa-
-Gracias-contesto Lena al ver el departamento de los Volkov, casi no había cambiado mucho pero recordó la sensación que tenia cuando entraba al hogar de su Yulia. Continuaba siendo reconfortante para ella.
-Lena! Hola hija, bienvenida-dijo el señor Volkov al salir de la cocina.
-Hola señor Oleg, como ha estado?-
-Bien, aquí extrañando tú presencia. Que alegría que vinieras a visitarnos, así haces que Yulia venga al fin-
-Oh y espero que sea seguido, la visita mía y de Yulia-
-Y nosotros esperamos que así sea-los tres sonrieron.
-Por que no pasamos a la mesa, conociendo a Yulia seguro vendrá tarde-
-Larissa...espera a que llegue-
-Oleg...siempre nos hace lo mismo, dice que va a venir y nunca viene. Nos deja esperándola toda la noche-
-Pero esta vez vendrá, ya vez...hizo que Le...-
El timbre interrumpió las palabras del señor Volkov.
-Yo iré a abrir-dijo la señora Larissa.
-No esta bien, de seguro es Yulia, yo iré-respondió Lena adelantándose, los Volkov se quedaron parados, viendo como Elena abría la puerta.-pero...pero...usted...wow...como supo que...-
Dijo la pelirroja bastante sorprendida al ver a la persona frente a ella, era ni más ni menos que el señor Wong.
-Oh señorita Katina, no se sorprenda, que me ha sido bastante difícil encontrarla antes de mi partida-
-Vino a despedirse?-
-Casi...pero antes vine a hacerle un favor a una amiga-
-Un favor?-
-Así es...vera...estoy pensando en mi próximo libro, pero uno con una temática totalmente diferente, por eso vine a preguntarle que pensaba, siendo una de mis lectoras favoritas, haber que le parece?-dijo el hombre entregándole un libro de cubierta roja y letras negras cursivas.
Lena lo tomo y miro al señor Wong algo confundida, “mi escritor favorito pidiendo mi opinión?” pensaba la pelirroja. Miro a su espalda como los padres de Yulia miraban al hombre sin entender la conversación.
-Oh que descortés soy-dijo Lena aun sin mirar el libro-pase, pase-
-Gracias-dijo el señor Wong entrando al departamento y saludando a los padres de Yulia con la cabeza, quienes respondieron de inmediato.
-Es un amigo mió, solo que no habla ruso-dijo la pelirroja.
Cosa que no importo para que los Volkov se presentaran y le ofrecieran sentarse, Lena veía ese movimiento hasta que recordó el libro que tenía en sus manos. Se sintió tonta por dentro y leyó la portada
-“Obsesión por el rojo”-su sorpresa se hizo notar, miro hacia el autor que hablaba con los Volkov, para después regresar al libro y abrirlo-“Cuando uno se obsesiona, deja de ser uno mismo para convertirse por entero a ese denominado capricho u enfermedad, y convierte en objeto lo que se desea. Tu comenzaste como una obsesión, pero a diferencia de las anteriores, no te perdí el gusto jamás. Y lo que sentía por ti, se transformo en un amor puro y verdadero. Es por eso Elena Katina que te hago esta pregunta. Quieres casarte conmigo?”- Lena hizo una mueca, como era posible que el señor Wong se halla enamorada de ella en tan solo 2 días?
-No pensaras que eso lo escribió el o si?-
Lena se paralizo, dejo caer el libro al piso y se dio vuelta lentamente.
-Entonces que, aceptas?-dijo Yulia arrodillándose frente a ella, a los ojos de sus padres quienes miraban la situación.
La pelirroja dejo salir un grito de emoción, moviendo sus manos para secar esas lagrimas que apenas se asomaban.
-Si, si, claro que acepto!-dijo bastante entusiasmada. Yulia saco un anillo y se lo puso a la pelirroja aun arrodillada.
-Te amo-La pelinegra se puso de pie para poder besar a su ahora prometida.
-Y yo a ti, futura esposa-rodeando sus manos en la cintura de Yulia, empezando su primer beso oficial como comprometidas.
A unos metros, el señor Wong observaba a la pareja con una sonrisa, sin duda alguna ya tenia el tema de su próximo libro. Mientras que los padres de Yulia estaban algo desconcertados, pues, apenas Lena regresaba y ya se estaban comprometiendo. Claro, desconcierto que duro unos segundos, después del beso el señor Oleg rompió en llanto al ver a su pequeña uniendo su vida con Lena, la señora Larissa le daba aliento.
-Ya, ya Oleg, sabíamos que se casaría algún día-
-Pero....pero....snif...apenas ayer aprendía a caminar....-sonando su nariz.
Las dos mujeres continuaban demostrando su cariño con pequeños besos y dejando salir unas cuantas risitas.
Entonces a fin de cuentas, si es amor verdadero lo que sienten esas dos chicas, aquellas, las que no dejan de demostrarse su amor aun en después de todos los malos acontecimientos que sufrieron durante su camino para encontrar la felicidad. Pues amor, es lo que siente Yulia por Lena, y amor, es lo que siente Lena por Yulia. Aunque, quien hubiera pensando que todo comenzó con una simple obsesión.
***
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:56 pm

De la obsesión al amor hay solo un paso...

Que alivio se siente al respirar así, sin preocuparse, sin amargarse, sin lamentarse.
Sin volver a preguntarse que sucederá mañana, pues, en todas mis mañanas estarás tú.
Y que si lo llaman egoísmo, no es mi culpa que solo quiera estar a tu lado todo el tiempo.
No es adicción, no es obsesión, es amor.
Puedo presumir que te amo, y mejor, puedo presumir que tú me amas.
Entonces aquí viene lo rebelde, pues que importa que algunos no estén de acuerdo con lo nuestro, mas importante es saber que estamos felices. Tu y yo, yo y tu.
Y pienso que ya no importa el orden de como suenen nuestros nombres, es hermoso mientras exista esa “y” que nos una. Lena y Yulia, Yulia y Lena...
-Maravillosa-dijo la pelirroja al besar a su novia-...esta noche ha sido maravillosa...no...Desde que nos vimos, empezó la maravilla-abrazándose más a ella.
Yulia dejo salir unas risas, adoraba esa cercanía.
-Ni que lo digas...mi prometida hermosa-sonriendo.
Volvieron a besarse, sin notar que recorrían ese camino tan usado años antes. Cuando salían del departamento ahora solo hogar de los padres de Yulia.
La cena había salido mejor de lo que la pelinegra imaginaba, la grata presencia del señor Wong cosa que alegraba a Lena (y el anillo en su dedo), la buena aceptación de sus padres respecto a su boda y el hecho de que aun están juntas en esa noche.
-Yulia!...tu...tu auto!...-dijo Lena riendo de la felicidad al ver ese auto rojo-...aun lo tienes-viendo a sus ojos.
-Eh...si...no pude deshacerme de el-pasando una mano por su nuca-...pase grandes momentos ahí...-sonriendo algo picara.
-Mmm...ni que lo digas, me alegra, creo que amo ese auto-Yulia soltó una risa elevada.
-Vamos, que se muere por sacarte a pasear-abriendo la puerta del copiloto-
-Gracias amor-dijo Lena entrando.
Y Yulia pensó, que seria bueno ir a misa, debía agradecer a dios el hecho de poder volver a meter a Lena en ese auto.
-Ya veras, te llevare a un lugar muy bello-Lena sonrió tiernamente-...y no es mi cama-
-Yulia! Arruinaste el momento-
-Jajaja...lo se...pero no te preocupes, soy mucho mas romántica que antes...-guiñándole el ojo-...ademas...ahora que lo recuerdo...no fui yo quien gano la apuesta?-
-Si...pero no he recibido ninguna orden tuya-
-Mmm...pues...aquí va...te ordeno que me beses-
-Hecho-
La pelirroja acerco su boca para iniciar otro de los miles de besos que se habían dado en el transcurso de ese día.
-Oh...que rico beso-
Lena soltó una risa, mientras Yulia recuperaba su postura y encendía el auto. “no me decepciones amigo, que el motor de nuestras vidas esta aquí, no hay por que sentirnos mal”, pensó Yulia, rogando que su auto no volviera a descomponerse.
-Y se puede saber a donde vamos?-pregunto Lena para después acercarse a Yulia y recargarse en su hombro. La pelinegra bajo su vista para ver la cabeza pelirroja de su prometida recargada en ella.
-Pues...podría decirte, pero eso arruinaría la sorpresa-respondió con una sonrisa, volviendo su vista al camino. Lena hizo un puchero, uno que Yulia noto, y adoro.
-Hum...esta bien...lo sabré cuando lleguemos-enredando mas su mano tras el brazo de su pelinegra.
-Exacto...-viendo por unos segundos a Lena-...claro que si el trayecto se hace largo, puedes poner un poco de música, para animar-
-No necesito música cuando estoy contigo...a menos que no quieras escucharme u.u-
-No!...no lo decía por eso...u.u...Mejor me callo-
-Solo bromeaba amor-Lena reía-...pero no pondré música, me gusta así, el silencio, mientras este contigo-Yulia esbozo una sonrisa tierna.
Lena se acomodo mejor para abrazarse más a ella, y a Yulia le encantaba cuando la pelirroja se acomodaba para estar mucho mas cerca, lo más cerca posible.
“Y justo ahora desearía no ser yo quien maneja, así podría apreciar sus lindos ojos todo el camino. Al menos tengo el consuelo de que me abrace y recargue su cabeza en mi hombro. Es así como quiero estar todo el tiempo, y no extrañarla nunca, nunca...”
-Yulia?...amor?-
-Eh?-haciendo un gesto interrogativo pero gracioso para Lena, soltó una risa.
-Nada, solo que parecías algo distraída...em...y...te detuviste-
-Como?-Yulia volteo a ver a Lena algo confundida, después miro a su alrededor.-Oh...creo que...ya llegamos...-Inconciente manejo tan bien ya que conocía ese camino.
-En serio?-haciendo un ademán de abrir la puerta.
-Espera...es un poco mas adelante...-encendiendo el auto-...pero ya casi llegamos-
-Mmm...-
Lena observo como estaban en una parte rocosa, llena de árboles. Supuso que Yulia la había traído a ver la vista de la ciudad.
-Listo, vamos-indico la pelinegra apagando el auto y bajando de el, Lena la imito. Al salir, supo la razón por la que Yulia la llevo a ahí.
-Wow...esto es...wow...es tan grandioso...que vista...-decía la pelirroja bastante sorprendida por lo que se encontraba frente a sus ojos. Este era el tipo de paisaje que esperaba de Moscú a su regreso.-es bellísimo Yulia! Como encontraste este lugar?-decía animosa.
-Mmm...Pavlovna me trajo aquí hace dos años, justo aquí le pidió a Natalia que fuera su novia. Y me dijo que era un lugar bastante romántico, quiso que te trajera aquí a tu regreso, y pues...es lo que hice-
-Hum, Pavlovna siempre tan linda...-ambas callaron por la memoria de su amiga.
-Eh...y...creo que...debemos disfrutar esta vista, no?-
-Claro, claro que si...-sonriendo, Lena se sentó en el cofre del auto, abriendo sus brazos para que su pelinegra se sentara en su regazo, Yulia dejo que su pelirroja la abrazara y la protegiera de todo lo que se encontrara ahí.
-Mmm...Me gusta el aroma de tu cabello-dijo Lena en voz alta al aspirar el suave olor de Yulia-...ya me estoy acostumbrando a que sea largo-dijo para besar su sien.
-Pensé que no te gustaría-
-Que? Claro que me gusta! Te ves tan sexy-ambas rieron.
-Lo se-la pelirroja arqueo su ceja-...no seas celosa, digo eso por que has sido tu quien me lo ha dicho-
-Oh...creo que...si queremos que nuestro matrimonio funcione, debemos controlar los celos de una buena vez-dijo Lena apretando el cuerpo de su prometida hacia ella.
-Yo no soy celosa...em...bueno....tal vez....un poquito...un poquitito?-
-u.u......-
-Bien...de ahora en adelante no te celare-
-No es tan fácil Yulia, eso se construye con confianza. Y aunque no lo creas, ahora construiremos nuestra relación empezando desde cero-
-Uy...que psicóloga te oíste-
-En verdad?-
-No...pero ya tenia ganas de llamarte así XD-
-Jaja bien, ya sabes que soy tu psicóloga personal-
-Y mi enfermera...-dijo Yulia en murmullo.
-Como?-
-Eh...que te amo-Lena sonrió, y acerco su rostro para besarla.-mmm...sabes Lena...odio ser directa, pero, diablos. Muero por hacer el amor contigo-la pelirroja se sonrojo.
-No te preocupes, yo también-la pelinegra hizo una gran sonrisa.
Sin más palabras se levanto del regazo de su prometida y la tomo de la mano hasta entrar a la parte trasera de su auto.
-Esto me trae grandes recuerdos-dijo la pelinegra sonriendo, mientras Lena se acomodaba arriba de ella.
-Shhh...no hables, no es necesario-para asegurarse, la callo con un beso, uno que marcaba el inicio de esa pasión que se desataría en ese auto rojo.
Lena beso de forma delicada el rostro de Yulia, pasando a su oreja para morder el lóbulo lentamente, acción que empezó a elevar la temperatura de la pelinegra. Sus dedos se paseaban por el cuerpo de su prometida, deslizándose suavemente.
Fue entonces cuando Yulia se dio cuenta que su ropa era un estorbo para disfrutar las caricias de Lena, así que sin que la pelirroja ayudara, alzo su vestido para quedar solo en ropa interior. La pelinegra noto los hoyuelos de Lena, a la pelirroja le gustaba lo que veía, pero más lo que tocaba. Así que se quito su propio vestido para poder sentir con más placer la piel de su Yulia. Y las sensaciones surtían efecto.
El solo contacto de ambas las hacia estremecerse, les daba placer y un inmenso deseo de fundirse. Por lo que sin notarlo, sus cuerpos ya estaban completamente desnudos.
Lena besaba ese camino iniciado desde el vientre hasta el pecho de su prometida, Yulia trataba de mantener sus manos en un solo lugar, pero le resultaba imposible. Y un rose, fue el motivo del gemido de las dos. Lena había encontrado la posición exacta para iniciar esa deliciosa fricción, con el movimiento de caderas de ambas, con el ritmo acelerado, con los roces. Y el placer aumentaba, Yulia aumentada el movimiento, mientras Lena no lo resistía y se dejaba venirse, incluso antes que su pelinegra. Pero no se detuvo, para que su Yulia pudiera alcanzarla, un grito fue la señal.
El sonido de celular de Yulia interrumpía.
-No contestes-dijo Lena quien descansaba sobre el pecho de Yulia.
-Debo que...-respondió la pelinegra haciendo ademán de tomar su bolso, Lena se lo dio.
Al sacar el celular, Yulia miro el número y supo que no era nada bueno lo que vendría.
-Allo?-respondió con su cara preocupada.
Lena veía como cada expresión del rostro de su Yulia empeoraba.
-Quien es?-pregunto en voz baja. No obtuvo respuesta.
-Que?...ya...entiendo...voy para allá, solo por favor no la lastimen, si. Gracias-
Al terminar la llamada quedo en silencio.
-Debemos irnos, tengo que ir al sanatorio, Natalia se puso mal-dijo Yulia buscando su ropa.
-Que ha pasado?-
-No lo se, por eso debo de ir. Lo siento....yo...-
-Shh...esta bien. Yo entiendo-dijo Lena ayudando a vestirse.
-Gracias-dijo mirando a sus ojos.
Ambas colocaban sus ropas sin decir palabra alguna, casi igual como cuando se las quitaron.
-Te llevare con tus padres-dijo Yulia al encender el auto.
-Que? Yo quiero ir contigo-
-No es buena idea, puedes causarle una impresión, y empeorar mas las cosas-
-Yulia Volkova, ves este anillo que me diste-mostrando su dedo-...significa que estamos comprometidas, tu y yo. Así que no seas terca, que no estas sola, quiero ayudarte-
-Lo siento Lena, pero estas cosas las he hecho sola, no me pidas que me acostumbre de la noche a la mañana-
-Yulia...es exactamente lo que hemos hecho....de la noche a la mañana, y míranos. Ya estamos juntas-
La pelinegra miraba fijamente el tablero.
Lena tenía razón, ahora ya no estaba sola, y las cosas de una estaban por convertirse en cosa de dos. De las dos.
-Tienes razón, perdona por pensar así-
-No te preocupes, ya te dije, todo estará bien. Estamos juntas-
-Exacto...juntas-
Y ambas se sonrieron.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:58 pm

Sanatorio privado de Moscú.
Para la pelirroja no era la primera vez que entraba a un sanatorio medico, en Londres tuvo al menos que acudir a unos 3 por servicios escolares, pero si podría decirse que esta era su vez primera en uno de Moscú.
Claro que no encontró mucha diferencia entre las instituciones de los dos países.
Pues en ambas, las personas no estaban bien.
-Como que se ha ido?! Pero, pero...si por eso les pago! Para que la atiendan!!-Yulia sujetaba el cuello de la camisa del doctor.
-Calma señorita Volkova...-decía el hombre nervioso de recibir una demanda legal.
-Que me calme!!! Me esta diciendo que Natalia escapo! Afuera!! Sin saber que puede pasarle!!-
-Yulia...cálmate...-dijo Lena tomando el brazo de la pelinegra, para detener un futuro golpe al doctor. Yulia respiro hondo, cerro los ojos y trato de calmarse.
-Gracias-dijo el medico a Lena, al sentirse libre de las manos de la pelinegra.
-Ahora díganos que es lo que ha sucedido-pregunto la pelirroja viendo a los ojos del hombre, mientras Yulia miraba hacia otro lado para no lanzarse sobre el.
El medico se puso algo nervioso, pues no sabia como responder a la pregunta de Lena, era claro que la culpa era parte del personal.
-Pues...eh...vera...la señorita Zachenko sufría otro de sus ataques...así que...discutimos en decirle la verdad...la llevamos al patio, la mañana era muy bonita...y...esperamos que estuviera totalmente tranquila...-
-Espere...-Yulia miro por fin a los ojos del medico-...esta diciendo que...le dijeron a Natalia que Pavlovna esta muerta??-
-Eh...efectivamente, así es-
La pelinegra cerro sus puños, un enojo la lleno por completo, y apunto de golpear al doctor, la mujer maravilla apareció en frente.
-No cometas una tontería Yulia, cálmate por favor-dijo Lena reteniendo a su prometida.
-Son unos idiotas!-grito la pelinegra-...incompetentes! no estaba lista aun!! Usted sabia claramente!! Cuando lo supiera, yo debía estar presente!! Ni siquiera me notificaron!!-
-Lo hicimos! Pero no contesto-se excuso el hombre. Lo que molesto a Yulia para acercarse hecha el demonio, de nuevo, Lena se interpuso para detenerla.
-Si le sucede algo, ustedes serán los primeros culpables-amenazo la pelinegra para darse vuelta. Lena la miro alejarse.
-Compermiso, disculpe su actitud-
-No se preocupe, era normal-el hombre se miraba mas tranquilo sin Yulia en la habitación, pues estaba seguro que recibiría un golpe.
-Aun que, podría aclararme algunas cosas-dijo Lena al medico, quien la miro algo confundido.

Yulia se paseaba por los pasillos del sanatorio, tenia la esperanza de que Natalia aun estuviera por ahí, y solo se escondía. Según le notificaron, hace una hora que había desaparecido de su cuarto, así que si en realidad había escapado, no estaría muy lejos de ahí.
-Señores Zachenk-dijo la pelinegra muy sorprendida al ver a los padres de Natalia frente a ella.
-Buenas noches señorita Volkova-dijo el padre de su amiga-...es una lastima que tengamos que vernos las caras por este motivo-
-Usted lo quiso así-respondió Yulia fríamente.
-Viktor, por favor-le reprimió la madre de su amiga-...sabes que aun no nos reponemos de lo sucedido años antes Yulia-
-No tengo la culpa que ustedes no hallan aceptado a su hija, y mucho menos a Pavlovna-
-Ni menciones su nombre, que ella es la verdadera culpable de todo esto-respondió el señor Zachenk.
-No le permitiré que ofenda a Pavlovna-contesto Yulia empezando a molestarse.
-Yo no ofendí a nadie, esa chica fue la razón por la que mi Natalia actuara en forma indebida-
-No lo escuches Yulia, aun le duele el estado de nuestra hija, pero se que la a perdonado-dijo la señora.
La pelinegra miro hacia el suelo, sabia que a Maria no le hubiera gustado verla pelear con los padres de Natalia. Pero aun continuaba molesta, pues, si no hubiera sido por esa discusión con los señores Zachenk, entonces tal vez sus amigas no hubieran tenido por que escapar ese día, y jamás hubiera ocurrido el accidente.
-Yulia...-la voz dulce de Lena la saco de su pensamiento-...vamos, creo saber donde esta-tomando su mano.
-Que has dicho?-la pelinegra la veía a los ojos algo esperanzada.
-Natalia, creo saber donde esta-
Yulia continuaba algo desconcertada, miro a Lena quien se veía segura de su respuesta, miro hacia su espalda donde aun continuaban parados los padres de Natalia, y se sintió fuera de lugar. Pero de nuevo Lena la tomo de la mano, y le dio esa seguridad que en algún momento llego a necesitar bastante.
Yulia agradeció a quien sea el hecho de que Lena estuviera con ella.
***

Era la segunda vez en esa noche que ambas se encontraban en ese maravilloso lugar, solo que era una lastima que hubieran regresado por un motivo grave.
“Pavlovna me trajo aquí hace dos años, justo aquí le pidió a Natalia que fuera su novia”
Recordaba Lena las palabras de Yulia, y conociendo lo poco del caso de Natalia, había deducido su siguiente movimiento.
-Ella hubiera ido al cementerio, pero ni siquiera sabe si enterraron a Pavlovna-dijo Lena sin que Yulia preguntara.
-Esto de ser Psicólogo lo tomas en serio-
-Soy profesional-
Las linternas de mano daban luz entre los árboles, buscando a la chica desaparecida.
-Natalia? Natalia! Soy yo, Yulia!-gritaba la pelinegra tratando de divisar algo de entre toda la oscuridad.
-No saldrá así, debemos encontrarla. Su caso es mas grave de lo que creía-
-A que te refieres?-
-No te alteres, no es algo imposible de curar. Pero te advierto que tomara tiempo. Ya hable con los doctores, decidí tomar el caso de Natalia-
-Y ellos aceptaron?-
-No tuvieron de otra, dije que tú demandarías-
-Ja! buena amenaza-
A unos metros escucharon ruidos.
-Creo que viene de por ahí-indico la pelinegra, Lena asintió para seguirla.
Se abrieron camino poco a poco, la pelirroja algo temerosa de que fuera algo peor lo que encontraran, mientras que la pelinegra solo pensaba encontrar a su amiga, las consecuencias estaban a parte.
-Nat?...Natalie...Natalia?-dijo Yulia en voz baja, tratando de no soltar en llanto por la escena.
-Se fue...se fue sin mi...mintió, dijo que estaríamos juntas toda la vida...me mintió...- repetía una y otra vez la joven, que se encontraba en el piso abrazándose a si misma.
-Ella no te dejo, lo sabes...esta aquí, siempre estará aquí, con las dos. Pavlovna te amaba demasiado, no le gustaría verte así-
-Se fue, no regresara nunca. Esta muerta. Yo también debo estar muerta! Pavlovna!!! Por que???-Natalia se levantaba del piso acercándose a la orilla.
-Detente!-grito Yulia evitando una catástrofe-...no hagas lo que tengas pensado hacer...no seas una cobarde...-
-Cobarde? Pero si soy la más valiente del mundo, he soportado vivir sin ella durante todo este tiempo. Para que continuar, si no esta a mi lado-le respondió a la pelinegra sin siquiera mirarla, solo se acercaba mas y mas a la superficie.
-Ella no quisiera que te lanzaras, ella quisiera que siguieras adelante. Por ambas-
-Tu que sabes? Si fuiste igual de débil cuando Lena se fue-
Yulia callo, en eso tenia razón.
-Pero he vuelto-hablo Lena por vez primera.
-Que...Quien es?-pregunto Natalia buscando entre los árboles.
-Soy yo, Lena. Vine con Yulia-
-Ha! Volvieron, al menos alguien es feliz en esta historia-dijo la chica mirando hacia el fondo de la superficie.
-No lo hagas, no te avientes-
-Que me impide...nada me importa ya, no tengo a nadie en el mundo, no tengo a lo que mas quería, dime que me retiene aquí!?-dijo empezando a alterarse, las lagrimas regresaban a sus ojos-sin ella no sirvo, no tiene razón continuar viviendo. Adiós Yulia, gracias por lo que hiciste-
-No!...recuerda...-la pelinegra se acercaba lentamente, dejando salir también las lagrimas poco a poco-...♪Believe me, Natalie. Listen Natalie…this is your last chance to find a go-go dance to disco now♪ -cantaba la pelinegra. Y surtió efecto, la canción llego a la memoria de Natalia.
-Cállate!...no sigas...-decía la chica
La pelirroja mientras tanto observaba la escena a unos metros, tratando de no llorar por ver a su pelinegra destrozada. A lo lejos escucho el sonido de un auto.
-♪Please believe me, Natalie. Listen Natalie♪-continuaba cantando Yulia.
-Que te calles!!-la chica se tiro al suelo, de nuevo abrazándose a si misma.
Esa canción solía cantársela Pavlovna en el piano. Era su canción.
-Hija...estas bien?-dijo la voz de otro personaje.
-Us...ustedes-
Los padres de Natalia hacían de su aparición, habían seguido el auto de Yulia con la sospecha que la pelinegra sabia donde estaba. Y acertaron.
-Natalia...perdónanos...-dijo su padre arrodillándose frente a su hija-...perdónanos por todo el mal que te hicimos...siento lo de Pavlovna-padre e hija se abrazaban-...era una buena chica-
La señora Zachenk también rompió en llanto, por fin el sueño de ver a su hija y esposo unidos se volvía realidad.
Lena se acerco a Yulia, rodeando un brazo por su cintura y recargando su cabeza en el hombro de la pelinegra, tratando de darle apoyo.
-Crees que estará bien?-pregunto viendo la escena de Natalia.
-Claro que si, te tiene como amiga, y me tiene a mí. Claro que estará bien-
-Gracias. No muchos entendían por que hacia esto-
-Yo te entiendo, y te apoyo-
-Eres lo mejor que pudo haberme pasado-la pelinegra volvió su cabeza para ver a los ojos de Lena.
-Y digo lo mismo-acercando su boca para darse un beso, pero uno diferente a los anteriores.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:59 pm

Era como la forma de sellar el compromiso de ambas, para que supieran que de ahora en adelante las cosas las harían juntas, de dos.
♪And believe me, Natalie
Listen Natalie.
This is your last chance♪………
***
Ambas habían callado todo el trayecto de camino hasta llegar al departamento de Yulia. Apenas Lena lleva un día en su vida, y muchas cosas ya habían cambiado, para bien.
-Mira...son las 12:00am-
-Oh...eso...que significa?-
-Boba...justamente a esta hora nos encontramos, hace un día-
-En serio?...creí que ya eran dos días...wow...-
-Pierdes la noción del tiempo a mi lado?-
-A veces...claro, siempre-
-Pues...de ahora en adelante ni siquiera notaras que existe...-
-Ah si?-
-Aja...-dijo la pelirroja coqueta, tratando de encaminar a la pelinegra hasta la cama-...ya veras lo que es vivir a mi lado, “all the time”-
-Mmm...Ya lo imagino. Y lo veo totalmente maravilloso-respondió Yulia cerrando sus ojos para besar a su prometida.
-Te amo mi monito hompy ponky...-dijo Lena enredando sus brazos en la cintura de Yulia.
-Y yo a ti...mi carita de ángel-
Y justo aquí, es el punto culminante de esta historia, no es necesario llorar, ni tampoco reír.
Y tampoco utilices esa frase que dice “Ay árbol de la esperanza...mantente firme”.
Por que no servirá de mucho, y que con la frase? Nada, pero me gusta.
Ahora, buscare la forma de llegar a tu pequeño corazón, como lo haré, no lo se. Lo sigo pensando.
Me hago a la idea. Bien, diré lo primero que piense:
Ambas se aman, pero en ambas el amor empezó como una obsesión.
No era necesario odiarse, obsesionarse si.
Lena sabia que aquellos ojos azules eran para ella. Y comenzó su pequeño juego de tardarse en las mañanas solo para verla en el cruce escolar, no se ustedes, pero yo le veo el lado obsesivo.
Y todos creían que Yulia era la obsesionada, y sin saberlo, la obsesionada era otra.
Incluso un año antes que ella.
Pero bien, también Yulia era obsesiva, Lena fue su mayor obsesión. Y término siendo la ultima. Tampoco lo imaginaba ya hace seis años cuando la vio por vez primera aquel día de las inscripciones, claro, Lena ya estaba obsesionada con Yulia, pero la pelinegra no sabia.
Así que ignorante de la situación, tuvo una obsesión por el rojo de su cabello.
Mientras Lena, tenía una obsesión por el azul de los ojos de Yulia.
Irónico?
Pero ese era el sentido de la historia, ahora espero que entiendan mi punto, el punto de todo.
Entonces, momento de reír y de llorar. El secreto se ha revelado.
Justo ahora ya no existe esa obsesión del principio, ahora solo queda el amor.
Amor...la clave de todo, y la repuesta de muchas preguntas.
Love, love, love....
Que bonito es cuando solo te queda el amor...
-Dime que siempre estaremos juntas-dijo la pelirroja en los brazos de su amada, después de haber hecho el amor esa noche
-Siempre-
-Nuestro amor no terminara nunca, verdad?-
-No, nunca-respondió Yulia.
Esas palabras son tan ciertas hasta que te demuestren lo contrario, pero no habrá contrario en adelante, solo ellas estarán para afirmarlo.
Pues Lena tenía claro sus sentimientos, y ya no habría más abismos en su vida. Y Yulia, no tendría que preocuparse de las mentiras.
Y ambas, desaparecerían el miedo gracias al amor.
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Annie el Lun Oct 06, 2008 9:59 pm

Epilogo


Habían pasado algunos años desde todos aquellos acontecimientos vividos. Algunos amigos cercanos se volvieron amigos lejanos. Otros que aparentaban ser solo conocidos, terminaron siendo muy cercanos. Y otros que decían amarse, terminaron por separarse.
-En serio, te ves terrible...-
-....-
-Bueno ya...no digo más. Aunque aun sigo sin creer que se hallan separado, se veían tan felices-
-Karim...-
-Huy...bien, ya no me meto en eso, disculpa. Ya de por si tu aspecto es deplorable-
-Me estas obligando a iniciar una conversación...-
-Lo se...creo que lo estoy logrando-
-...Y como te fue en tu luna de miel?-
-Huy! Creí que jamás lo preguntarías. Fue maravilloso, Sergey me llevo a una selva preciosa. Hubieras estado ahí...aunque no podías por...pero bueno-
-u.u-
-Disculpa...es que me siento culpable al hablar sobre mi matrimonio cuando terminaron su relación...-
-Basta!...me estas hartando-
-Lo siento...ah!...es que son tantas cosas, hace tiempo que no nos veíamos...-
-....-
-Por cierto...hace unos meses mire a Lena, justo antes de partir, se ve preciosa...upss...no es que tu te veas mal...pero...el embarazo le sienta bien-
-.....-
-Descuida, no conozco a alguien que se halla muerto por ser madre...-
-En verdad me veo terrible?-
-Em...no tanto...pero tienes unas ojeras...-
-...es por las noches, siempre me desvelo. Con los antojos de Lena...-
-Si...oye...pero quien le fue infiel...-
-Ya!! Deja de hablar sobre el rompimiento de Sasha y Ushka! Me tienes harta!!-
-Uy ya! Lo siento...pero me parece increíble que hallan terminado...es que no te parece que...-
-Karim!!!!-
-Perdona...hablemos de tu futuro bebe-
-Gracias...-
-Mi sobrina será una hermosa niña...-
-Lo se...y espero terminar con los antojos de Lena...me volverá loca-
-Ah hablando de locas, me encontré a tu amiga Natalia....jeje...no lo digo por que siga loca, no. Todos sabemos que se recupero gracias a Lena, que buena psicóloga resulto ser...em...deja de verme así! No quise llamar loca a tu amiga!-
-....-
-En fin...mejor te enseño los regalos que te traje...mira que bonitas blusas...son hechas a mano.....es ese tu celular?-
-Creo que si...deja contesto-
-Bien...seguiré sacando los regalos...oye...que sucede, por que haces esa cara? Quien es?-
-Diablos!! Era la señora Inessa, Lena esta en el hospital!! Ya va a nacer!!-
-Que?...calma, calma...-
-Debo irme, no, debo llevar ropa, no, debo irme y llevar ropa-
PLACK
-Lo siento, esa bofetada era necesaria Yulia...ya no me veas así!!...ándate al hospital! Que tu niña nace!-
-Cierto!!-
Así es, Lena y Yulia tendrían una niña.

Al llegar al hospital.
-Ya estoy aquí amor, todo saldrá bien-
-Donde estabas??? Que no ves que estoy a punto de tener a tu hija!-
-Ah...ah...no me sujetes tan fuerte, ou...mi dedo...-
-Ahh...esto es doloroso...como no eres tu quien tiene a nuestra hija dentro!!-
-Te ves linda cuando sudas...jejeje...ouuu....si...aflojaras tu fuerza...mi dedo lo agradece...-
-Ahhh...donde están esos malditos doctores!!-
-Ya no tardan...-
-Quítate! No me beses!!-
-T.T...Solo quiero hacerte sentir mejor...pero ya me lo habían advertido, cuando están a punto de parir su humor aumenta...-
-Me llamas enojona??-
-Em...no...Yo...te amo-
-Ay!....me duele.......gracias a dios, tontos doctores!-
-...ya esta lista señorita Katina...-
-...de Volkova...no olvide...-
-Em...señorita Katina de Volkova...súbanla a cirugía-
-Que? No! A mi no me mueven!!-
-Pero amor, tienen que llevarte a...-
-Tu vienes conmigo!!-
-Ah....si, como tu digas....pe...pero, suelta mi....ah...dedo...ah-
-Tenga, debe ponerse esto para entrar-
-Em...gracias...uf...vamos Yulia, tu puedes...es solo un parto....-
-Yulia!!
-Ay si! Ya voy amor! Voy detrás de ti-
Una pelirroja en camilla iba gritando en medio del pasillo, mientras que una mujer de cabello largo color negro la seguía.
Por fin metieron a Lena al quirófano.
Con Yulia adentro.
-Muy bien, solo puje-
-Puje usted!!-
-Em...amor...tienes que hacerlo...-
-Si...si...lo siento...snif....snif...T.T-
-No llores, ya casi, ya casi....-
-Es...do...lo...ro...so....uhmm...-
-Tu puedes, por nuestra bebe-
-Ya...ya...va....uhmmm-
-Aou...mi...dedo....ah...amor...-
-Usted puede señorita, puje mas, ya veo la cabeza...-
-Vamos Lena-
-Uhmmm-
-...ya esta, la tengo...-
-Cuña...cuña...cuña...-
-Mire, es una linda niña-
-*.*...es hermosa...-
-Es...nuestra hija...Donde esta? Quiero tenerla en mis brazos Yulia-
-Ya la traen, la están limpiando...-
-Aquí tiene, es una preciosa niña-
-Mírala...es hermosa...se siente tan bien cargarla-
-Se...se parece a ti...-
-Quieres...sostenerla en tus brazos?-
-Por favor...shhshh...no llores...hola...soy tu mami Yulia...eres divina....-
-Acaso lloras?-
-Si...es el día más feliz de mi vida...-
-Y el mió también-
-Bienvenida al mundo, Sophia-
Yulia noto que en su cabecita se asomaban mechoncitos rojos, sonrió de solo pensar que su hija seria una pelirroja igual que su madre. Pero entonces cayó en la cuenta. Y muy en el fondo una preocupación llego a su cabeza. Tal vez, en algún lugar del mundo exista alguien como ella, alguien que le guste obsesionarse, y peor aun. Alguien, que como ella años atrás, ahora tenga una obsesión por el rojo cabello de su hija.

FIN
avatar
Annie
Dangerous And Moving Fan
Dangerous And Moving Fan

Cantidad de envíos : 206
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por NiiiieLa el Vie Oct 24, 2008 7:35 pm

What a Face Dios!!
un clasico de clasicos es OPR lejos el mejor fic

Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven para el fik xxd
avatar
NiiiieLa
инвалиды Fan
инвалиды Fan

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 24/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obsesion por el rojo por ranaverde87

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.